Leyendas urbanas de los 90

Aunque en los años 90 ya existía Internet (y la Web), la red de redes aún se usaba de forma masiva. Pero a pesar de no existir las redes sociales y de que el correo electrónico era una extravagancia al alcance de unos pocos, los rumores se extendían como la pólvora aunque no fueran ciertos.  Y es que como dijo Ángel Martín, una leyenda urbana es algo que cuenta un borracho y se cree un gilipollas.

Repasando algunas de estas leyendas urbanas, he caído en que todas son de la década de los 90. Puede que algunas ya circulasen antes, pero yo las conocí en esos años. Seguro que todas os suenan o conocéis variantes.

Caramelos con droga

Este mito urbano es el más antiguo de la lista, y es muy posible que algún lector ya lo conociese en los 80. En pocas palabras, este rumor alertaba la presencia de camellos en las proximidades de los colegios, que captaban nuevos clientes regalando “muestras gratis” en los caramelos.

Si diseccionamos esta leyenda, es fácil entender cómo pudo surgir. La adicción a la heroína fue uno de los grandes problemas sociales durante los 80. No habría que descartar algún caso de trapicheo en un colegio que alimentase el rumor. La preocupación por la infancia hizo el resto.

Pocholo

Él sí encontró al de los caramelos ¡Y no dejó ni uno!

Yo me pasé la mitad de la EGB buscando a ése que regalaba caramelos, pero nada. Como curiosidad sociológica, fijaos en que se hablaba de caramelos con droga, en singular. “Droga” funcionaba como concepto, como algo terriblemente malo, sin entrar en detalles. Años más tarde, conforme la sociedad se familiarizó con la “droga”, otras leyendas ya hablan de sustancias concretas.

Este rumor circulaba como leyenda urbana propiamente dicha, como “algo que se contaba por ahí” más que como un suceso de un sitio en concreto. Eso sí, seguro que en vuestro colegio circuló un rumor de algo que pasó o estaba pasando justo allí.

Los alimentos que provocan cáncer

El cáncer tampoco fue un invento de los 90. Pero en la primera mitad de esta década ganó bastante visibilidad junto con otra enfermedad, el SIDA (cuyo primer caso documentado databa de los 80). Y como con la “droga”, el “cáncer” actuaba más como concepto abstracto: una enfermedad incurable que suponía una sentencia de muerte. No hacía falta especificar qué tipo de cáncer era, bastaba con nombrarlo.

Esta leyenda tuvo una circulación difusa. Más que centrarse en un alimento en concreto, era algo que se comentaba de cualquier comestible que generase desconfianza. Por ejemplo, yo lo escuché de los flashes (o poloflases, el nombre variaba), esos helados para pobres. En concreto, lo que provocaba cáncer era el envoltorio de plástico en el que venían, y que teníamos que abrir con los dientes.

Rana Poloflash

La evolución del pez de 3 ojos de Los Simpson

Lo cierto es que esta leyenda urbana no está muerta del todo. Determinados alimentos siguen en el punto de mira por ser perjudiciales para la salud (uno de los ejemplos típicos son los transgénicos). Y la amenaza del cáncer sigue causando estragos. Ahí tienen a los de los móviles y las redes wi-fi.

Marilyn Manson era el amigo feo de Aquellos Maravillosos Años

A partir de aquí las leyendas tienen un componente mediático. Son más concretas, se centran en un personaje o programa determinados. Y también más fáciles de desmentir.

El cantante Marilyn Manson fue objeto de multitud de rumores acerca de su persona a mediados de los 90, cuando éxitos como The bautiful people le hicieron mundialmente famoso. De hecho protagoniza dos de las historias de este artículo.

La primera de ellas es la que afirmaba que Marilyn Manson era Paul, el mejor amigo del protegonista de la serie The Wonder Years (en España: Aquellos Maravillosos Años), el amigo del protagonista. La serie estaba protagonizada por Fred Savage, que interpretaba a Kevin. Paul Pfeiffer era el amigo geek de Kevin. Alguien encontró un “parecido razonable” entre el chico y Manson y… ahí lo tienen.

paul-manson

El presunto parecido razonable

A pesar del supuesto parecido, son dos personas distintas. El verdadero nombre de Marilyn Manson es Brian Warner, mientras que el actor de The Wonder Years se llama Josh Saviano. La diferencia de edad entre ambos es de 7 años, que no es mucha. Pero The Wonder Years duró en antena hasta 1993, y por entonces la banda ya estaba en activo y empezaba a captar la atención de su futuro productor.

Esta leyenda urbana no es exclusiva de España. El propio Saviano recibió e-mails preguntándole si era cierto que se había convertido en Marilyn Manson, cosa que no le disgustaba en absoluto sino al contrario. Yo también preferiría ser confundido con una estrella del rock a que me recordasen como el panoli de una serie.

Marilyn Manson se quitó dos costillas para…

Seguimos con Marilyn Manson. De todas las leyedas que han rodeado al cantante, ésta es quizá la más conocida, y desde luego la más sonada. Afirmaba que Manson se había operado para quitarse las costillas flotantes. El objetivo de esta operación era el de ganar flexibilidad y poder hacerse autofelaciones.

Ron Jeremy

“¿Te has quitado las costillas? Aficionado…”

Este rumor ha sido desmentido en varias ocasiones por el cantante, como otros tantos que circulan. Pero cuando una banda proyecta una imagen transgresora y oscura, este tipo de leyendas suelen aparecer y a la vez alimentan la imagen de la banda. Así que al fin y al cabo, todo era publicidad gratuita para Marilyn Manson.

Ricky Martin y la mermelada

La última leyenda urbana gira en torno al programa Sorpresa, sorpresa, presentado por Isabel Gemio, y data de finales de 1998 o principios de 1999. La historia era más o menos como sigue:

El cantante Ricky Martin iba a darle a una sorpresa a una de sus fans. Para ello, había ido a su casa antes de que llegase la chica, y se escondió en un armario a esperarla, para salir y sorprenderla. (En efecto, Ricky Martin salió del armario, y no fue una sorpresa para nadie, pero eso es otra historia). La niña, de unos 12 ó 13 años, llegó a su casa, y al pensar que estaba sola, fue al frigorífico, cogió un bote de mermelada y se untó con ella sus partes pudendas. Después, dejó que su perro se diese un festín.

(Tenéis una versión algo más detallada aquí)

Ricky

Diversión asegurada

Lo fascinante de esta leyenda urbana eran sus variantes. Dependiendo del sitio donde la escuchases, la niña tenía entre 11 y 13 años: cuanto más al sur, más joven era. El denominador común era que se trataba de una chica que acababa de llegar a la pubertad, de ahí que en Andalucía tuviese 11 años y en Galicia, 13 (el clima cálido hace que las chicas se desarrollen antes). También había discrepancias en torno al comestible utilizado. El más frecuente era la mermelada, pero también se especuló con Nocilla.

Nadie vio el progama, pero todos tenían un amigo que conocía a alguien que lo vio… como con los audímetros. Evidentemente, nunca hubo imágenes en los programas de zapping, aunque fuesen censuradas, ni lo subieron a Youtube.

———

¿Y vosotros? ¿Recordáis alguna otra leyenda urbana? ¿Cómo os enterasteis de las que aparecen en este artículo? Dejad vuestras opiniones y anécdotas en los comentarios.

Sección ‘Penúltima hora’ en El Ninho Naranja

Malos tiempos para la lírica. Tanto un servidor como el webmaster de El Ninho Naranja (no, no somos el mismo) andamos escasos de tiempo para publicar nuevos contenidos. Eso sí, en la web del Ninho han tenido la brillante idea de incluir una pequeña sección con noticias breves, a la que han bautizado como ‘Penúltima hora‘. En ella, se reseñan de forma breve (un par de párrafos cortos) noticias de cierta actualidad: conciertos, tráilers de futuros estrenos, etcétera.

Las noticias de ‘Penúltima hora’ aparecen en la marquesina que hay bajo las secciones, desplazándose como los titulares en los canales de noticias. Como se mencionan temas actuales y aparecerán con más frecuencia que las entradas largas, no invadirán la homepage.

Ya tengo mi primera colaboración en la sección: el tráiler de la secuela de ‘Thor’. Y tranquilos, que no voy a incluir una entrada aquí cada vez que ponga una noticia breve 🙂

Vuelve Black Mirror, y lo comentamos en El Ninho Naranja

El año pasado, escribí una reseña de la serie británica ‘Black Mirror’ para mis amigos de El Ninho Naranja. La miniserie de tres capítulos había causado un gran impacto entre el público, y la viralidad de Internet hizo que muchos la viésemos varios meses antes de su emisión en España.

Ya que se trata de una miniserie y no de una serie regular, su emisión tampoco está atada a las exigencias habituales de la programación. Los tres nuevos episodios que conforman la segunda temporada fueron televisados en febrero de este año en el Reino Unido, casi año y medio después de la primera triada.

Era inevitable que me encargase de comentar esta nueva temporada, así que ya tenéis disponible la entrada en El Ninho Naranja. Aunque estos nuevos episodios no tienen el mismo efecto que tuvieron los primeros, su visionado es prácticamente obligado. Podéis leer el artículo original pinchando en la imagen.

Black Mirror, temporada 2

Click para leer el artículo

La web Tus Series vuelve a abrir bajo el nombre Grupo TS

NOTA: este artículo es sólo de carácter informativo. No tengo ninguna relación con el staff del GrupoTS ni soy parte del equipo técnico. Muchos comentarios se refieren a problemas a la hora de entrar en la página, pero insisto, esto no es ninguna tutorial ni post de ayuda. Agradezco enormemente todos vuestros mensajes, pero las dudas técnicas están fuera de lugar. Muchas gracias.

El pasado 19 de marzo, el foro Tus Series echaba el cierre después de que su principal administradora recibiera una notificación del Ministerio de Cultura. A estas alturas de la película creo que cada uno tendrá su opinión sobre el asunto: que si la Ley Sinde por aquí, que si la nueva Ley La Salle, que si Tus Series no tenía publicidad y se financiaba con las donaciones de sus usuarios, etcétera. El caso es que la administradora decidió no embarcarse en una batalla legal y el foro se clausuró.

La noticia me afectó en el sentido de que tusseries.com era mi web de cabecera para buscar y descargar series. Efectivamente, existen más sitios, pero en Tus Series había un enorme catálogo, los rippeos tenían muy buena calidad (incluyendo formatos en alta definición para las novedades), muchas series se ofrecían en versión original o con dos canales de audio, e incluso había equipos de subtituladores. Y todo eso sin tener que jugar a la lotería cada vez que hay que pinchar en el enlace para descargar el archivo ni sufrir la pesadilla de que aparezcan 20 pop-up’s con cada click.

Es cierto que Tus Series ofrecía mayoritariamente enlaces a eMule, y en ocasiones a Torrent (era muy raro encontrar series en descarga directa), pero soy más afín a la filosofía de compartir que a la de tenerlo todo en el instante. Y donde realmente se comparten los contenidos es en las redes peer to peer, no en los chiringuitos de descarga directa por mucho que se nutran de los aportes de los usuarios y les recompensen por ello.

Con esta situación, para mí (y supongo que para mucha gente) fue una grata noticia enterarme de que Tus Series volvía a estar en activo, esta vez bajo el nombre de Grupo TS, gracias al esfuerzo de una parte del anterior staff del portal. Se mantienen todos los contenidos del antiguo foro, y sus usuarios ni siquiera tienen que abrir una cuenta nueva, ya que pueden entrar con su antiguo nombre de usuario y clave. Sólo ha cambiado el diseño, y hay algunas novedades como la reputación de los usuarios.

En su día, inauguré este blog con un post sobre las razones por las que descargo series (no películas o canciones, sino series) de Internet. Sólo se respeta medianamente la emisión de las nuevas temporadas, aunque después se emiten sin ton ni son capítulos antiguos para rellenar parrilla. Es algo que vieron que funcionaba con Expediente X en los 90 y desde entonces no lo han cambiado.Así que mientras sigan emitiendo mis series favoritas en bloques de 3 ó 4 capítulos sin respetar el orden de los episodios, o mientras tenga que sufrir intermedios a machete debido a la estrategia de las cadenas de emitir la misma publicidad en todos sus canales, seguiré utilizando este tipo de páginas.

Anuncios hostiables: a tomar Fanta. Sí, eso mismo.

A los de Fanta se les ha ido completamente la pinza. Se han emborrachado de un éxito que nunca tuvieron. El verano pasado lanzaron una campaña con el sloganMándalos a tomar Fanta”, expresión que pretendía sustituir al mucho más saludable “vete a tomar por el culo” o del escueto pero contundente “váyase a la mierda“. Aunque los niños del coro eran un poco repelentes, las situaciones eran lugares comunes que funcionaban bastante bien. Eso sí, ya les vale criticar la típica situación de pagafantismo. ¡Doble moral, hoygan!

Después de un par de spots aprovechando el tirón de esa campaña, hace poco ha salido una nueva en la que se mantiene el slogan “A tomar Fanta”, pero que renueva canción y estilo. Esta vez han decidido darle más protagonismo a los gatetes, a los que han convertido en los integrantes de un grupo heavy. Y a pesar del tono de burla y pretendidamente hortera, se han ganado a pulso entrar en la aclamada categoría de anuncios hostiables.

Aquí tenéis la versión extendida del anuncio. Para que sufráis más y eso. No me queda claro si utilizar el elemento heavy es para acentuar el tono hortera del anuncio (en plan “qué casposos son los jevis”) o si los responsables son fans del género y pensaban que estaban aportando un toque molón al spot. En cualquier caso, la canción es una presunta versión del ‘Winds of Change’ de los Scorpions muy bien disimulada.

El anuncio habla por sí solo. La actuación (ejem) de los gatos se consigue con posturas artificiales y forzadas más algún pequeño truco (aunque mejor eso que hacerlos por ordenador). Las situaciones en las que hay que mandar “a tomar Fanta” están perdiendo fuelle, y sólo se salva alguna como la del que “cuelga [fotos de] pies en el mar”. Además, la letra se entiende fatal, especialmente en la versión reducida para televisión.

En fin, que siguiendo el consejo de la campaña, a los responsables del anuncio habría que mandarles a tomar Fanta. Y no me refiero a que se la beban precisamente.

Recordando Brainscan en El Ninho Naranja

Sobre la película ‘Brainscan’ (John Flynn, 1994) ya hablé el pasado mes de julio en La Parada de los Monstruos, cuando llevé el título a la sección Pantalla Grande, en la que hablamos de películas relacionadas de algún modo con el mundo videojueguil. Sin embargo, me pareció que merecía la pena ser rescatada también para los [RE]Estrenos de El Ninho Naranja, ya que se trata de una película que a pesar de su discreta audiencia, fue un pequeño clásico de videoclub en los 90.

‘Brainscan’, titulada en España ‘Juego Mortal’, es la historia de un chico (Edward Furlong) aficionado al cine de terror y los videojuegos (como el 90% de los que me leéis) que adquiere un misterioso juego que promete experiencias reales como nunca antes habían sido posibles. La tecno-fantasía salpica este slasher destinado al público adolescente.Un producto menor, tal vez, pero bastante entretenido, y con cierto toque nostálgico muy noventero. Y es que hubo vida más allá de los 80.

Podéis leer el artículo completo pinchando en la imagen.

Haz click para leer el artículo

¿Quiéres jugar? Te desafío