4º aniversario del blog

Pues un año más, aquí estamos. Ha sido un año raro, más de relax. Aunque empezó muy fuerte en cuanto a eventos y colaboraciones, luego la cosa se calmó. También ha sido el año en que he cambiado el diseño del blog, con el que estoy muy más contento. Eso sí, lo de mudarme a una web se ha quedado en el cajón de los buenos propósitos, junto con aprender inglés, ir al gimnasio y dejar de fumar. Un momento, si yo no fumo… ¡Bien, uno menos en la lista!

He publicado un total de 49 entradas desde el 3º aniversario, incluyendo la propia mención a este hecho. Eso es casi una por semana. Aunque claro, están repartidas de forma muy desigual: hay meses donde llego a los 8 artículos y otros en los que sólo publico uno. Estos post incluyen las habituales colaboraciones con El Ninho Naranja o los reportajes que llegaron a Tumba Abierta. He hecho una pequeña selección de esas entradas, porque lamentablemente, no todo es bueno.

Top 3 de entradas

Crónica de la Monstrua 2012 (octubre 2012): por muchas razones. La primera, por acudir a la Monstrua y pasar un día fantástico viendo infracine. También porque es un evento de La Parada de los Monstruos, y me encanta compartir ratos con ellos. Conocí a mucha gente ese día y el ambientazo fue imbatible. La entrada tuvo bastante repercusión y muy buena acogida.

Sorteo Project X (noviembre 2012): ha sido la primera (y hasta la fecha última) promoción que he tenido oportunidad de hacer. Aunque es algo bastante normalito, me hizo ilusión poder regalar un DVD de la película a mis lectores. Hubo varios comentarios, así que al menos puedo quedarme contento. Hacer un sorteo y que nadie participe es un bajón.

Ya no veo La Sexta 3 (febrero 2013): había comentado en otras ocasiones la publicidad en bloque de las cadenas de televisión, y de que además de una putada, me parecen una mala estrategia publicitaria. En esta entrada me explayé agusto. A día de hoy, sigo recibiendo comentarios.

A este top 3 hay que añadir una mención de honor para la reseña que hice el mes pasado del corto Omega. Nuevamente jugué a ser periodista cuando me dieron el soplo de este corto que se verá en Sitges este mes.

Entradas que bien podría no haber escrito

Hay veces que la inspiración no llega, o la idea de base no es suficiente para hacer un artículo coherente. En ese saco incluyo ladrillos como por ejemplo:

El mito de la información perenne en Internet (enero 2013): una reflexión bastante pillada por los pelos sobre enlaces rotos y recursos que desaparecen de la red. No todo son pelis, series y canciones y alguna información útil es muy difícil de encontrar. Esto que os he contado en 3 líneas lo hago en casi una página. Y sin mucha gracia.

Reflexiones sobre el cierre de Google Reader (marzo 2013): de nuevo, una simple reflexión sobre el menor número de blogs que actualizan su contenido con regularidad, al menos a los que yo estoy suscrito. Y cómo en cambio me informo de noticias y actualizaciones a través de Twitter o Facebook. Además, creo que tardé casi una semana en publicarlo tras el cierre del servicio, por lo que ya salió obsoleto.

Anuncios hostiables: Kayak (julio 2013): la sección de anuncios hostiables empezó con fuerza, y de vez en cuando los lectores me sugieren candidatos. Pero luego, a la hora de la verdad, no me sale una crítica ácida que merezca la pena. En ese sentido envidio a blogueros como el Tipo de la Brocha. A día de hoy, es una sección que viene bien cuando hace falta publicar algo por compromiso.

A esta lista podríamos añadir esas entradas que escribí con mucho amor, que salieron bastante largas, pero que luego apenas han tenido impacto. Las estadísticas del sitio, las estadísticas que me proporcionan otros servicios, y la información que me dan algunas apps como Buffer cuando publico enlaces en las redes sociales a mis actualizaciones, me permiten monitorizar en cierta medida qué artículos llaman más la atención. También es cierto que hay casos donde el muro de Facebook es el que recibe los comentarios antes que el blog en sí.

Entre esas entradas impopulares a mi pesar podríamos citar a las relacionadas con las Industrias Culturales, la versión española de Drácula, el análisis chorra de Street Fighter II, etc.

Premio a la entrada viral del año

La web Tus Series vuelve a abrir bajo el nombre Grupo TS (abril 2013): ocasionalmente ocurre que uno de mis artículos se posiciona bien en Google. Es lo que ocurrió con la noticia del regreso del foro Tus Series bajo un nuevo nombre. Cuando escribo esto, buscando Grupo TS en Gogle el primer resultado que aparece es el artículo de este blog. Eso ha hecho que la entrada genere prácticamente el 50% de las visitas o más. Así que aún con unas cifras relativamente modestas, el crecimiento durante estos últimos meses ha sido espectacular, batiendo récords continuamente. También sigue recibiendo comentarios ocasionalmente, aunque más de uno parecen dirigirse a mí como si fuese la ayuda del foro, jeje.

Soy consciente que el tráfico de buscadores es “prestado”, pero espero que una de cada tantas visitas se convierta en un lector fiel.

Nos vemos en el 5º aniversario. Hasta entonces, nos seguimos leyendo. Gracias a todos.

El blog del Tahúr Manco cumple 3 años

Y un año más, aquí estamos, celebrando el aniversario de esa primera entrada sobre descarga de series.

A lo largo de este tercer año de andanza del blog, he seguido en la línea que ya me había marcado y por lo que veo los resultados no han sido malos.

Uno de los puntos de vista más genuinos del blog es el de la teoría de las Industrias Culturales. He seguido publicando algunos artículos al respecto, aunque reconozco que no son precisamente ligeros y también necesitan su preparación (y mi identidad secreta ya tiene ración suficiente del tema). A eso he añadido algunas entradas con una visión crítica sobre la Sociedad de la Información, ya que apenas hay debate al respecto más allá de los habituales entre apocalípticos e integrados, nostálgicos varios, y dinosaurios que pretenden mantener modelos de negocio obsoletos. También hay algunas curiosidades, como el mito sobre el origen de Internet.

A los temas habituales añadí una nueva sección que ha tenido bastante buena acogida. Se trata de los anuncios hostiables, esos anuncios que a pesar de tener una estrategia más o menos correcta, son tan lamentables en su realización que su simple visionado provoca vergüenza ajena. Sois muchos los que me habéis propuesto candidatos para anuncios hostiables. Sin embargo, no todo anuncio cutre es hostiable. Como el buen cine chungo, el anuncio hostiable no es el que busca el ridículo o llamar la atención a toda costa, sino que tiene que verse que se toma en serio a sí mismo.

En diciembre del año pasado me uní a la iniciativa del #13negro en Twitter. Recopilé los tweets que más gracia me hicieron y dejé algunos de mi propia cosecha. Fue un día bastante divertido y me sirvió para ganarme un par de seguidores y encontrar “nuevos talentos”.

Pero sin duda, ha sido también el año donde he estrechado lazos con mi amiguitos más o menos freaks. Por un lado, he mantenido mi colaboración con el blog El Ninho Naranja, donde dejo alguna reseña sobre cine, series o libros al menos una vez al mes. Y no es por presumir, pero mi entrada sobre El Método es de las más leídas 😉 El blog poco a poco se va abriendo camino en el mundillo y ocasionalmente he podido acudir a algún pase de prensa de un estreno, con la correspondiente crítica de la película, claro. Por cierto, El Ninho Naranja se presenta este año a los Premios Bitácoras 2012 como mejor blog cultural y personal. Así que no dudéis en votarlos. ¡Que los votéis os digo!

Por otro lado, y a raíz de la pasada Monstrua de Cine Chungo, comencé a colaborar con el programa de radio La Parada de los Monstruos en la sección dedicada al videojuego, Press Start. Allí me encargo de comentar el paleogamer, y desde principios de año introduje una nueva mini-sección dedicada a comentar adaptaciones de videojuegos al cine.

En definitiva, un año bastante completito. El networking va funcionando poco a poco, y tengo alguna sorpresa para dentro de poco. Desde aquí quiero mandar un abrazo a todos los que me leéis y ayudáis a la difusión del blog, y también a los blogs con los que colaboro. Nos vemos aquí el año que viene.