Reflexiones tras la Fiesta del Cine ¿Bajar el precio es la solución?

Tras celebrarse la Fiesta del Cine y conocerse los datos oficiales de recaudación, hay algunas cosas que vale la pena reflexionar. No se trata de posicionarse en un sitio o en otro, sino de intentar ver las cosas con perspectiva.

El dato oficial del que se dispone es que se han vendido 1.513.958 entadas durante estos tres días. El reparto fue de unas 375.000 entradas el lunes, 494.351 localidades vendidas el martes, y algo más de 644.000 el miércoles. Por lo que parece, el efecto llamada fue progresivo (además, el miércoles es el día del espectador y hay cierta costumbre de ir al cine ese día).

A partir de ahí, los “anecdatos” nos sobran, porque no aportan nada. De poco sirve decir que la venta de entradas es un 663% más que durante el lunes, martes y miércoles de la semana anterior. O que asistireron un 98% más de espectadores que en la edición de 2012. Y digo que estos datos aleatorios no aportan nada porque estas comparativas son absurdas. Hay muchas variables que pueden influir en la asistencia a las salas. Por supuesto que una oferta así va a disparar la afluencia de público, pero también influyen la climatología, las películas en cartel… Lo mismo ocurre con la comparativa respecto al año anterior, que si bien se celebró en fechas similares (22 al 24 de octubre), tenía condiciones diferentes, como la compra de una entrada durante la semana anterior. Estas afirmaciones son similares a las que afirmaban que el cierre de Megaupload había propiciado el regreso de los espectadores a las salas, simplemente comparando la misma semana de dos años.

Fiesta del cine

fuente: EFE/Kiko Huesca en La Vanguardia

Si analizamos un poco la cifra de espectadores, como bien han hecho los amigos de Videodromo, vemos que el millón y medio largo de asistentes, a 2,90€ la entrada, dan un total de 4.390.478€. Como apunta el mismo artículo, se habían adherido a la promoción 323 cines en toda España. Y esos cines suponen 2.924 pantallas. Así que si nos ponemos a dividir, resulta que a cada sala han asistido 517,76 espectadores a lo largo de los tres días. Si seguimos dividiendo, cada día serían 172,59 asistentes, y eso sin contar con el número de sesiones que hay en cada sala a lo largo del día. Visto así, los resultados no parecen tan abrumadores.

Hay que tener en cuenta que estamos calculando la media. Mientras que estrenos como Gravity, Capitán Phillips o Las brujas de Zugarramurdi han acaparado la atención de los espectadores, aún perduran películas en cartel como Justin y la espada del valor o El médico alemán. Aquí sería más interesante averiguar otros valores como la mediana de espectadores en las salas, así como los cuartiles.

Dejamos para el final el punto más polémico de todo este asunto: ¿es más rentable una afluencia masiva de espectadores como los de la Fiesta del Cine a precio reducido o aún así les sale más a cuenta a los productores mantener los 9 eurazos que vale la entrada? Bien, aquí no podemos generalizar. En lo tocante a exhibición, el cine es heredero de la industria del espectáculo. La entrada vale lo mismo, da igual que veamos Avatar o Clerks. Asímismo, el reparto entre productora, distribuidora y exhibidora pueden variar, por lo que la fórmula para alcanzar la rentabilidad no es universal.

Del mismo modo, ya comenté hace poco que las Industrias Culturales adolecen de una cierta inelasticidad en la demanda, no tanto por el precio de la entrada como por el tiempo disponible. En Xataka explican que, promociones aparte, no hay correlación (ni positiva ni negativa) entre el precio de la entrada y la asistencia a las salas. De hecho, ni siquiera se puede hablar de elasticidad de la demanda cuando los títulos se renuevan cada semana en la cartelera.

En el caso de la Fiesta del Cine, ha habido un claro efecto llamada. Se trataba de un evento único durante el año, y mucha gente no ha dudado en aprovecharlo. Conozco gente que ha visto 5 e incluso 9 películas en estos tres días. Claro que también sé de quienes han visto “sólo” 2, o incluso ninguna al desanimarse tras ver las interminables colas. Los casos de más de una película al día serían imposibles de mantener en el tiempo indefinidamente. Responden a una situación que no se va a repetir. Al menos hasta la próxima edición del evento.

Eso no significa que los precios de las entradas no sean abusivos. Una reducción discreta en el precio provocaría una mayor afluencia a las salas, especialmente en el corto plazo. Sería también una medida que beneficiaría más a las producciones modestas que a los grandes blockbusters. Porque cuando se estrene la nueva entrega de El Hobbit, todos los frikis iremos (yo incluido) en masa a verla, y nos dejaremos la pasta, probablemente con el recargo del 3D y del sistema de 48fps. Pero hay muchas buenas películas que generan cierta curiosidad pero para las que el precio de la entrada sí que tiene un efecto disuasorio.

Curiosamente, la Fiesta del Cine se celebra en una época del año plagada de ese tipo de películas.

Lo que hay de cierto en “El Mentalista”

Con la 6ª temporada ya en antena en Estados Unidos, a todos os debe sonar la serie El Mentalista. En síntesis, es una serie de “resolver el misterio”, en la que el CBI (la división californiana del FBI, aquí traducida como “brigada criminal”) cuenta con la ayuda de un mentalista y sus sorprendentes habilidades, que no poderes. Son capítulos autoconclusivos, aunque existe una trama de fondo, la búsqueda de un asesino, por lo que conviene seguirla en orden.

El protagonista de la serie había sido un mentalista bastante mediático, y es el primero en admitir que todo se trata de un fraude. El elemento sobrenatural, por tanto, está descartado. Se trata de un personaje con increíbles dotes deductivas, al igual que ocurre con otras series como House, Psych, Miénteme (Lie to me) o la reciente reimaginación de Sherlock Holmes, Sherlock.

Curiosamente, podemos considerar a Sherlock Holmes como uno de los primeros mentalistas, a pesar de no se trataba de ningún médium ni nada por el estilo… y de que estamos hablando de un personaje de ficción. Sin embargo, Sherlock Holmes tenía la capacidad de decudir comportamientos, rasgos de personalidad y ciertos hechos simplemente observando la escena del crimen y a los sujetos involucrados. La diferencia entre Holmes y el común de los mortales, era que lograba recoger información del más mínimo detalle, algo que sucede en las series que he mencionado antes. De hecho, el apellido House es una variante de Holmes, y su amigo Wilson viene a ser el Dr. Watson.

En el caso de El Mentalista, más allá de la dramatización necesaria para que la serie funcione, el personaje de Patrick Jane menciona algunas técnicas reales utilizadas en psicología. Porque al fin y al cabo el mentalismo tiene mucho de psicología, y el resto es teatralidad.

Una técnica que se menciona con cierta frecuencia es el palacio de la memoria. Se trata de un recurso nemotécnico que le permite a Patrick Jane memorizar cualquier cosa que necesite. El resultado es que Jane parece tener una memoria prodigiosa, más allá de las capacidades humanas. Como describe en la serie, el palacio (o los palacios) de la memoria consiste en asociar los recuerdos que se desean conservar con un espacio físico ya existente que se conozca muy bien (las habitaciones de una casa, un lugar de trabajo…) e ir creando pequeñas historias que involucren lo que se quiere recordar. De este modo, se pueden recuperar esos recuerdos fácilmente con sólo recorrer mentalmente ese sitio. En realidad para esta técnica no es necesario un entorno que ya exista, sino que pueden inventarse habitaciones y “amueblarlas” mentalmente. A pesar de que es un método antiguo y en opinión de algunos obsoleto o menos eficaz que sistemas más modernos, su aura encaja muy bien con el personaje.

Otra técnica es la lectura en frío. Jane se refiere a ella en el episodio 100 (el especial que cuenta el origen de su colaboración con el CBI) y no suele mencionarla mucho más, pero es la que utiliza continuamente. La lectura en frío es en realidad una combinación de varias técnicas de observación que permiten extraer mucha información de la otra persona (p.ej., un sospechoso), de forma que parece que le haya leído la mente. Las técnicas son muchas y variadas, pero en general consisten en averiguar determinados detalles a través de lo que transmite el sujeto con su lenguaje corporal, sus gestos, forma de vestir, sus rasgos faciales (análisis fisiognómico) etc. A partir de ahí se pasaría a una lectura en caliente, basándose en las reacciones de la persona al interactuar con ella (asombro, perplejidad, enfado, etc.).

En la serie las deducciones del protagonista son muy certeras. Los adivinos de la tele no son tan precisos como parece. Pensemos por ejemplo en el caso de Anne Germain. Se realizan afirmaciones genéricas y ambiguas pero que el sujeto reconoce como no sólo como verdaderas sino que cree que le ha descrito con exactitud. Pero en realidad, todo ha sido fruto de la memoria selectiva del sujeto (nos quedamos con lo que queremos escuchar), del efecto Forer, y de algún que otro engaño añadido (investigación previa de los clientes y demás).

Así que en resumen, El Mentalista es una serie de ficción y como exagera las situaciaciones. Sin embargo, la construcción del personaje tiene cierta base real. No es necesario que su creador, Bruno Heller, sea un gran conocedor del mundillo. Un poco de búsqueda en Google y algo de documentación pueden haber bastado para incluir estas técnicas con cierta verosimilitud. Independientemente de si se puede llegar al nivel de “clarividencia” de Patrick Jane en la vida real, lo cierto es que sus guionistas consiguen una serie de lo más entretenida.

Nuestras Propuestas ya es un podcast

Todos los jueves anuncio en Twitter y Facebook que me dispongo a grabar mi colaboración semanal en el magacín de Onda 0 Valdepeñas. Se trata de un microespacio que lleva como título “Nuestras propuestas“. La colaboración comenzó en 2009, al principio como forma de cubrir las bajas veraniegas. En otoño esa colaboración puntual pasó a ser regular, ajustándonos, eso sí, a un estricto límite de tiempo de 10 minutos.

“Nuestras propuestas” es un espacio muy modesto, como su título, en el que mencionamos los que parecen los estrenos de cartelera más apetecibles del fin de semana y hacemos alguna recomendación literaria. A diferencia de otros blogs o podcast donde sus integrantes tienen acceso a pases de prensa, yo me tengo que fiar de tráilers, sinopsis, y alguna crítica que haya visto a la luz. El resto lo dejo a mi intuición y a mi presunta cultura cinematográfica. Debido a los límites de tiempo, lo normal es que comente tres largometrajes, y si acaso alguna mención fugaz en tiempo de descuento.

De la recomendación literaria se encarga mi buen amigo David García Valero, que prescinde de la actualidad para recomendar lecturas de todo tipo: ciencia ficción, misterio, ensayo… Sus entusiastas comentarios no tienen desperdicio. Todo ello bajo la batuta de Mari Ángeles Díaz, a la que es un placer oírla.

Muchos me preguntaban si no había manera de encontrar estos programas en internet. A partir de ahora, es posible encontrarnos en el audiokiosko de iVoox todas las semanas. El podcast de Nuestras Propuestas ha arrancado este mismo fin de semana. Podéis descargaros aquí el programa del pasado jueves. Como sabéis, esta versión de WordPress no permite insertar objetos más allá de algún vídeo de Youtube.

Así que ya sabéis, todos los jueves a eso de las 13:00 podéis escucharnos en Onda 0 Valdepeñas, y un par de días más tarde en el podcast. No dejéis de suscribiros a nuestro canal para no perderos ningún programa, y si os gusta, dadle al “Me gusta” para que tengamos un pelín más de relevancia en la vorágine de audios sobre cine y literatura.

4º aniversario del blog

Pues un año más, aquí estamos. Ha sido un año raro, más de relax. Aunque empezó muy fuerte en cuanto a eventos y colaboraciones, luego la cosa se calmó. También ha sido el año en que he cambiado el diseño del blog, con el que estoy muy más contento. Eso sí, lo de mudarme a una web se ha quedado en el cajón de los buenos propósitos, junto con aprender inglés, ir al gimnasio y dejar de fumar. Un momento, si yo no fumo… ¡Bien, uno menos en la lista!

He publicado un total de 49 entradas desde el 3º aniversario, incluyendo la propia mención a este hecho. Eso es casi una por semana. Aunque claro, están repartidas de forma muy desigual: hay meses donde llego a los 8 artículos y otros en los que sólo publico uno. Estos post incluyen las habituales colaboraciones con El Ninho Naranja o los reportajes que llegaron a Tumba Abierta. He hecho una pequeña selección de esas entradas, porque lamentablemente, no todo es bueno.

Top 3 de entradas

Crónica de la Monstrua 2012 (octubre 2012): por muchas razones. La primera, por acudir a la Monstrua y pasar un día fantástico viendo infracine. También porque es un evento de La Parada de los Monstruos, y me encanta compartir ratos con ellos. Conocí a mucha gente ese día y el ambientazo fue imbatible. La entrada tuvo bastante repercusión y muy buena acogida.

Sorteo Project X (noviembre 2012): ha sido la primera (y hasta la fecha última) promoción que he tenido oportunidad de hacer. Aunque es algo bastante normalito, me hizo ilusión poder regalar un DVD de la película a mis lectores. Hubo varios comentarios, así que al menos puedo quedarme contento. Hacer un sorteo y que nadie participe es un bajón.

Ya no veo La Sexta 3 (febrero 2013): había comentado en otras ocasiones la publicidad en bloque de las cadenas de televisión, y de que además de una putada, me parecen una mala estrategia publicitaria. En esta entrada me explayé agusto. A día de hoy, sigo recibiendo comentarios.

A este top 3 hay que añadir una mención de honor para la reseña que hice el mes pasado del corto Omega. Nuevamente jugué a ser periodista cuando me dieron el soplo de este corto que se verá en Sitges este mes.

Entradas que bien podría no haber escrito

Hay veces que la inspiración no llega, o la idea de base no es suficiente para hacer un artículo coherente. En ese saco incluyo ladrillos como por ejemplo:

El mito de la información perenne en Internet (enero 2013): una reflexión bastante pillada por los pelos sobre enlaces rotos y recursos que desaparecen de la red. No todo son pelis, series y canciones y alguna información útil es muy difícil de encontrar. Esto que os he contado en 3 líneas lo hago en casi una página. Y sin mucha gracia.

Reflexiones sobre el cierre de Google Reader (marzo 2013): de nuevo, una simple reflexión sobre el menor número de blogs que actualizan su contenido con regularidad, al menos a los que yo estoy suscrito. Y cómo en cambio me informo de noticias y actualizaciones a través de Twitter o Facebook. Además, creo que tardé casi una semana en publicarlo tras el cierre del servicio, por lo que ya salió obsoleto.

Anuncios hostiables: Kayak (julio 2013): la sección de anuncios hostiables empezó con fuerza, y de vez en cuando los lectores me sugieren candidatos. Pero luego, a la hora de la verdad, no me sale una crítica ácida que merezca la pena. En ese sentido envidio a blogueros como el Tipo de la Brocha. A día de hoy, es una sección que viene bien cuando hace falta publicar algo por compromiso.

A esta lista podríamos añadir esas entradas que escribí con mucho amor, que salieron bastante largas, pero que luego apenas han tenido impacto. Las estadísticas del sitio, las estadísticas que me proporcionan otros servicios, y la información que me dan algunas apps como Buffer cuando publico enlaces en las redes sociales a mis actualizaciones, me permiten monitorizar en cierta medida qué artículos llaman más la atención. También es cierto que hay casos donde el muro de Facebook es el que recibe los comentarios antes que el blog en sí.

Entre esas entradas impopulares a mi pesar podríamos citar a las relacionadas con las Industrias Culturales, la versión española de Drácula, el análisis chorra de Street Fighter II, etc.

Premio a la entrada viral del año

La web Tus Series vuelve a abrir bajo el nombre Grupo TS (abril 2013): ocasionalmente ocurre que uno de mis artículos se posiciona bien en Google. Es lo que ocurrió con la noticia del regreso del foro Tus Series bajo un nuevo nombre. Cuando escribo esto, buscando Grupo TS en Gogle el primer resultado que aparece es el artículo de este blog. Eso ha hecho que la entrada genere prácticamente el 50% de las visitas o más. Así que aún con unas cifras relativamente modestas, el crecimiento durante estos últimos meses ha sido espectacular, batiendo récords continuamente. También sigue recibiendo comentarios ocasionalmente, aunque más de uno parecen dirigirse a mí como si fuese la ayuda del foro, jeje.

Soy consciente que el tráfico de buscadores es “prestado”, pero espero que una de cada tantas visitas se convierta en un lector fiel.

Nos vemos en el 5º aniversario. Hasta entonces, nos seguimos leyendo. Gracias a todos.