Neal Stephenson, el escritor friki

Neal Stephenson en una firma de librosLa primera ver que oí hablar de Neal Stephenson fue durante unas jornadas de rol y fantasía, en una charla a cargo de Cels Piñol y Ricard Ibánez. En algún momento del coloquio, Piñol mencionó un libro de este autor, el Criptonomicón, que recomendaba con entusiasmo. El título, tan sugerente, se me quedó grabado a fuego, y no tardé mucho en ir a buscarlo a las librerías. Compré la primera de las tres partes de la novela. Al empezar a leerla, comprendí que no se trataba de una trilogía, sino que era una sola novela editada en tres libros. Eso fue a mediados de 2005. Desde entonces, se ha convertido en uno de los pocos autores cuya obra sigo con cierta regularidad. Por algo será.

Encuadrar a Neal Stephenson en un género de novela es imposible. O un error. La era del diamante (1995) nada en las aguas de la ciencia ficción. Snowcrash (1992) y el Criptonomicón (1999) podrían calificarse más como ciberpunk. El Ciclo Barroco, por su parte, es una trilogía (en castellano, cada novela se ha editado en 2 ó 3 tomos por razones de extensión) que transcurre a finales del siglo XVII y principios del XVIII, pero que es tratada con los códigos del género de la ciencia-ficción y se convierte en una especie de “ficción histórica especulativa”.

Desde luego, Neal Stephenson es un escritor muy friki (o quizás, muy geek). Pero el tratamiento que le da a sus novelas hacen que sea difícil encasillarlo como un escritor de ciencia ficción o ciberpunk. Las novelas de Stephenson se convierten en un largo paseo narrativo donde lo importante no es llegar al final, sino disfrutar del camino. Las tramas y situaciones del argumento sirven de excusa para tratar temas como la criptografía, las finanzas, la filosofía o la religión. No tiene prisa en concluir las tramas, algo fácil de entender cuando uno ve la titánica extensión de sus novelas. Se regodea en detalles que perfectamente podrían excluirse de sus libros pero que precisamente constituyen el mayor encanto de su narrativa. Así, en el Criptonomicón hay una escena que explica la forma perfecta de comer cereales con leche, técnica que ha desarrollado el protagonista y la aplica con la solemnidad de un ritual religioso mientras ve un curso de baile en vídeo.

Las páginas destilan un gran sentido del humor, muy irónico y sutil, y un tanto perverso. También es frecuente que recurra a figuras históricas (desde Sir Isaac Newton a Alan Turing) que incluye en las historias e interactúan con los personajes principales. Sorprende ver el vasto despliegue de conocimiento que suponen sus novelas: científico, económico, tecnológico, filosófico, sociológico y geográfico (que ve más allá de ese cosmopolitismo snob del que hacen gala muchos best-sellers actuales). Un conocimiento que usa para construir un mundo propio en sus libros, como ocurre en El Ciclo Barroco. Mientras que, por poner un ejemplo obvio, la saga del Capitán Alatriste de Pérez Reverte (otra gran lectura) nos muestran una sociedad distinta a la nuestra y la explica a los ojos actuales, el Ciclo Barroco de Stephenson (que transcurre en unos años no muy distantes a los de la saga del capitán) nos presenta una realidad mucho más cercana, donde las intrigas, el sexo y las infecciones venéreas están a la orden del día. Y ese siglo XVII, que se parece tanto al presente, no chirría, no queda extraño; sigue siendo el siglo XVII, tan real como el de Alatriste.

En definitiva, un autor inclasificable pero tremendamente divertido e interesante, que se ha ganado a pulso el favor de los lectores y de la crítica, aunque sus sagas (que se venden y muy bien) no le hagan sombra a las sagas de niños magos, vampiros sensibleros, o títulos increíblemente largos. Claro, como llevar sus novelas al cine es imposible… (se estaba preparando una adaptación de Snowcrash, pero no sé cómo va el proyecto). No espero que le guste a todo el mundo, pero desde luego es una opción más que recomendabe.

Imagen: Neal Stephenson signs, por wasoxygen. Licenciada bajo CC-BY-2.0

3 pensamientos en “Neal Stephenson, el escritor friki

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Mis amigos y yo estamos desesperados buscando un regalo para un amigo (shhh, que no se entere) y ahora que he leido este post, creo que este hombre escribe justo el tipo de libros que a el le gustan, y con toda seguridad que no lo conoce. Asi que me pasaré por el Fnac a ver si encuentro alguno y a una mala creo que sería una buena solución. Me apunto el nombre.

    Un besooo!!

    • Voy a tener que empezar a cobrarles comisión a un par de escritores (a Stephenson, a Haruki Murakami y a algún otro), porque he hablado de ellos y la gente se va a por sus libros, jeje.

      Me alegro de que mis artículos sean útiles de alguna forma. Eso sí, mira en la wikipedia la bibliografía del autor porque muchos libros suyos aquí se editan en varios tomos. Azogue está editado siguiendo los tres libros internos que tiene esa novela y a lo mejor tiene un pase leer sólo uno (no lo recomiendo), pero el Criptonomicón está dividido “a capón” y es una putada quedarse a medias. En Fnac (al menos en Madrid) es fácil encontrar sus novelas en la sección de ciencia ficción. Algunas ediciones de bolsillo son muy baratas, por lo que aunque tengáis que comprar 3 libros no os saldrá por un pico.

      Encantado de ser de utilidad. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s