La web Kioskofree entrevista a El Ninho Naranja

Si hay una cosa que debemos reconocerle a Vic FS (webmaster de El Ninho Naranja) es que se lo está currando a base de bien para logar que nos pasen material de promoción, del tipo DVD’s, cómics, pases de prensa o de preestreno… y de paso, que el blog se vaya haciendo un hueco en este concurso de popularidad que es la blogosfera.

En ese sentido, El Ninho Naranja forma parte de las publicaciones indexadas por Kioskofree desde hace algún tiempo. Kioskofree es un agregador de contenidos (¿os acordáis de cuando se hablaba de que en la red desaparecerían los intermediarios?), pero no de artículos sino de publicaciones enteras, un poco al estilo de Orbyt o Kiosko y más, pero basado en un modelo gratuito, y cuenta con el respaldo de PR Noticias, con quienes comparten redacción. Además, se orienta a las publicaciones digitales nativas, es decir, las que nacieron online y no tienen equivalente en papel.

Pues bien, además de tener a El Ninho Naranja dentro de su catálogo de publicaciones, también nos llamaron para hacernos una entrevista dentro de su sección “Emprendedores digitales“, sin ser nosotros nada de eso 🙂 Quedamos impresionados no sólo por sus oficionas y su ambiente de trabajo sino también por la hospitalidad de nuestra anfitriona Raquel Gago, y durante nuestra visita nos sentimos un blog importante y todo.

Eso sí, El Ninho Naranja está formado por muchos colaboradores, que por diferentes motivos (entre otros la distancia geográfica) no pudieron asistir. Sirva nuestra presencia para recordarles a todos ellos.

Sobre la entrevista de Buenafuente a la ministra Sinde

Hace un par de días, Ángeles González-Sinde acudió al plató de Buenafuente para ser entrevistada a propósito de esa ley infame que ha impulsado y que lleva su nombre, y de la que han corrido ríos de tinta… electrónica. La primera impresión que tuve fue que la entrevista resultó muy aburrida. Tanto, que no la seguí del todo (la vi en La Sexta 2 y me pilló cenando) y he tenido que volverla a ver para poder opinar con conocimiento. No soy muy dado a lanzarme al teclado a opinar nada más ha tenido lugar el suceso que sea. Prefiero dejar que las cosas reposen y si mis impresiones permanecen y encuentro argumentos para sustentarlas, me decido a comentar. Por eso, esta entrada parecerá que llega muy tarde, sobre todo después de la marabunta que se montó en Twitter, que a este paso corre el peligro de convertirse en un nuevo Forocoches.

Vaya por delante que Andreu Buenafuente me parece un profesional cojonudo, al igual que Berto Romero (que aunque no tuvo nada que ver con la entrevista ha recibido algunas hostiejas de rebote). Obviamente no siempre me gusta todo lo que sale en el programa, pero es uno de los mejores shows que hay ahora en televisión. De hecho, me gusta más el tono que tiene ahora que cuando salían los actores de El Terrat a hacer el canelo (no tengo nada en contra de Silvia Abril, pero el personaje de la niña de Shrek me pone de los nervios).

La entrevista estuvo aburrida y a ratos bastante floja. Y el problema no fue de Buenafuente, sino de su invitada. Invitar a un político es lo que tiene, y más cuando vienen a hablar de política. Todo lo que le digas lo va a llevar a su terreno. Gallardón es un maestro en eso. Por cierto, una entrevista de Buenafuente a Gallardón seguro que daría mucho juego… pero me estoy desviando. En el caso de la ministra Sinde la cosa es aún peor. Porque si hay algo peor que un político es un político advenedizo. Los políticos son gente que sin dedicarse a nada en concreto tienen que hacer como que son maestros de todo (un Ministro de Sanidad no tiene que ser médico). Pero esa es su labor. Irónicamente, cuando un político proviene del ejercicio profesional de su campo, es aún peor, como es el caso de una Ministra de Cultura que proviene de una industria cultural.

La Sinde, para colmo, jugó a dos bandas. Al principio ejerció de guionista, y quiso equipararse a Buenafuente en plan cómico, soltando algún chiste sobre él y David Letterman (qué manía tienen los políticos de ir en plan humoristas, es la única vez que no tienen ni puñetera gracia). Para colmo, la ministra soltó una perla para enmarcar: “Soy una ministra y los ministros tenemos que decir la verdad”. En ese momento, supe que la entrevista no iba a valer gran cosa.

Buenafuente, en cambio, empezó bien. Hizo un chiste sobre el parecido de Enrique González Macho con Francis Ford Coppola, calificando al primero de copia pirata del segundo. Esa ironía, ese humor sutil y bastante blanco pero acertado, es lo que me hubiera gustado ver más a menudo. Pero a partir de ahí nada de nada. La ministra se limitó a repetir su discurso y a intentar convencer al personal de lo importante que era su ley y lo buena que iba a ser para todos.

En el fondo Buenafuente estuvo acertado. Intentó profundizar más allá de lo que se dice siempre sobre estas cosas. Pero como digo, González-Sinde es política, y a cada pregunta soltaba su pieza de discurso, que parecía traer aprendido de casa, sin importarle el matiz de la pregunta. Ocupando el cargo que ocupa, y siendo la cadena que es, no faltó gente que hablaba de entrevista pactada, trato de favor, lavado de imagen, etcétera. Yo también lo he pensado, aunque es cierto que dentro de la afinidad La Sexta-PSOE, en el tema descargas y Ley Sinde los de Mediapro no han cantado las alabanzas del Gobierno precisamente.

Hay muchas cosas que se pueden objetar de la entrevista, pero en su mayoría son relativas al discurso de la entrevistada, que pretendía hacer creer que de no ser por la Ley Sinde no habría oportunidades de distribuir cine y música (de forma legal y todo lo que tu quieras) a través de internet. Rebatir todos los argumentos daría para muchas entradas. De entre todo lo que dijo, solo dejaré dos apuntes:

  • No es lo mismo la cultura que la producción cultural. Equipararlas demuestra que se tiene en mente un criterio económico por delante del puramente cultural y social.
  • Hay muchas más formas de financiación aparte de pagar a tocateja por cada contenido. El discurso de la industria parece entender que si no es de esa forma no es legal.

Buenafuente no pudo hacer gran cosa con una entrevistada así. Buscó la cara amable y le dio la oportunidad de explicar sus argumentos, del mismo modo que en su momento trajo a David Bravo (aunque esa entrevista la hizo Berto Romero porque Andreu no pudo presentar el programa). En ese sentido, la acción de Buenafuente (dejar que todos expongan su punto de vista) es digna de alabanza, aunque en este caso lo que dijo esa señora me lo conociera de memoria. La entrevista fue amable, como digo. Podría haber tirado más de ironía y retranca, pero aparte de eso no se le puede pedir a un late night de humor una entrevista como si fuera un debate político. Buenafuente no es Ana Pastor, aunque mira por donde, bien valdría la pena pagar por ver una entrevista de Ana Pastor a González-Sinde. Quizá sí que se le podría haber pedido que fuera más incisivo. Podría haberle dicho a la ministra lo mismo que le dijo Berto a David Bravo: “mi disco duro echa humo” (se entiende que si hubiera estado Buenafuente, le habría dicho lo mismo o algo muy parecido). Comparando las dos entrevistas puede parecer que los guionistas aplican eso del doblepensar.

Con todo, Buenafuente fue listo y jugó bien sus cartas, por ejemplo anticipándose a esa demanda de sangre que querían sus seguidores de Twitter. Simplemente, se nota que con algunos invitados tiene más sintonía que con otros, y con Ángeles González-Sinde es difícil tener sintonía. Pasó algo parecido cuando trajo a la gente de Malviviendo (precisamente a petición de los internautas), que se notaba que no los conocía tanto como a otros invitados. Pero insisto, se notan las tablas y la calidad de Buenafuente. Que yo entrevisté a David Saiz par el blog y ya quisiera haberle hecho una entrevista la mitad de la mitad de buena que la que les hizo él en su programa.

A la ministra Sinde sólo me queda aconsejarle una cosa. Los niños tienen cierta sabiduría de la que conviene hacer caso. Escuche usted a su hija (“Mamá, desapúntate de ministra”).

Copiad, copiad, malditos

Os presento aquí la web ¡Copiad, malditos! (derechos de autor en la era digital). Se trata del site que han montado en torno a un documental del mismo título coproducido entre elegantmobfilms y TVE. El documental, del que seguro que daré cuenta en este blog, se emitirá el próximo domingo 17 de abril (Domingo de Ramos) a las 22:00 en La 2.

Por lo pronto, en la web podéis encontrar un montón de información sobre este proyecto, como la sinopsis del documental, ficha técnica, entrevistas, etcétera. Una vez se emita el documental, también podréis verlo allí y descargarlo sin ningún problema, ya que todo el trabajo está bajo licencia Creative Commons.

Os recomiendo especialmente el apartado de entrevistas, donde podréis encontrar charlas con gente vinculada a la cultura y los derechos de autor desde muchas caras de este complejo prisma. Desde Enrique Loras, director general de SGAE, hasta Richard Stallman, padre del software libre (y todo un personaje, por lo que pude ver en la entrevista que le hicieron en Baquia TV), pasando por Ignacio Escolar, Lutz Emmerich (Spotify Spain) y los ya “clásicos” Javier de la Cueva y David Bravo.

Os dejo la entrevista con David Bravo. Es un poco larga (77 minutazos) pero no se hace pesada. Muchas de las cosas que se dicen os sonarán si sois seguidores de ese abogado saleroso (como lo llamaba Carlos Otto), pero hay partes muy interesantes, sobre todo al final, como los diferentes derechos de autor que genera una obra (eso está al principio) o las diferencias entre entidades de gestión.

Que la disfrutéis.

Charlando con Pedro Jorge Romero

Tenía la sección de podcast casi descartada. Había sido una tentativa cuando inicié el blog, pero por diversas razones la había dejado aparcada indefinidamente. Sin embargo, la idea de realizar otra entrevista más resurgió en el EBE10, al coincidir con Pedro Jorge Romero, asistir a su charla sobre el enigma de si hay vida después de LOST y conversar con él en los pasillos del hotel tras su intervención. No he visto un sólo capítulo de la serie (y Dios sabe que en mi interior una parte se alegró ante el fiasco general de la audiencia con ese último capítulo infame), pero aún así las cuestiones y curiosidades que me surgieron eran tantas que bien merecían trasladarse a una entrevista telefónica, que hoy por fin os presento aquí.

Pedro Jorge Romero es conocido por más de una faceta, así que resulta algo difícil presentarlo. Entre otras cosas, es licenciado en Física, programador informático y está vinculado al mundo de la ciencia ficción en diversos niveles. Ha traducido multitud de novelas del género, de entre las que destacan las de Neal Stephenson (desde La era del diamante, de 1997, es su “traductor oficial”), aunque no son las únicas. La luna y el sol, de Vonda N. McIntyre (que está en mi lista de deseos) o Ender en el exilio, de la saga de novelas sobre Ender, son otros ejemplos de sus traducciones. No sólo ha ejercido como traductor, sino que ha escrito novelas y relatos dentro del género, solo o en colaboración. También estuvo al frente (junto con otros colaboradores) del fanzine BEM, y es creador y administrador de El archivo de Nessus.

Su bitácora fue galardonada como mejor blog personal en la edición de 2006 de los premios 20 blogs. En ella ha estado realizando un extenso análisis de la última temporada de la serie LOST, y como digo, habló sobre las serie en el EBE10. Durante media hora, estuve charlando con Pedro sobre algunos aspectos de la serie, como su presencia masiva en la red. En la segunda mitad de la entrevista, hablamos de Neal Stephenson, con el que coincidió en los premios de la UPC de Ciencia Ficción de 2009, un autor muy destacable, y del que comentamos sus rasgos más llamativos como escritor y como persona.

Espero que disfrutéis con la entrevista. Como siempre, parezco demasiado serio. Pero tranquilos, que no me como a nadie.

El Tahúr con Pedro Jorge Romero

En el Evento Blog España 2010

Podéis descargar la entrevista aquí. (Botón derecho -> Guardar enlace como)

Felicidades, Espido

En mayo de 2008 tuve el honor y el placer de entrevistar a Espido Freire. Fue el hito más importante hasta la fecha del programa de radio que hacía junto a un amigo. La posibilidad de la entrevista surgió un poco por casualidad, ya que la empresa E+F tenía conocimiento de un primer programa que le habíamos dedicado a una novela de Espido, Melocotones helados. Cuando me enviaron información sobre el nuevo ensayo que iba a salir a la venta, aproveché la oportunidad. Eso convirtió a Espido en una de nuestras madrinas (junto con Victoria Francés), y en la única autora que ha repetido sección en el programa.

La entrevista duró algo más de media hora y en su momento ya me deshice en elogios sobre lo atenta y encantadora que fue Espido, que por entonces tenía una agenda de lo más apretada. El siguiente fin de semana me fui a Villanueva de los Infantes para grabar el programa, el jueves 29 se emitió por la radio, y por primera vez, lo estrené simultáneamente en la web.

Aquel mismo verano decidimos terminar el programa, con la intención de hacerlo exclusivamente para la web. Sin embargo, la distancia y los compromisos que teníamos mi compañero de radio y yo hicieron imposible continuar con el proyecto. En su lugar, fundé este blog. Irónicamente, la mejor forma de que conozcais la trayectoria del programa es escuchar la última emisión.

Momentos como la entrevista a Espido Freire, esa ilusión al preparar las preguntas, el rato que estuve hablando con ella, la grabación del programa, las peripecias a los mandos de control para pasar el audio de la entrevista, etcétera, son esas cosas que me llenaban a la hora de hacer un programa, y las que más echo de menos. Quién sabe, tal vez a la vuelta del verano recupere los podcast y las entrevistas, que tenían su aquél.

Por lo pronto, hoy es el cumpleaños de Espido Freire, y desde el blog quisiera enviarle mis felicitaciones y mis mejores deseos para los próximos 365 días. Mucha suerte con la empresa y con tus futuros libros. Te lo mereces.

Espido Freire firmándome su libro "Mileuristas" tras la entrevista

Espido Freire firmándome su libro "Mileuristas" tras la entrevista

El tahúr entrevista a David Sainz (malviviendo)

Los personajes de Malviviendo, al estilo Simpson

Así de escueto y conciso es el titular del post de hoy. A pesar de mis dudas sobre establecer los podcast como sección habitual del blog, me decidí a hacer una segunda excepción. Al otro lado del teléfono (o mejor dicho del Skype), estuvo David Sainz, director, guionista y protagonista de la serie malviviendo.

David pudo hacerme un hueco ayer, a pesar de que en su productora, Diffferent Entertaiment, están colapsados de trabajo intentando dejar un par de asuntos finiquitados antes de fin de año. Fue una charla amena y tranquila en la que durante unos quince minutos comentamos algunos de los aspectos más relevantes de esta serie que ha supuesto un rotundo éxito de público desde su estreno, y que les ha valido alguna que otra alegría como el Premio Bitácoras 2009 al mejor videoblog, que recogieron el pasado mes de noviembre durante la celebración del EBE en Sevilla.

Malviviendo surgió como una iniciativa de unos pocos amigos, que ante la dificultad de hacerse un hueco en el panorama audiovisual (algo aún más difícil fuera de Madrid o Barcelona) decidieron probar una alternativa diferente a través de internet para poder ir haciendo currículum. La modestia en el presupuesto de cada capítulo se compensa con unos guiones enrevesados, gamberros y plagados de guiños y homenajes, además de una factura técnica sorprendente en una serie que se supone amateur. Aunque en su página se pueden hacer donaciones por Pay-Pal, y se vende un poco de merchandising de la serie, malviviendo a día de hoy sigue teniendo una rentabilidad discreta a pesar de su enorme popularidad. Los ingresos los invierten exclusivamente en los gastos de producción del capítulo. En cuanto a la inserción de publicidad directa en los capítulos, las cosas no siempre salen bien, como les ocurrió con el caso de Tengo Entradas. La polémica desató un gran revuelo en la red. Cada parte ofreció su versión, pero al final las cosas se solucionaron. De este incidente, David sacaba dos conclusiones: que fue porque ninguno teníamos mucha idea, y que los trapos se lavan en casa antes de airearlos por ahí.

La primera temporada de malviviendo está llegando a su fin. El equipo rueda ahora los dos últimos capítulos, que conformarán un episodio doble y que cerrará muchas tramas abiertas. Aún no saben si estrenarlo en dos entregas, en cuyo caso podríamos ver la primera en enero con un continuará, o colgar el doble episodio de golpe, para lo que habría que esperar a febrero. Después de esto, tocará dejar descansar la serie y pensar bien en los resultados para ver qué va a pasar después. Llevar la serie a la televisión no parece muy factible, ya que el espíritu gamberro de el negro, el zurdo, el kaki y el postilla no es fácil de trasladar a una televisión en abierto (al menos sin que haya retoques). Además, aunque la pequeña pantalla es tentadora, el equipo comenzó la serie con las miras puestas en la pantalla grande.

Respecto a mí, también me pondré a pensar qué hago con los podcast. Para convertirlo en una sección habitual tendría que mejorar muchas cosas. No hablo de mi voz nasal, que eso no tiene remedio (aunque podría intentar parecer menos serio). Me hace falta mejorar un par de cosas de software y equipo, pero sobre todo una conexión decente, algo improbable cuando dependes de wi-fi. Como siempre, mis disculpas por el sonido (aunque se oye mejor que la entrevista a Trancas y Barrancas). Os dejo varios enlaces para descargar, por si falla alguno, y con diferentes grados de accesibilidad.

Descargar programa (botón derecho)

Trancas y Barrancas. Confesiones bajo la mesa.

AVISO: Debido al cierre de Megaupload, servicio donde se alojaban los contenidos de audio, los podcast no están disponibles. En breve se pondrán a disposición en un servidor alternativo. Disculpen las molestias.

La semana pasada, los astros se alinearon para intentar que no pudiese entrevistar a Juan y Damián, más conocidos por ser las voces de Trancas y Barrancas, con motivo de su reciente actuación en el Festival Mundo Idiota. Pero finalmente, la entrevista se llevó a cabo tal y como os prometí.

En la entrevista hablamos un poco de todo, no sólo de su grupo El hombre linterna, que ha sacado recientemente un disco titulado Cartoon Rock, sino también de sus andanzas en El hormiguero poniendo las voces de las dos entrañables hormigas. Incluso el propio Pablo Motos aprovechó para saludar. En resumen, un cuarto de hora de risas que merece la pena oír. Aunque a los chicos no pareció quedarles muy claro qué es eso de un podcast.

La verdad es que no esperaba tener una sección de podcast en este blog, pero la entrevista era una oportunidad que no se podía desaprovechar y merecía la pena hacer una excepción. Si al final acabo haciendo una sección fija de entrevistas, el tiempo lo dirá. Por el momento, no os acostumbréis.

He editado el audio de la entrevista para igualar el volumen de voz. Al tratarse de una entrevista vía Skype a dos (a través de un manos libres) la calidad de sonido no es tan alta como yo quisiera. Con todo, se oye bastante bien.

Espero que la disfrutéis, y sobre todo que la compartáis. Os dejo varios enlaces de descarga por si alguno falla. Y si no, dejad un comentario y lo soluciono.

Trancas y Barrancas

Descargar entrevista (botón derecho)