Reseña del Criptonomicón en El Ninho Naranja

Ya hablé en su día de Neal Stephenson, un escritor que excede las etiquetas de género y cuyas novelas son algo más que ciberpunk o ciencia ficción. Para mi última colaboración con los chicos de El Ninho Naranja, he rescatado la novela que supuso su consagración definitiva y con la que le descubrí. Se trata de Criptonomicón.

Símbolo de la portada del Criptonomicon

Pueden leer la entrada completa aquí.

Villanueva de los Infantes, Javier Krahe, y ritos satánicos

Estos días, el municipio manchego de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) ha esado en boca de muchos debido a la suspensión de un concierto de Javier Krahe ante las presiones de la Iglesia y grupos católicos. El concierto tiene pensado celebrarse mañana día 21 de junio en el patio de La Alhóndiga (casa de cultura donde también está la biblioteca municipal). Se trata de un espacio público que gestiona el Ayuntamiento y que se había cedido a la Asociación Cultural Luciérnaga, organizadores del evento. Leí en Twitter que a pesar de todo el concierto va a celebrarse según lo previsto.

ACTUALIZACIÓN: Mientras edito esta entrada, justo antes de publicarla, leo en el Facbook de la Asociación Luciérnaga que el concierto se traslada a un local de propiedad privada (una discoteca). Al no ser te carácter público, el Ayuntamiento no puede prohibir el evento.

Muchos habréis visto los vídeos emitidos por los informativos de La Sexta y el info-show conducido por Wyoming El Intermedio. La gentes de Infantes no dejan de ser entrañables, incluso los personajes más ultracentristas como el que entrevista el periodista Fer González Gonzo en su vídeo en último lugar.

Todo este revuelo a propósito del concierto de Krahe ha venido sin duda por la atracción mediática que ha tenido en las últimas semanas con motivo del juicio que se celebró recientemente, y en el que, gracias a Dios, ha quedado absuelto de los cargos de los que le acusaban. De no haber sido por esto, la Iglesia no habría puesto el grito en el cielo. Como mucho, le habría molestado que trajeran a “otro de esos artistas rojos a cantar”. De lo que sí estoy seguro es que el alcalde se habría hecho la pertinente foto para aparecer luego en el periódico local.

Para los que no lo sepan, soy de origen infanteño. Paso allí varias semanas al año y participo, en la medida de lo posible, en la vida cultural de Infantes. Hace ahora diez años, también durante el mandato del Partido Popular (aunque con un alcalde diferente), presenté una novela juvenil titulada Vade Retro! Se trata de una novela corta (155 páginas) de lo que podríamos llamar terror-teen, y que transcurre precisamente allí, en Villanueva de los Infantes. En ella, un grupo de jóvenes tonteaban con ouijas, intentaban emular misas negras y, como mandan los cánones del género, había alguna que otra muerte.

Vade Retro! 1ª Parte

El arma del crimen. Soy culpable de todo menos de la portada.

Es una novela con muchas carencias y que está lejos de ser un best seller o un clásico de la literatura. En cualquier caso, presenté la novela en el patio de La Alhóndiga (donde se celebrará iba a celebrar el concierto de Krahe) dentro de unas jornadas literarias que organiza precisamente la Asociación Cultural Luciérnaga. Era la jornada de clausura y el alcalde estuvo presente. Compartimos mesa durante unos minutos e incluso bromeó con el argumento de la novela. El libro vendió apenas un centenar de ejemplares, la gran mayoría en Villanueva de los Infantes. Según escuché, no era habitual que tantos chavales comprasen un mismo título, ni siquiera los libros que tenían que leerse para el instituto.

Y yo viví mis 15 minutos de fama. Y nadie tuvo la más mínima queja, por mucho que los adolescentes comprasen semejante material incendiario. Todos sabían que se trataba de una novela, sin otro objetivo que el de entretener, y que intentar hacer los rituales improvisados que hacían los protagonistas sería, cuanto menos, una estupidez.

Así que déjense de ofensas hacia los sentimientos religiosos y demás gaitas. Mi novela resultaría mucho más ofensiva que las sátiras de Krahe. Pero claro, y no soy famoso.

Especial sobre el E3 en La Parada de los Monstruos

El sábado pasado le tocó el turno a la sección Press Start, dedicada al mundo videojueguil, dentro del programa La Parada de los Monstruos. En él estuvimos repasando las novedades anunciadas en el E3 por las tres principales compañías, Microsoft, Sony y Nintendo, y dimos toda la cera que se merecían y aún más. Mi conclusión (un poquito más seria, en la línea de lo que viene siendo este blog) es que ahora mismo el mercado de los videojuegos está llegando a un punto de madurez y las compañías están exprimiendo lo que queda. Habrá que esperar uno o dos años a que salgan las nuevas generaciones de consolas y dispositivos para que se pueda renovar el mercado (y quien sabe si la forma de jugar).

En esta ocasión, el peso del programa lo llevó Fayer, uno de los hardcore gamers del programa, ya que nuestros amiguitos Boron y Wortex no pudieron estar este mes. Por mi parte, además de aportar mis comentarios al tema del E3, me ocupé de la sección Paleogamer, para la que traje el clasicazo de Capcom Knights of the Round.

Los tres caballeros de la mesa redonda

Podéis descargaros el programa desde la página web del programa o en la plataforma iVoox. Ya sabéis que nos podéis escuchar habitualmente en directo este los sábados a las 17 horas en el 99.9 de la FM en Getafe, Radio Ritmo, a través de su web. También en diferido los jueves en el 102.8 de la FM, Radio MAI (Zaragoza), los lunes en el 103.4 de la FM, Cuac FM (A Coruña) y los domingos en el 107.1 de la FM, Nueva Onda Radio (Puertollano).

Crítica de MS1 en El Ninho Naranja

Después de un atascazo de trabajo bastante importante por ambas partes, los chicos de El Ninho Naranja vuelven a ponerse las pilas con el blog. Me mandaron a cubrir algún estreno y me decidí por la última de Guy Pearce, MS1: Máxima Seguridad (título en castellano de Lockout).

En el pase de prensa coincidí con el ilustre Nacho Estrada, artífice de la web Cine y Comedia y colaborador habitual del podcast Scanners, con lo que la sesión se hizo muy amena.

MS1: Máxima Seguridad es una película de las de entrar y salir de una prisión inexpugnable, al estilo La Fortaleza Infernal o la serie Prision Break, pero con la salvedad de que esta cárcel está en la órbita terrestre. Aunque no es ninguna maravilla, resulta entretenida y el personaje de Guy Pearce es un tío duro, pero duro, duro, casi tanto como Chuck Norris. Lo que de pequeños conocíamos como un “6 pesetas”.

Cartel de "MS1: Máxima Seguridad"

(c) Aurum España / Europa Corp

Pueden leer la crítica completa aquí. Comenten y digan que van de mi parte.

Ración de anuncios hostiables: salimos de la crisis bebiendo Mahou y Coca-Cola

Volvemos a la carga con otra entrada dentro de la exitosa sección Anuncios Hostiables, esta vez con un toque un poco más crítico. Normalmente las hostias que se lleva el anuncio están relacionadas con su producción cutre y simplona y, ocasionalmente, con una estrategia poco afortunada. Los anuncios que traigo hoy, en cambio, están bien realizados. Su hostiabilidad se debe a su mensaje: antes de que se rían de nosotros, demos el primer golpe.

Por qué es hostiable: en primer lugar, por usar una canción de los Dire Straits para esto. En segundo, por los motivos tan tristes que tiene su protagonista para sentirse orgulloso. Y en general, por ese mensaje buenrollista tan cutre, salpicado de esa moda del pensamiento positivo (sólo le ha faltado defender la cultura de los emprendedores). Asúmelo, los extraterrestres no se han ido intimidados por tu discursito, sino aburridos por ese coñazo de monólogo que les has soltado.

Todos en el fondo (o no tan en el fondo), soñamos con que el anuncio acabe así.

El ejemplo de Coca-Cola es aún más sangrante, ya que recurre a situaciones concretas.

Por qué es hostiable: en general, por confrontar la crisis actual con la Eurocopa, haciendo ese silogismo barato de que “gananeros la Eurocopa y por tanto saldremos adelante”. También por continuar con su mezquina campaña de #razonesparacreer que ya usara en anteriores ocasiones, con todo lo que ese implica: usurpación de los valores del 15-M e hipocresía con respecto a esa imagen blanca que transmite cuando en algunos ámbitos la compañía es abiertamente cuestionada.

Y por mucho que se empeñen, ese anuncio no va de transmitir buenas noticias. Es sólo para marcar territorio: Coca-Cola es uno de los patrocinadores de la Eurocopa.