El éxito de Street Fighter II: cuestión de perspectiva

Se está celebrando el 25º aniversario del primer juego de Street Fighter. Recuerdo los anuncios en la Micromanía de las conversiones a 8-bit, aunque no llegué a tener el juego ni jugué en casa de ningún amigo. Tampoco vi en su día la versión en recreativa.

Por tanto, su secuela Street Fighter II: The World Warrior fue para mí todo un descubrimiento. Era un juego diferente a todo lo que había jugado hasta entonces. Combates uno contra uno, sin botón de salto (Capcom también pegaba fuerte con sus beat’em up en perspectiva como Final Fight) aunque no se echaba de menos, ocho personajes a elegir más cuatro jefes finales, y multitud de golpes especiales (magias) que se ejecutaban mediante extrañas combinaciones de movimientos.

No me voy a extender en las innumerables versiones de Street Fighter II, pero sí quería mencionar la cantidad de juegos del género de lucha que salieron a rebufo de este título. Por entonces los considerábamos meras imitaciones, ya que personajes, golpes y movimientos se parecían mucho. Mortal Kombat fue quizá la saga que más se desmarcó, con sus fatalities y sus combinaciones aleatorias de botones. Por su parte, Neo Geo fue la que más títulos sacó del estilo, con las sagas de Fatal Fury, Worl Herores y Art of Fighting (y su zoom sobre los personajes).

Pero Street Fighter II, a pesar de irse quedando algo antiguo, tenía un toque de calidad que no lograban sus imitadores. ¿Qué era? Pues era una combinación de pequeños detalles. El diseño de los personajes aprovechaba muy bien los gráficos de la época, con varias tonalidades que simulaban muy bien el sombreado. Además, la animación era muy cuidada: los personajes siempre estaban en movimiento aunque no moviésemos el mando, y la forma de avanzar y retroceder era diferente. Las sombras en forma de corazón en vez de las típicas circulares eran otro pequeño punto a favor.

Pero uno de los detalles más cuidados estaba en los fondos. Frente a otos videojuegos donde los personajes se movían sobre fondos estáticos, en Street Fighter II los fondos se componían de varias capas y resultaban dinámicos, hasta el punto de que reproducían la perspectiva. Esto se nota especialmente en los escenarios de Ryu, Ken o Zangief. Veamos el fondo de Zangief.

Escenario de Zangief

Pincha para ver más grande

Podéis ver las capas sombreadas en diferentes colores. La capa azul corresponde a la más alejada y la  más estática: se desplaza ligeramente según los personajes vayan a un lado u otro del escenario. La capa sombreada de verde es el fondo en primer plano. Solía incluir elementos animados. A estar “más cerca”, su desplazamiento es más acusado y puede ocultar parte de la capa azul al moverse. La parte sombreada en rojo es una de las más importantes. Corresponde al suelo, y tiene un interesante efecto de animación. En la imagen podéis ver las baldosas del suelo en perspectiva cónica. Para mantener el efecto de perspectiva, el suelo está animado en lugar de ser un dibujo estático. Ocasionalmente, había elementos delande de los personajes, o atrezzo que quedaba destruido cuando uno de los luchadores caía al suelo. En el siguiente vídeo podéis apreciar mejor el efecto de perspectiva (el escenario de Zangief aparece en el minuto 6).

Este cuidado por el detalle lograba un efecto mucho más convincente. Y no se trataba de tener mejores recursos técnicos, sino de más tiempo de dedicación. Por contra, algunos juegos como Art of Fighting descuidaban este aspecto. Así, en el stage 5 del modo historia, el callejón en perspectiva sólo lograba el efecto al inicio del combate, pero quedaba en evidencia cuando los contrincantes se desplazaban.

Art of Fighting

En definitiva, Street Fighter II fue todo un referente en los juegos de lucha en 2D. El detalle de los fondos dinámicos es sólo una muestra de cómo en Capcom se esforzaron por ofrecer un producto de calidad. Seguro que conocéis muchas más curiosidades como ésta.

Plan para el freakend

Hoy se celebra el día del orgullo friki. Y no, no me refiero a los miles de tarados hinchas que llenarán esta noche un estadio vestidos con camisetas de colores y bufandas (¡con este tiempo!) para pitarle al rey. Me refiero a los frikis que todos conocéis si sois lectores de este blog. A los que buscamos “formas alternativas de disfrutar de nuestro tiempo libre”, como diría, precisamente, Freakman.

Este sábado hay en perspectiva dos citas la mar de curiosas e interesantes. A las 17:00 estaré en directo en Radio Ritmo Getafe para hacer un nuevo programa de Press Start con mis amiguitos de La Parada de los Monstruos. ¡Y que programa nos espera! Hablaremos de la nueva generación de consolas que se avecina y debatiremos si el soporte físico está alcanzando su techo. También comentaremos, a propósito de la salida del Diablo III, los clones de esta saga de juegos hack’n’slash. ¿Cuáles serán los mejores? ¿Y los peores? Además, recogeremos el guante que nos lanzaron nuestros compañeros de la sección Telón durante el pasado Expomanga, y hablaremos de la presencia de Godzilla en los videojuegos.

Pero hay más, y es que traeremos a la sección “Pantalla Grande” la adaptación del juego Street Fighter II al cine. Sí, amiguitos, lo habéis adivinado. Se trata de Street Fighter: la última batalla, protagonizada por JCVD. Una película muy hostiable de la que no tendremos piedad. No faltarán los juegos que se la han puesto dura al freak team este mes.

Street Fighter: la última castaña

(c) Capcom/Universal

Ya sabéis que podéis escucharnos en directo en Radio Ritmo en el 99.9 de la F.M. si vivís en Getafe y alrededores o desde su página web. También podéis bajaros el podcast en cuanto esté disponible (suele ser en uno o dos días), o escucharnos en diferido a través de diferentes emisoras.

Pero ahí no acaba la oferta friki del fin de semana. Ese mismo sábado se celebra la final del festival de Eurovisión. Y como escuchar los comentarios de José María Íñigo mientras canta Pastora Soler no tiene mucha gracia, mejor disfruten de las ocurrencias de Viruete y Wally Week en riguroso directo. Y es que los comentarios alternativos son una forma fantástica de disfrutar de estos eventos, como ya demostraron los chicos de Scanners en la Gala de los Goya. Si son fans eurovisivos pero la retransmisión de La 1 les parece sosa, ésta es sin duda su alternativa. Toda la información para disfrutar el podcast de Viru está en su página web.

No olviden dejar todas sus ocurrencias en los comentarios.