5 libros que se publicaron en tomos separados

El soporte condiciona el contenido. Los CD’s tienen capacidad para 72 minutos de música, las cintas de casette podían ser de 60 o 90 minutos, los DVD’s dan para 120 minutos de vídeo más o menos (dependiendo de la resolución o la cantidad de idiomas disponibles), etcétera.

En cambio, los libros han tenido más versatilidad en ese aspecto. Las novelas pueden ir de las 200 a las 1.000 páginas, y el tamaño de la letra y de la propia página permite cierta versatilidad a la hora de editar un tomo. Sin embargo, a veces los textos son demasiado voluminosos y se decide separarlos en varios volúmenes. A continuación os dejo con 5 ejemplos de libros que aun tratándose de una sola obra, se editaron en dos o más tomos. Bueno, mejor dicho, 4+1:

El Señor de los Anillos (J.R.R. Tolkien, 1954-55)

Es quizás el caso más conocido. Tolkien concibió una secuela de El Hobbit que al final alcanzó unas dimensiones (en más de un sentido) inmensas. El profesor siempre concibió El Señor de los Anillos como una única novela. De hecho, su intención era publicar una bilogía no sólo compuesta por la célebre secuela, sino también por la ambiciosa precuela El Silmarilion.

Los editores sólo dieron luz verde a El Señor de los Anillos. Dado el volumen de la obra y la carestía de papel con motivo de la guerra, se decidió publicar la novela en tres tomos, de sobra conocidos, en un intervalo menor de 18 meses: La Comunidad del Anilo (junio 1954), Las Dos Torres (noviembre 1954) y El Retorno del Rey (Octubre 1955). Un año más tarde apareció una nueva edición de El Retorno del Rey que incluía los mapas y apéndices.

Tolkien nunca estuvo muy de acuerdo con esta decisión, ya que daba la impresión de que se trataba de una trilogía y él nunca planteo su obra de ese modo. Las únicas divisiones internas son las de los libros I a VI, de 10 capítulos cada uno, en los que se divide el relato. Sin embargo, la edición en tres volúmenes (e incluso cuatro, siendo el último los apéndices y mapas) se mantiene hoy en día a pesar de que podría publicarse en un solo tomo sin problemas. De hecho, existe una edición así, publicada en 1992 con motivo del centenario del nacimiento de Tolkien.

En España la novela de Tokien llegó a finales de los 70 de la mano de la editorial Minotauro (que aún hoy mantiene los derechos sobre las obras relacionadas con Tolkien). Los tres tomos se publicaron entre 1977 y 1980. En cuanto a El Silmalirion, hubo que esperar a la muerte de su autor (1973) para que su sobrino Christopher Tolkien retomara el proyecto y publicase la precuela en 1977.

Fuentes

La Regenta (Leopoldo Alas “Clarín”, 1884-85)

La primera novela de Clarín se editó en Barcelona en dos tomos a pesar del descontento del autor. No obstante, Leopoldo Alas iba enviando el borrador de cada capítulo conforme lo tenía acabado debido a las prisas del editor, por lo que no pudo revisar el texto final. De haber podido trabajar en mejores condiciones y con menos prisas, habría sido posible la revisión del borrador del texto y tal vez se hubieran acortado determinados pasajes. Con todo, es impresionante el trabajo de Clarín teniendo en cuenta que trabajaba “de memoria” (La Regenta apenas tiene fallos de guión en la trama).

La novela fue objeto de una furibunda oposición por parte de las instituciones bienpensantes de finales del siglo XIX, especialmente de la Iglesia. No fue hasta la segunda mitad del siglo XX cuando empezó a gozar del éxito y del estatus de clásico que hoy tiene. Actualmente se pueden encontrar ediciones de La Regenta en 1 y 2 tomos. Una de las más conocidas es la edición de Cátedra (editorial famosa por el color negro de sus portadas) en dos tomos debido a las abundantes notas a pie de página. Al fin y al cabo, las ediciones de Cátedra están orientadas a estudiantes.

Fuentes

  • La Regenta (prólogo de Ricardo Gullón). Alianza Editorial, 1966, Madrid. 25ª reimpresión, 1995.

Criptonomicón (Neal Stephenson, 1999)

A pesar de la envergadura de las novelas de Neal Stephenson, éstas se publican en un único volumen… en inglés. El problema viene al traducirlas. Los textos escritos en la lengua de Shakespeare aumentan su extensión cuando se convierten al castellano.

Eso es lo que ocurrió con Criptonomicón (del que ya hablé en el blog y posteriormente en El Ninho Naranja). Ediciones B, la editorial responsable de publicar la novela en España, dividió el original norteamericano empleando los mismos “puntos de corte” que habían utilizado nuestros vecinos galos para la edición francesa. Así, en 2002, y con muy pocos meses de intervalo entre ellos, aparecieron Criptonomicón I. El Código Enigma; Criptonomicón II. El Código Pontifex; y Criptonomicón III. El Código Aretusa. Los subtítulos aluden a diferentes códigos que se van empleando a lo largo del libro para codificar mensajes. La novela se conoce en España bajo el título genérico de Criptonomicón y se añade el número del volumen (1, 2 ó 3). La primera edición española del libro fue en la colección NOVA, y posteriormente se mantuvo el mismo criterio en otras colecciones como Zeta de Bolsillo o Byblos.

La división de Criptonomicón fue especialmente complicada, ya que el libro no tiene ningún tipo de estructura interna y sólo consta de un aluvión de capítulos que ni siquiera se molestan en empezar en la siguiente página. Las siguientes novelas de Stephenson si tuvieron una estructura interna que facilitase la división, puede que advertido por los editores (las ediciones en bolsillo en inglés también tuvieron que dividir el original). Azogue, la primera parte de la trilogía El ciclo barroco, consta de 3 libros dentro de la novela que facilitaron la edición en castellano en tres volúmenes.

Fuentes:

  • Criptonomicón 1. El Código Enigma (prólogo de Miquel Barceló). Ediciones B, 2004. Barcelona. Colección Byblos.

1Q84 (Haruki Murakami, 2009-2010)

El caso de 1Q84 es, cuanto menos, curioso. Murakami escribió una novela que se divide internamente en 3 libros de extensión similar. Sin embargo, en la mayoría de los países, 1Q84 se ha publicado en varios volúmenes aprovechando esta división interna.

En Japón, país originario de la obra, se ha editado en 3 tomos separados, que contienen los libros 1, 2, y 3 respectivamente. Pero ahí viene lo curioso: los dos primeros tomos salieron a la venta el mismo día, en mayo de 2009, mientras que el tercero vio la luz casi un año después, en abril de 2010. En Estados Unidos, por el contrario, el texto se publicó en un solo tomo de casi 1000 páginas en octubre de 2011.

La unidad argumental existente en los dos primeros libros, mayor que con respecto al libro 3, ha hecho que en varios países la novela se publique en dos tomos: el primero conteniendo los libros 1 y 2 (del que hablé hace poco en El Ninho Naranja) y el segundo con el libro 3. En el Reino Unido los dos tomos salieron a la venta en octubre de 2011 con una semana de diferencia. En España, Tusquets lanzó el primer tomo en febrero de 2011, y el segundo en octubre del mismo año.

Fuentes:

El Quijote (Miguel de Cervantes, 1605 y 1615)

Spain is different”, se suele decir. El quinto y último libro es el caso opuesto de lo que se ha venido contando aquí.

Miguel de Cervantes escribió una novela que parodiaba los libros de caballerías y que tituló El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha, que gozó de bastante éxito de ventas. Y como en el siglo XVII  el copyright no era lo que ahora, apareció una segunda parte escrita por Alonso Fernández de Avellaneda en 1614, y que se conoce popularmente como El Quijote de Avellaneda. A raíz de eso, Cervantes escribió una segunda parte “auténtica” que vería la luz en 1615, un año antes de su muerte, con el título de El ingenioso caballero Don Quijote de La Mancha. En ella, los dos protagonistas se dedican, entre otras cosas, a leer el Quijote apócrifo y ponerlo de vuelta y media, desmintiendo varios de los hechos que se narran, como el nombre de la mujer de Sancho Panza, que según la versión de Cervantes es Teresa Panza.

Con independencia de los tomos en los que se edite, El Quijote ha quedado guardado en la memoria colectiva como una única obra, a pesar de que fueron dos partes bien diferenciadas y escritas en circustancias distintas, publicadas con diez años de diferencia. Pueden encontrarse ediciones en uno, dos o más tomos. En 2005, con motivo del 4º centenario de la publicación de la primera parte, salió a la venta una edición de Alfaguara en un solo volumen.

Fuentes:

  • Cualquier libro de literatura de Bachillerato

2 pensamientos en “5 libros que se publicaron en tomos separados

    • Escribí este artículo como un mero entretenimiento, con la única inención de compartir casos relativamente curiosos y conocidos en mayor o menor medida. Es una lista subjetiva basada en mis conocimientos. Siento que no le haya aportado nada. Con todo, espero que visite nuevamente el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s