La Monstrua se consolida

Ayer se celebró la tercera edición de La Monstrua de Cine Chungo, organizada por los amiguitos del programa La Parada de los Monstruos. En esta ocasión, se trasladó el lugar de exhibición de las películas. Si en las dos ocasiones anteriores se hizo en el Centro Cultural La Alhóndiga, sede de los estudios de Radio Ritmo, este año La Monstrua se inscribió en el festival Getafe Negro y las películas se proyectaron en el C.M.C., un recinto con mejores infraestructuras y mayor aforo.

Si el año pasado los organizadores comentaban que La Monstrua se hacía mayor, ya que la segunda edición había duplicado la asistencia de la primera (en la primera edición se apuntaron unas 30 personas), este año podemos decir que La Monstrua se ha consolidado. El nuevo recinto y el récord de asistencia (110 personas que prácticamente completaron el aforo) así lo demuestran.

Poster de La Monstrua

Con un cartel así no puedes quedarte indiferente

Las películas de La Monstrua son siempre una selección de cine bizarro, en ocasiones casposo, y no siempre fáciles de encontrar incluso en internet. Y no, no son buenas. No se trata de un festival de cine de Serie B para poder disfrutar de películas que no hayan tenido éxito comercial pero que posean un valor cinematográfico intrínseco y son consideradas obras de culto. No, señores, aquí estamos hablando de auténticas mierdas. En el mejor de los casos, son películas malas que se hacen entretenidas de ver y se disfrutan señalando sus contínuos errores y despropósitos. En el peor, son largos de digestión más que difícil. Y en este caso, no eran políticamente correctas. Si en White Fire los protagonistas eran dos hermanos que se traían un rollito Lannister muy chungo, Operación Mantis era un delirio con chistes desfasados, de mal gusto, y que atraerían las iras de políticas bienpensantes y buenrollistas como Leire Pajín y Bibiana Aido.

¿Por qué ir a ver este tipo de películas? Pues por el ambiente. Sólo rodeado de un público entusiasta se pueden disfrutar (o soportar, a secas) películas tan cuestionables. Pero en La Monstrua vale todo: se trata de vitorear a los buenos, abuchear a los malos, corear las canciones, y comentar sin parar, ya sea a tu compañero de al lado o en voz alta. Los chistes y las ocurrencias son bien recibidas.

Vi a mucha gente que estuvo el año anterior, y tuve el placer de saludar a la organización. Muchos de ellos me conocían como “el Tahúr”, incluso aunque yo no les conocía, al menos en persona. Pero delirios de grandeza aparte, es gente con la que da gusto compartir una tarde de sábado.

Un evento como La Monstrua sólo es posible gracias al esfuerzo conjunto de todos. Partiendo de los organizadores (los componentes de La Parada) y terminando con los asistentes. Pasando por las distintas instituciones que apoyaron el evento, los que aportamos nuestro minúsculo grano de arena difundiendo el festival y dándole un poco de bombo, y sobre todo las webs colaboradoras, que aportaron medios, saber hacer y su tiempo y dedicación: el insige J.L. Viruete, Cine Cutre (web anfitriona del pasado año), Otaku Center (que aportó algunos de los regalos que se sortearon), Scanners, y la web anfitriona de este año, Dimensión Fantástica, conducida por el increible James Wallestein, que fue la encargada de seleccionar Operación Mantis para nuestro deleite. Si me dejo a alguien, disculpadme y hacédmelo saber en los comentarios.

Muchas gracias a todos por hacer posible una velada tan fantástica (lástima que no pudiera quedarme hasta el final). Y larga vida a La Monstrua!!!

¡Llega la 3ª Monstrua de cine chungo!

¡Superhéroes! ¡Gore!¡Música disco! ¡Humor chungo!

La Monstrua de Cine Chungo vuelve, ya en su tercera edición, para traer a los madrileños las películas más extrañas y divertidas de la filmografía mundial. El día 15 de Octubre y desde las 17hs, los asistentes podrán disfrutar, de manera totalmente gratuita, de cuatro películas de cine psicotrónico y bizarro con las que gritar, patalear, cantar y disfrutar en una cita imprescindible. Tras el éxito de las ediciones anteriores, el evento cuenta con un nuevo emplazamiento: la sala C.M.C. (c/Madrid 52, Getafe), con mayor aforo y mejores instalaciones, ideal para acoger hordas de sedientos cinéfagos.

¡Superhéroes! ¡Gore!¡Música disco! ¡Humor chungo!

Estuve el año pasado y la verdad es que fue una delicia pasar el día viendo cine casposo, tirando a cutre, pero aún así entrañable; y además, rodeado del equipo de La Parada y de un montón de aficionados al género con los que reir y comentar las películas. Tenía claro desde hace mucho que iba a repetir la experiencia.

Organizada por el programa La Parada de los Monstruos y Radio Ritmo, y enmarcada en esta ocasión dentro de las actividades de festival Getafe Negro, esta tercera edición promete ser la más marciana de todas. Una maratón con cuatro films ideales para asombrar y divertir al público con su torpeza técnica y absurdos argumentos. Las películas proyectadas serán las siguientes:

White Fire (Jean-Marie Pallardy, 1985)

Fred Ginty, el bigotudo protagonista de la clásica El Exterminador, se a Turquía a luchar contra el crimen y a intentar ligarse a su hermana. Gore ratonero, peleas y sierras mecánicas en un título de acción que combina los peores rasgos del cine cutre americano y turco en una sola cinta.

Operación Mantis, el exterminio del macho (Paul Naschy, 1985)

La aportación española a la Monstrua. Seleccionada por nuestra web invitada, presenta a una organización destinada a convertir a todos los hombres en esclavos. Un absurdo intendo de humor a lo Aterriza como puedas… con José Luis López Vázquez, Paul Naschy y Fedra Llorente “La bombi”.

Mágico, el enviado de los dioses (Ángel Rodríguez Vázquez, 1990)

Posiblemente, superhéroe más lamentable de la historia del cine mundial. Las fuerzas del mal amenazan Monterrey, y sólo Mágico podrá enfrentarse a estos un grupo de los villanos más lamentables de la historia del cine. Este héroe, descendiente del “Rey Candau”, une lo mejor de los luchadores mejicanos… con lo peor de los Power Rangers.

The Apple (Menahem Golan, 1980)

La revista Popular 1 la definió como “un engendro entrañable”. Un absurdo delirio israelí con las peores canciones de la historia, que vuelve a contar la historia de Adán y Eva en el futurista año de 1994. El mundo está dominado por el B.I.M., una música hortera y macarra a la que la juventud es adicta. Una joven pareja luchará por no caer presa de las tentaciones infernales. ¡Hay que verla para creerla!

Las películas serán presentadas por los componentes de La parada de los monstruos y la web invitada, y habrá varios sorteos por cortesía de Otaku Center y Asian Trash Cinema. La entrada es libre hasta completar aforo, por lo que se aconseja la reseva mandando un mail a contacto@paradadelosmonstruos.com o el evento en facebook.

Toda una jornada de diversión de manera gratuita por cortesía de Radio Ritmo, Parada de los Monstruos y Getafe Negro, con la colaboración de Otaku Center, Viruete.com, Scanners, Cine Cutre y Dimensión Fantástica. Yo desde luego no me la pienso perder y ya me he apuntado. ¿Os la vais a perder vosotros?

¡Larga vida a la Monstrua!

¡Superhéroes! ¡Gore!¡Música disco! ¡Humor chungo!

NOTA: entrada realizada a partir de la nota de prensa y el material gráfico que ha puesto a disposición de los usuarios la web de La Parada de los Monstruos. (Artículo en la web / Dossier de prensa)

El tahúr se apunta a “La lista de Sinde”

Pues resulta que por culpa de los políticos no voy a poder ni descansar estas fiestas. Ayer, pese a que me había propuesto no conectarme a internet, entré en el blog de Loretahúr para poder escuchar una intervención de Jose A. Pérez (mimesacojea) en el programa “De las ondas a la red”. Al hacerlo, me encontré con una nueva entrada relativa a la ya famosa lista de Sinde. Y no, no es que la ministra Sinde sea una “lista”.

A pesar del revuelo que formó el manifiesto y de ser una de las contadas ocasiones en las que la comunidad internauta se hizo oír, la Ley de Economía Sostenible sigue adelante, y con ella su polémica disposición adicional con la que los presuntos delitos contra la propiedad intelectual se incluirían en la lista de razones que permitirían al gobierno clausurar de inmediato sitios web sin que un juez tenga que dar su autorización. Por aquello de acelerar los trámites. Y en este caso, de evitarlos (eso de que los jueces digan que no es ilegal bajarse cosas del eMule resulta bastante incómodo). En pocas palabras, un blog con enlaces a descargas o búsquedas de torrents iría a parar al mismo saco donde se encuentran las páginas de pornografía infantil o relacionadas con el terrorismo.

Es por esto que se ha abierto la página web con La lista de Sinde, en la que os pido encarecidamente que os apuntéis (entrad y seguid las instrucciones) antes del 30 de diciembre, día en el que se discute la ley citada arriba en Consejo de Ministros y en el que la Coalición (del copyright) pretende entregar una lista con las webs que deberían ser cerradas. Son cerca de 200. Vamos a ponérselo fácil y a añadir más sitios web a esa lista, en concreto, nuestros propios blogs. A ver la lista que entregan no es de 200 páginas web, sino de 2.000 o 20.000, y a ver si tienen redaños a cerrarlas todas. Si tuviera tan mala suerte como para que cierren El tahúr manco, tranquilos, volveré.

Unete a la lista de la censura

Al ser usuario de wordpress.com no siempre puedo añadir todo el código html que quisiera. El día que empiece a ser reconocido en la blogosfera, me plantearé hacer un upgrade de mi cuenta, o mudarme a wordpress.org. Por el momento, tendré que dejaros aquí unos enlaces. Soy un ferviente partidario del peer to peer, en concreto de eMule (o en todo caso de los torrents) frente a las descargas directas. El peer to peer, aunque se diseñó para unas conexiones más lentas, permite compartir muchos más recursos y su legalidad está garantizada. Últimamente, los uploaders de servidores como Megaupload o Rapidshare están teniendo problemas. Ahí van esas recomendaciones.

NOTA: Estoy viendo que ni siquiera puedo enlazar archivos de eMule, así que dejaré el texto completo del enlace para que lo copiéis y lo uséis directamente en eMule. Más que nada como acción simbólica.

Como conocí a vuestra madre

Una comedia con un humor ácido y unos personajes entrañables (Bartney Stinson es mi ídolo). Ya que La Sexta la ha dejado de emitir (y cuando lo hacía era a las tres de la mañana), os dejo los cinco primeros capítulos en un documento de Word.

Mentiras y gordas: ed2k://|file|Mentiras%20Y%20gordas.avi|1465712640|8ED8D88D688D1354086DEC3FC9F712C0|/

Ésta va a mala leche. La dejo porque el guión es en parte responsabilidad de Ángeles Gonzalez-Sinde (sí, la ministra). Aunque con ese título bien podría tratarse de los argumentos que da en su discurso político para proteger la cultura. No he visto la peli, pero con la imaginación que tiene esa mujer, seguro que la historia es increíble (en un sentido literal). Además, en estas fechas entrañables, y con un frío que pela, qué mejor para entrar en calor que un montón de fenómenos teen frotándose unos con otros bajo los efectos de sus hormonas disparadas. Además, Ana Polvorosa, con ese rollo proletario que se traía en Aída, tenía su punto.

Leonar Cohen: Live in London

Me da igual si te lo bajas del eMule, si lo oyes en Spotify o te lo compras, pero escúchalo (yo lo estoy oyendo mientras escribo esto). Dos horas y media de concierto, una puesta en escena sobria y elegante, un sonido excelente, y una interpretación por parte de Cohen a la que es imposible ponerle ni una sola pega. Puedes encontrarlo en doble CD o en DVD.

  • CD: ed2k://|file|Leonard_Cohen-Live_in_London-2CD-2009-ONe.rar|212936331|1B54AA8C661E27D11CCFB543D0CF35DF|/
  • DVD (rippeado en un archivo avi):
    ed2k://|file|Leonard.Cohen.-.Live.in.London.2009.DVDRip.XviD-ItzikGur.[wnet.co.il].avi|1563718144|23EDC0F5D2AA5DEE5594C86803373A25|/

Así que nada, dejo en el tintero la que tenía pensado que fuera mi siguiente entrada: una crítica feroz y sin piedad a Samanta Villar por su reportaje-manipulación llamada 21 días a ciegas.

El manifiesto, reflexiones finales.

Han pasado un par de días desde la concentración de músicos ante el Ministerio de Industria y del revuelo por el Anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible, conocido como la Ley de la patada en el router. Varios internautas se reunieron con la Ministra de Cultura y, aunque no se llegó a un acuerdo, al menos se ha visto que el gobierno ha hecho movimientos para recular. Aún queda mucha historia, pero parece que lo más gordo ha pasado.

De todo este asunto al menos me queda el buen sabor de boca de que la comunidad internauta se ha movilizado y ha conseguido ejercer como grupo de presión, que la cosa no se ha quedado en una pataleta, y que representantes del gobierno nos han recibido igual que recibieron a los músicos. No obstante, los medios tradicionales muestran aún mucho desprecio por la comunidad web, apodando blogueros a los representantes de los internautas, como a la reunión hubiese acudido una docena de adolescentes enganchados al World of Warcraft y a Tuenti. Creo que ya sabéis la talla de algunos de los allí asistentes. Aún no se ha llegado a un acuerdo sobre el tema (y la ministra no parecía muy dispuesta a dialogar), y la oposición ha hecho su habitual ejercicio de oportunismo político y surrealismo (por no decir cinismo). Con todo, esta vez nos hemos hecho escuchar.

El tema de la (mal llamada) piratería en internet es muy amplio y se mezclan demasiadas cosas. Voy a intentar dejar un par de ideas al respecto.

  • Por mi parte, soy absolutamente partidario de los derechos de autor. Entiendo que los creadores e intérpretes reciban una compensación por su trabajo. Otra cosa es hablar de los derechos de autor como el salario del artista, cuando en realidad se asemejan más a una renta. Tampoco veo bien que se confundan derechos de autor y copyright. Son dos cosas distintas, y estamos adoptando la segunda.
  • Para cobrar derechos de autor, es necesario ser socio de una entidad gestora de estos derechos, que son las únicas con capacidad para recaudarlos y repartirlos. Hay ocho en España, no solo la SGAE. Habría que pensar en no mezclar a autores y editores en el mismo saco, y ambos colectivos no siempre tienen los mismos intereses. Entidades separadas para colectivos diferentes, no como ahora.
  • Cada industria cultural (cine, discos, libros; pero también medios de comunicación) tienen sus peculiaridades. Cada una se ha adaptado mejor o peor a las redes digitales (no sólo internet). La industria del disco ha tenido tiempo de sobra, ya que una canción, e incluso un disco entero, es un volumen mucho menor de datos que una película. Entiendo que vuestra situación es complicada, pero no volquéis vuestra frustración en ese gran saco que llamáis piratería, ni hagáis victimismo con los artistas.
  • Es duro adaptarse a un nuevo modelo de negocio. Siempre hay conflictos. Pero siempre ha pasado. A mí también me da pena que los oficios artesanos se estén perdiendo, pero por desgracia es lo que hay. Cuando se habla de pérdida de puestos de trabajo, los productores deberían hacer auto-examen y ver a cuántos ingenieros y técnicos de sonido han echado aprovechando las grandes concentraciones de sus grupos mediáticos y las mejoras de equipos y programas informáticos.
  • Por mucho que se empeñen, descargar, compartir o copiar no es robar. El consumo cultural presenta unas particularidades que no tiene el consumo de otros bienes materiales. Es muy difícil determinar el impacto económico de las descargas, no seáis simplistas.
  • Creo que el peer to peer (programas tipo eMule) es incluso necesario. Suponen un reducto para encontrar material fuera de las grandes oleadas de fast sellers con las que nos invaden continuamente. Además, circula mucho material libre de copyright. En última instancia, es vital para el desarrollo cultural de algunas regiones y países. Algunas páginas de enlaces son también, más allá de un catálogo de enlaces, auténticos templos de cultura colaborativa. Gente que dedica su tiempo libre a ayudar en un proyecto. ¿Tan capitalistas os habéis vuelto que ver un modelo así os hace temblar? Puede que no sean todas las páginas, pero no por eso hay que meterlas a todas en el mismo saco con la etiqueta “ladrones”.
  • Efectivamente, el gobierno tiene que apoyar a los artistas. Pero como ya dije, la industria cultural con es toda la cultura. Y el apoyo a la cultura (no sólo a las industrias culturales) tiene que hacerse mediante políticas culturales sólidas, que perduren en el tiempo y que no las borre de un plumazo el siguiente partido en llegar al poder. Reducir ese apoyo a cerrar páginas que atenten contra la propiedad intelectual es el más flaco favor que se puede hacer a la cultura. Precisamente porque la Constitución (ahora que va a cumplir años) garantiza el acceso a la cultura, existen excepciones a las restricciones del copyright. Cerrar esas páginas podrá ayudar a los poderosos, pero también mata a los débiles. Y si esas actuaciones pueden partir del gobierno y obviar la intervención judicial, nos acercamos peligrosamente a un territorio que está fuera de la democracia.

No todo es blanco o negro. No es una guerra del todo gratis frente al todo pago. Pueden convivir modelos mixtos y se pueden encontrar fórmulas alternativas de financiación. Gillette ya lo hizo. ¿Y si nos sentamos y lo hablamos entre todos, pero reflexionando bien nuestros argumentos?

Y ahora, creo que me he merecido irme de puente. Nos leemos a la vuelta, tahúres.

P.D.: No he puesto un solo enlace. Las pocas cosas que se pueden enlazar están enlazadas en mis anteriores entradas. Y que estoy perezoso, qué leches.

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Nota de El Tahúr: para publicarlo lo antes posible, está sin maquetar (copu-paste). Esta tarde espero poner un artículo referente a la manifestación de músicos que ha generado todo este embrollo. Más que comentarlo, prefiero que lo difundáis. Gracias.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

El complejo, expandido y a veces contradictorio universo de los Simpson

Debutaron en 1987 dentro del show de Tracey Ullman y comenzaron su emisión regular como serie a finales de 1989. Eso les ha convertido en una de las series más longevas, y la más veterana dentro de las series de animación. Estoy hablando, por supuesto, de Los Simpson .

Fue una de las primeras series de animación cuyo público objetivo no era el infantil, y a día de hoy son todo un referente. 21 temporadas dan para mucho, y el programa evolucionó en algunos aspectos. Por ejemplo, a partir de la 3ª temporada, los dibujos mejoraron su aspecto. También se fue ampliando el universo en el que vivía la familia, y han ido apareciendo multitud de secundarios con su propio transfondo. La peculiar continuidad de la serie hace que se den algunas contradicciones, aunque a los fans no nos suponen ningún problema, e incluso forman parte del encanto de la serie.

Sin ánimo de ser exhaustivo (el universo de la serie es inmenso y abordarlo en un post es un suicidio), y citando casi todo de memoria, veamos algunas de estas curiosidades.

Un universo permanente: las edades de los personajes.

La característica más evidente en la continuidad de la serie es que los personajes no envejecen, si bien la sociedad reflejada en la serie evoluciona del mismo modo que el mundo real. No obstante, aunque los personajes no envejecen, esto no supone ningún problema para que se celebren navidades, empiece y acabe el curso escolar, y los protagonistas cumplan años. Pero ¿qué edad tienen los Simpson?

– Podemos usar como referencia el episodio Así como éramos (T2). En él, se cuénta cómo Marge y Homer se conocen en 1974 durante el último año de instituto. Eso significa que ambos habrían nacido en 1956 ó 1957.

– Sabemos además que Marge se queda embarazada en 1980 (Me casé con Marge, T3). No se especifica si Bart nace ése mismo año o ya en 1981. Lisa es dos años menor que Bart (La primera palabra de Lisa, T4. En este episodio se afirma que nació en 1983). Por tanto Bart y Lisa tienen 9 y 7 años respectivamente (se suele tomar 1990 como año de referencia, ya que la serie comenzó en diciembre de 1989). Maggie tiene oficialmente un año, y en Y con Maggie tres (T6), donde se cuenta el nacimiento de Maggie, no se hace referencia a ningún año completo.

– A pesar de que sabemos sus edades, los “errores” de doblaje han situado a los niños Simpson en diferentes años escolares. Curiosamente, conforme avanzaba la serie iban siendo cursos inferiores. Por ejemplo, en Bart el general (T1), Bart teme que no acabará el 6º curso con vida. Lisa, por su parte, afirma en El blues de la Mona Lisa (T1) que es “la niña más triste de 4º de EGB”. En cambio, más adelante podremos ver cómo está en 2º curso (La rival de Lisa, T6), y cómo la adelantan a 3º, donde coincidirá con su hermano, a quien han hecho retroceder un curso desde 4º (Bart contra Lisa contra 3º de primaria, T14).

– Al margen de las edades, la continuidad de la serie se basa en episodios que cuentan historias autoconclusivas que casi nunca tienen consecuencias en el desarrollo posterior de la serie. La excepción a esto serían las escasas muertes que han acontecido entre los vecinos de Sprinfield (Murphy encías sangrantes, Maude Flanders). Eso sí, muchas veces se hacen referencias a episodios pasados. La única trama desarrollada en dos capítulos fue la de ¿Quién disparó al Sr. Burns? (final de la temporada 6 y comienzo de la 7).

– Los especiales de Halloween comenzaron en la temporada 2 bajo el episodio genérico de La casa del árbol del terror, y en ellos se cuentan tres historias independientes. Son episodios al margen de la continuidad del resto de la serie, lo que nos permite ver cómo fallecen diferentes personajes, como en el especial nº5 (T6), en el que el bedel Willie es asesinado de idéntica forma en las tres historias.

El tumultuoso pasado de los personajes

Es quizá el aspecto que genera más contradicciones, ya que lo que se afirma en un episodio puede no ser respaldado en otros capítulos. Veamos algunos ejemplos.

– El insigne dueño de la central nuclear (de la que hablaremos en otro post), Charles Montgomery Burns, tiene un origen misterioso. En Ciudadano Burns (T5), afirma que de niño fue adoptado por un magnate multimillonario, y vemos cómo abandona sin miramientos a sus padres adoptivos, con los que guarda un gran parecido. En cambio, otras veces hemos podido ver a su madre, aún viva (Homer el Smithers, T7), que para ser su madre adoptiva también es muy parecida al sr. Burns.

– El director Seymour Skinner resultó ser en realidad un vagabundo de Capital City que había suplantado la identidad de su sargento al regresar a Norteamérica (El director y el pillo, T9). Pero La maldición del pez volador (T7) nos había mostrado al padre del director en el pelotón capitaneado por el abuelo Simpson en la Segunda Guerra Mundial. La trama de El director y el pillo se resuelve de forma surrealista, y la propia serie admite que aquel capítulo fue un despropósito (Detrás de las risas, T11).

– Abraham “Abbey” Simpson, el abuelo, es un personaje con un pasado no menos jugoso. Fue sargento del propio Burns (por cierto, la edad de estos dos sí que es un misterio), tuvo un hijo ilegítimo que aparece en las temporadas 2 y 3…

– Por su parte, la madre de Homer apenas aparece, hasta que descubrimos su pasado en Madre Simpson (T7).

– En uno de los episodios, Marge afirma que su padre estuvo en la Marina. De hecho, en Así como éramos (T2) vemos a un sr. Bouvier bastante gruñón. En cambio, en Miedo a volar (T6), resulta que el padre de Marge era azafato de vuelo (aunque ella había reprimido ese recuerdo y creía que era piloto).

Y también el futuro

Como hemos visto, muchos episodios nos hablan del pasado de los personajes. ¿Y el futuro? Mi memoria me ha hecho recordar estos tres ejemplos.

– En La boda de Lisa (T6), una gitana predice el futuro de Lisa, y la vemos como una universitaria que conoce al hombre con el que espera casarse.

– En otro episodio, es un chamán indio el que revela el futuro, esta vez de Bart. Lisa es nada menos que la presidenta de los Estados Unidos.

– Más adelante, en Futur-Drama (T16), una invención del profesor Frink les muestra el futuro a Bart y Lisa, revelando los acontecimientos de su fiesta de graduación en el instituto.

– Aparte de estos espisodios, algunos capítulos hacen anticipaciones anecdóticas sobre el devenir de los acontecimientos. Así, en Rasca y Pica, la película (T4), al final vemos a Bart como juez del Tribunal Supremo.

Deslices de traducción

Mantener algunas traducciones a lo largo de tantas temporadas no siempre es fácil. Veamos para terminar algunos nombres cambiantes:

– El perro de Bart, al que han llamado Ayudante de Santa Claus, Pequeño ayudante de Santa Claus, o Botones de Santa Claus.

– El actor secundario Bob, encarcelado desde la primera temporada, a veces es referido como Seichou (Sideshow: actor secundario) Bob.

– Lo mismo ocurre con Tony el gordo, que a veces es referido con el equivalente anglosajón: Fat Tony

Estos son algunos datos, un tanto al azar, que he rescatado de la memoria. Pero tranquilos: el universo de la serie es tan enorme y tiene tantas facetas que seguro que veis algún artículo más con esta temática. Los nombres de los capítulos los he podido consultar en Tus Series y en el índice de capítulos que tiene la Wikipedia sobre esta serie.

Razones por las que me bajo series de internet

El falso debate de las descargas en internet suele polarizarse en dos puntos de vista opuestos e irreconciliables: el de la cultura del todo gratis frente a la del todo pago. Ya sabéis, Ramoncín contra David Bravo y cosas por el estilo. Cuando se trata de series, la cosa en realidad no cambia mucho. Aunque la televisión en abierto sigue siendo una opción mayoritaria en España, los defensores la (presunta) legalidad se rasgan igualmente las vestiduras ante las descargas de las series por la red. La cuestión es simple: si bien al espectador ver una serie no le supone un desembolso como ir al cine o comprar un disco, la serie genera una audiencia. Dependiendo de la audiencia (y la franja horaria), se puede pedir más por emitir publicidad en esa serie. Así de simple.

No voy a entrar en sesudas diatribas al estilo de Henry Jenkins acerca de la cultura de los fans que se genera en torno a una serie, pero desde luego es innegable el trabajo que hacen algunas webs que recopilan y comparten series de televisión, como Tus Series o Series Yonkis. Me limitaré a exponer esto:

Si prefiero bajarme una serie de internet a verla por la televisión, es porque la televisión no ofrece unos mínimos de calidad a la hora de emitir las series.

Por un lado, está la comodidad de tener los capítulos disponibles para poder verlos en cualquier momento, sin intermedios, e incluso en versión original (mucho hablar de las infinitas ventajas de la TDT pero no se llevan a la práctica). Pero hay más.

Los horarios de las series no se respetan. Las cambian de día y hora de emisión. Ahí tenéis las series de culto que emiten en La Sexta, pasadas las dos de la mañana (y son de las mejores). Las que son en prime time rara vez empiezan puntuales, y cuando hay partido de la Champions Ligue en otro canal, su inicio se retrasa hasta que acabe el partido.

La explotación intensiva que se hace de algunas series es horrorosa. ¿Esperáis que me quede hasta las tres de la mañana viendo cinco capítulos seguidos?

Los americanos tienen muy bien medidos los tiempos. Las comedias duran unos 22 minutos (media hora con anuncios). Los dramas, el doble. De ahí la emisión del doble capítulo. Las series españolas tienen aún que aprender de esto, ya que mientras la serie tenga éxito, alargan los episodios en lo posible hasta duraciones infumables para según qué géneros. Pero en cualquier caso, los episodios tienen sus ritmos y sus pausas internas. Últimamente las cadenas hacen los intermedios jugando a ver cómo se puede putear más al televidente. Y en los canales TDT de Antena 3 (Neox y Nova), donde las pausas se hacen cuando hay intermedio en la primera, la cosa es surrealista.

Por último, toda esa horrible publicidad sobreimpresa, al filo de la legalidad (la publicidad sobreimpresa no puede ocupar más de una sexta parte de la pantalla) que no hace más que pedir a gritos que te compres la serie en DVD. Porque efectivamente, bajar las series de internet no es una cuestión de dinero sino de calidad, como habéis visto. Todas estas razones también lo son para comprarse alguna que otra temporada completa en DVD. Y para mí, el dinero invertido en cultura (cine, música, libros, etc) es el mejor gastado. Si pudiera invertir más…