Llega el cómic de Twitter

ACTUALIZACIÓN (29/12/2011): Esta entrada se publicó un 28 de diciembre y, efectivamente, es una inocentada. Los que entraron ayer a leerla se dieron cuenta de que en efecto era una broma. Pero por si da la casualidad que aterrizas en este blog un 23 de febrero o un 7 de agosto, a lo mejor no estás “en guardia” y la tomas como verdadera. Así que antes de que te pongas a compartirla como un loco todo ilusionado, ya te digo yo que es mentira. Eso sí, compártela igualmente 🙂

——————————————————

La influencia de las redes sociales, y de Twitter en concreto, es cada vez mayor en el resto de medios de comunicación. Ya hemos visto cientos de veces cómo los programas de televisión recurren a vídeos de Youtube para llenar su tiempo, o cómo en la radio dan cuenta de las grandes ocurrencias de los tuiteros (y no me refiero sólo a los podcast como Visto en Twitter u Permíteme que te tuitee).

Bien, le toca el turno ahora al cómic. Una editorial española, siguiendo los pasos de lo que ya se ha hecho en Estados Unidos, está preparando una historia basándose en los usuarios más notorios de la red social de 140 caracteres. La razón de escoger Twitter y no Facebook u otras plataformas estaba bastante clara, según palabras de los responsables del proyecto: “en Facebook suele haber personas ‘reales’, por decirlo así. Twitter, además de ser una de las redes con más repercusión, tiene una colección de usuarios increible, que mezcla las personas reales con los alter-ego y personajes creados por la gente”.

Aún no se ha revelado mucho del argumento del cómic, pero en principio la idea parece que va a ser la de un grupo de superhéroes tweeteros, algo así como un trasunto de La Patrulla X de Marvel. La razón es que muchos de estos usuarios bien podrían ser discípulos del profesor Xavier en vista de sus nombres y avatares. Así, entre otros, se barajan los nombres de Fósforo Blanco, El Ninho Naranja, Fulano Magnético, Un tipo con boina (éste probablemente para hacer un guiño a las parodias de superhéroes que hace José Mota con su Tío La Vara), o el circo ambulante de La Parada de los Monstruos, que incluye a un gran número de colaboradores, entre los que están J.L. Viruete, y un servidor, Tahúr Manco.

Los villanos de la historia están por ver. Inicialmente se pensó en Fulano Magnético como gran enemigo, por aquello de que su nombre de usuario recuerda a Magneto, el malo de los X-Men (y porque es uno de los más implacables con su humor negro). Pero los editores no quisieron recrear una guerra entre tweeteros que pudiese confundir a la gente que leyese el cómic (ya que se formarían enfrentamientos ficticios que podrían despistar a más de uno).

Lo más probable es que se trate de una especie de batalla dialéctica entre twit-stars y celebrities. Es decir, usuarios “genuinos” de Twitter, cuya fama se ha originado en la propia red social (y no sale de ahí) contra famosos de otros medios que se pasean por Twitter “como Pedro por su casa”, o gente tan encumbrada en la red (no sólo en Twitter) que se gana el odio y el beneplácito del respetable a partes iguales. “El malo que pensamos en un principio”, dicen en la editorial, “fue Enrique Dans, pero eso está muy visto. Tampoco nos interesa focalizar la historia en gente como Justin Bieber o Lady Gaga, que ni siquiera son de aquí, aunque puede que aparezcan de refilón”. La lista de candidatos, no obstante, es muy larga: Ángel Martín, Berto Romero, Andreu Buenafuente, David Bisbal, Alejandro Sanz… “Si al final lanzamos una serie regular tenemos de todo para elegir: unos pocos en cada número”.

Y para que la historia no quede “como un campo de nabos”, según palabras de los editores, habrá también heroínas. O villanas, ya que no se ha desvelado su papel en la historia, en parte porque algunas de ellas vienen del mundo del periodismo aunque tienen una fuerte presencia en la red. Algunos nombres que se barajan son los de las blogstars Carmen Pacheco y Delia Rodriguez, junto con las monologuistas Raquel Sastre y Eva Hache, o la tuitera Holly Golightly (y muchas más).

No se conocen los nombres del guionista ni el dibujante, pero todo apunta a que los diálogos serán breves (bocadillos de 140 caracteres) y reproducirán en parte las ocurrencias de los usuarios que los han hecho tan influyentes en la red. Tampoco se sabe cómo se adaptará en cómic los elementos multimedia de la red (integración de imágenes, vídeo, etcétera). En cuanto tengamos más detalles, los desvelaremos aquí.

NOTA: todos los enlaces de esta entrada redirigen a los perfiles en Twitter de los mencionados (y se abren en una pestaña nueva).

Abiertas las votaciones de los premios 20blogs 2011

La sexta edición de los premios 20Blogs ya está en marcha. Hoy se ha abierto el plazo para votar a los blogs inscritos en esta edición. Y como no podía ser de otra forma, “El tahúr manco” participa en los premios. Me he inscrito en la categoría “Cultura y Tendencias“, que está más reñida si cabe que la categoría en la que me apunté el año pasado (“Blogosfera“).

Para votar en los premios 20Blogs 2011, organizados por el diario 20minutos, hay que estar inscrito en la Blogoteca de este diario. Podéis encontrar mi blog (y votarlo) aquí, o pulsar en la imagen que he dejado en el menú lateral (se abrirá una pestaña nueva). Tenéis de plazo hasta el 3 de febrero de 2012 para votar, y podéis emitir un voto en cada una de las 20 categorías.

Os animo no sólo a votarme, sino a pasaros por la Blogoteca, estéis o no inscritos, y echar un vistazo al panorama de bitácoras que hay por allí. Quizá descubráis algo interesante.

Mucha suerte a los participantes 🙂

Reseña de Freaks and Geeks en El Ninho Naranja

Freaks and Geeks es una serie que se emitió en la temporada 1999/2000 en la NBC. Se canceló tras 12 episodios (de los 18 que se habían rodado), aunque posteriormente se pudieron ver el resto en diversas reposiciones. Con el tiempo, la serie se ha ganado el estatus “de culto” entre los fans. A ello ha contribuido su calidad, a pesar de sus bajos resultados de audiencia, su realismo, un casting impresionante, y un plantel de actores que más tarde destacarían en el panorama audiovisual, como Linda Cardellini (Wilma en las pelis de Scooby Doo, Emergencias), James Franco (el Green Goblin jr. en la saga Spiderman) o Seth Rogen (The Green Hornet, Virgen a los 40). Además la serie tiene un pedazo de banda sonora a la altura del resto del conjunto.

Y ya que decido hacer una reseña de la serie, qué mejor sitio que el blog del Ninho Naranja, donde son muy aficionados a la cultura pop y en el que proliferan este tipo de contenidos. Podéis leer el artículo completo aquí.

El top 10 tweets del #13negro

No estuvo mal el día del humor negro en Twitter, que ya os anuncié en la última entrada. El hashtag #13negro consiguió posicionarse entre los Trending Topics de España a media mañana, aunque no pudo aguantar el tipo y no se mantuvo ahí por la tarde. Por lo que yo vi, la iniciativa se recibió bien, en el sentido de que todo el mundo sabía que se trataba de hacer humor y no hubo demasiadas protestas. No obstante, si alguno sabe de cabreos y piques, que nos lo diga en los comentarios (a ser posible con enlaces).

Hubo muchas bromas (llámalo broma, llámalo chiste reciclado) sobre los habituales en estos casos: Irene Villa y Carrero Blanco fueron dos de los personajes más mencionados; pero no faltaron Michael Jackson, Lady Di, Miguel Ángel Blanco, Hitler y Amy Winehouse por nombrar algunos. Evidentemente, no puedo hacer una crónica detallada de todos los tweets. Aunque parezca mentira, no vivo en Twitter. Pero entre los tweets de la gente a la que sigo y las búsquedas que hice esporádicamente del hashtag, aquí os dejo un Top 10 de tweets, en el orden en el que fui tomando nota:

En el nº 10, la ocasión de gol de Lady Di:

¡¡¡Lady Diiiiiiiiiii va a ser GOOOUY!!! ¡¡AL PALOOO!! (por @elbicharraco)

En el nº 9, la (falta de) memoria histórica en UCD:

A Suarez no le gustaba Zapatero por lo de la memoria histórica (por @candidoxprs)

En el nº 8, espera, Farru, que me quito:

Farruquito se pajea viendo la portada del Abbey Road de los Beatles. (por @ultramudo)

En el nº 7, los nervios de Irene Villa:

-Doctor, no puedo parar de morderme las uñas. -¿Las de las manos? -No, las de los pies. -No cuela, Irene (por @DrZurdo, uno de los responsables de la iniciativa)

En el nº 6, Bin Laden, ese fucker:

¿Quien es el mejor amante del mundo? Bin Laden, porque se tiro a dos gemelas y el polvo duro 10 dias (por @egokaiautos)

Y vamos con los 5 que quedan….

En el nº 5, Carrero Blanco “el prisas”

Carrero Blanco el prisasEn el nº 4, el perrito que no viene

el perritoEn el nº 3, transporte público

transporte publico

En el nº2, abuelito dime tú

abuelito dime tu

En el nº 1, Hitler cocinillas

Hitler cocinillasAh, y os dejo unas perlas que fui soltando a lo largo del día:

Esperemos que esta iniciativa se repita todos los martes y 13. Yo me lo pasé la mar de bien.

El martes se celebra el día del humor negro en Twitter

 

AVISO

El próximo 13 de Diciembre, Twitter se verá envuelto en una espiral de humor negro incesante.

Este perfil participará.

Este es el mensaje que os conviene tuitear o poner en vuestro blog si pensáis tomar parte en esta iniciativa… pero mejor vayamos por partes, como haría Jack “el destripador”.

Este martes coincide en que es 13 de diciembre. Y ya que existen los viernes negros (descuentos en las tiendas), existe un jueves negro (el crack del ’29) y en general cada vez que la bolsa pega un bajó es el día negro en cuestión, pues alguien ha decidido que este martes será el 13 negro. Podéis encontrar un resumen de la iniciativa en el blog Puenting sin cuerda. Básicamente, consiste en que dejéis volar vuestra pútrida y sucia imaginación en vuestros perfiles de Twitter y soltéis vuestras mejores perlas en forma de tweets, ésas que os daba miedo escribir por temor a enfadar a vuestros seguidores (y perder a algunos), por miedo a una avalancha de respuestas furibundas y, en último extremo, a un linchamiento virtual y al baneo de vuestra cuenta… vale, se ha ido la pinza, pero sabéis a qué me refiero.

Sólo hay una regla: tenéis que etiquetar vuestros tuits con el hashtag #13negro. En primer lugar, para identificar los tweets pertenecientes a la iniciativa, que siempre hay algún monguer que se los toma en serio (habrá alguno que lo hará aunque lo etiquetéis con el hashtag, tenedlo por seguro). Y en segundo, porque así podréis seguir los tweets que se apunten a esta fiesta. Los mejores serán publicados en la web de Visto en Twitter. Obviamente, podéis alternar los tweets “negros” con los “normales”, que para eso ponéis un hashtag, y me imagino que ese día también tendréis algo interesante que decir, no van a ser todo despropósitos.

Por lo demás, no hay reglas ni medida. Afilad vuestro ingenio de hienas y desmelenaos por un día. Lo mismo os véis recompensados por una oleada de nuevos fans. O como mínimo, os podréis echar unas risas con las reacciones indignadas de los monguers (así que no vale que vosotros os enfadéis, que sabéis a lo que venís). Y si perdéis algún que otro follower, tampoco es para tanto: si no tiene sentido del humor es que no valía la pena 😉

Ah, y el miércoles pondré aquí una breve crónica de cómo ha ido la velada. Ya tenéis disponible la entrada con el top 10 de tweets macabros.

La leyenda urbana de que Internet se creó para una posible guerra nuclear

La historia del nacimiento de Internet es compleja. Es el resultado de la combinación de esfuerzos y recursos económicos procedentes del ámbito académico y militar. Algunos trabajos teóricos se desarrollaron de forma paralela en varios sitios (el Instituto Teconológico de Massachusets, la RAND Corporation en California, el Laboratorio Nacional de Física en el Reino Unido) durante el mismo periodo de tiempo (o casi) sin que ninguno de ellos tuviese conocimiento de la existencia de los otros. Por lo tanto, decir que Internet fue creada por el Gobierno de los Estados Unidos para tener una red de comunicaciones que resitiese un posible ataque nuclear de la Unión Soviética es una explicación simplista… además de falsa.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPA en sus siglas en inglés, actualmente con el nombre de DARPA) se creó en 1958, un año después de que la URSS lanzase el Sputnik, y depende del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El objetivo de la agencia, a grandes rasgos, era canalizar el talento académicos y mantener la superioridad tecnológica de EE.UU. frente a sus rivales soviéticos.

Durante los años 60, ARPA desarrolla un proyecto menor llamado ARPANET, que buscaba la forma de lograr una red de ordenadores. Con esto se pretendía por un lado compartir recursos informáticos, como el tiempo de computación y conexión a la red, con el fin de distribuir costes, ya que entonces los ordenadores eran unos recursos caros y poco accesibles. Por otra parte, se buscaba una forma de que los investigadores científicos y académicos pudiesen colaborar de una forma más fácil y efectiva a través de las redes, y por tanto facilitar el avance tecnológico y científico de la nación. La red ARPANET se hizo finalmente realidad en 1.969, y ahí comienza la historia de lo que acabó siendo Internet.

Para posibilitar las conexiones en red hubo un concepto fundamental: el de la conmutación de paquetes, que ofrecía claras ventajas frente a la conmutación de circuitos (habitual en las comunicaciones telefónicas). ARPA se basó principalmente en los trabajos del MIT, la RAND Corporation y el NPL, que ya he citado arriba, para desarrollar la tecnología de la conmutación de paquetes. Es aquí donde empieza la leyenda urbana de que Internet se construyó en previsión de un ataque nuclear.

Paul Baran, del que ya hablé en la entrada anterior, realizó un trabajo para la RAND Corporation, un think-tank de California que colaboraba habitualmente con el Pentágono, en 1964. El trabajo se titula On Distributed Communications (aquí el documento en PDF) y se preparó para las fuerzas aéreas estadounidenses, aunque más tarde le sirviese a ARPA para su proyecto ARPANET. El trabajo de Baran y la RAND estaba relacionado con la governabilidad, el mando y el control en un sistema de comunicaciones distribuido (y digital) que proponían. Paul Baran explicaba en el documento las diferentes tipologías de redes para así poder explicar las ventajas de las redes distribuidas.

Topologías de Red

El memorándum de la RAND, elaborado para los militares, hablaba de la seguridad y robustez de los sistemas de comunicación. Baran explica cómo las redes distribuidas pueden aprovechar la redundancia de conexiones para seguir funcionando tras sufrir un ataque, ya que si uno o varios nodos se pierden, la información puede encontrar rutas alternativas para llegar a su destino. Por el contrario, las redes centralizadas (total o parcialmente) poseen nodos estratégicamente importantes, que de ser atacados pondrían en peligro el funcionamiento de toda o gran parte de la red.

De las investigaciones que utilizó ARPA, sólo el trabajo de Paul Baran hacía una referencia expresa a posibles ataques enemigos. No obstante, la seguridad y robustez de las comunicaciones fueron aspectos que se tuvieron en cuenta en posteriores investigaciones y trabajos. Por el contrario, el descenso del coste de los recursos informáticos hizo que el primer objetivo (compartir tiempo de computación, etc.) quedase superado rápidamente.

El rumor de que Internet fue creado como un sistema que resistiese un ataque nuclear empezó ahí, en ese trabajo de Paul Baran (posiblemente alimentado por los subsiguientes trabajos que enfatizaban la robustez y posibilidad de supervivencia de las comunicaciones en red). Sin embargo, la posibilidad de un ataque nuclear nunca fue una directriz a la hora de crear Internet.

—————————-

Fuentes:

  • Manuel Castells: La Galaxia Internet. Reflexiones sobre Internet, empresa y sociedad. Plaza & Janés, Barcelona. 2001.
  • Barry M. Leiner, Vinton G. Cerf, David D. Clark, Robert E. Kahn, Leonard Kleinrock, Daniel C. Lynch, Jon Postel, Larry G. Roberts y Stephen Wolff: “A Brief History of the Internet, Part I”. Disponible aquí.

—————————–

Imagen por David de Ugarte y liberada al dominio público. Esta imagen está basada en el trabajo de Paul Baran. El documento que elaboró Paul Baran para la RAND Corporation (pdf) puedes encontrarlo aquí.

No es cuestión de tecnología, estúpido

Este viernes, los blogueros, twitteros e internautas en general volvieron a poner el grito en el cielo ante la posible aprobación de la Ley Sinde por el Gobierno en funciones. Se elaboró un nuevo manifiesto (otro más) en contra de este tipo de decisiones unilaterales y en defensa de derechos y libertades en Internet, como ya se hiciese hace dos años. Al final, el Consejo de Ministros no aprobó el reglamento de la Ley Sinde, en contra de lo previsto. Y como cuando tuve un hueco para actualizar el blog vi que la sangre no había llegado al río, no puse el manifiesto aquí.

Desde la aparición de la Ley Sinde, han sido muchos los que han denunciado no sólo su injusticia y arbitrariedad (dejando el cierre de webs en manos de una comisión elegida por el Gobierno e ignorando a los jueces), sino también su completa ineficacia. David Bravo es quizá una de las personalidades más notorias al respecto, y a lo largo de sus charlas y artículos ha dejado bien claras todas estas tesis.

En relación a la ineficacia de la Ley Sinde en el caso de ser aprobada, el abogado hizo un gran trabajo con sus experimentos sobre la tabla Sinde, en los que durante el transcurso de una charla se crearon varias páginas de enlaces con unas simples hojas de cálculo alojadas en Google Docs. Pero es que para comprobar la ineficacia de esta Ley o cualquier otra de cara a detener la distribución de información (ya sean películas, canciones o información de cualquier otro tipo) basta con echas un vistazo a este gráfico:

Topologías de Red

Topologías de Red según Paul Baran

Estos sencillos diagramas los hizo Paul Baran, un científico de la RAND Corporation, en 1.964. Forman parte de la literatura científica que tuvo en cuenta la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPA en inglés) cuando estaba estudiando la forma de conectar ordenadores en línea para optimizar recursos informáticos. Esta red se inauguró en 1.969: se trata de ARPANET, germen de lo que acabó siendo Internet. Baran había llegado a la conclusión de que una red distribuida sería más robusta debido a la redundancia de conexiones. Si uno o varios nodos de la red fallaban o caían, la información podría encontrar una ruta alternativa para llegar a su destino. De hecho, Baran se basó en las conexiones neuronales del cerebro, que funcionan de forma parecida.

No es casualidad que hablemos de conexión en red. De hecho, la palabra NET (red en inglés) está presente en el término Internet (así como en otras redes como Arpanet, Usenet o Fidonet). Por el contrario, la Web es una telaraña. La evocación gráfica de los dos términos nos da una idea de las diferentes topologías empleadas. La Web tendría una estructura más parecida a la red descentralizada, mientras que la red Kad que utiliza eMule es una red distribuida.

Los gobiernos y políticos harían bien en dejar de pensar en términos de redes centralizadas (como por ejemplo los medios de comunicación clásicos, como la radio o la TV). En Internet no existen nodos centrales de los que dependan los contenidos. No es como cerrar un canal de televisión. En la web hay servidores, sí, pero la información en el medio informático no viaja como en el medio físico, sino que se duplica. El caso de Wikileaks, aunque fue excepcional, ilustra cómo a pesar de los intentos de censura, la información resurgió en servidores espejo gracias a la colaboración del resto de la red (o de una parte importante). En el caso de eMule, los servidores no alojan contenido sino que tienen otras funciones (administrar la conexión de los usuarios, indexar archivos para facilitar búsquedas) y el cierre de algunos servidores no afecta al funcionamiento del programa. De hecho, eMule podría funcionar sin servidores.

En pocas palabras, no es cuestión de leyes, ni siquiera de tecnología. Es cuestión de estructura. Estructura reticular. Estructura de red.

——

Imagen por David de Ugarte y liberada al dominio público. Esta imagen está basada en el trabajo de Paul Baran. El documento que elaboró Paul Baran para la RAND Corporation (pdf) puedes encontrarlo aquí.