Y llegó el final de “Cómo conocía a vuestra madre”

NOTA: esta entrada es deudora de otro artículo de 2012 en el que especulaba sobre un posible final. Aquí voy a comentar el final de la temporada con detalle, así que si aún estáis viendo la serie y no queréis tragaros spoilers a mansalva, guardad este post en favoritos o en “read it later” (ahora “pocket”) para más tarde.

Después de 9 temporadas y algunas especulaciones sobre su continuidad, la serie de la CBS How I met your mother (“Cómo conocí a vuestra madre”) ha llegado a su esperado final. Aquí en España aún se está emitiendo la última temporada, y tardaremos un par de meses en ver qué ocurre con Ted Mosby y su futura esposa.

Tras ver el doble episodio que cerró la serie (The last forever, episodios 9×23 y 9×24) me quedó un sabor agridulce, más amargo que dulce para ser sinceros. Pero después de comentarlo con otra persona y repasar mi anterior artículo, me di cuenta de que era el final que la serie se merecía. Al fin y al cabo, Cómo conocí a vuestra madre no es la historia de cómo Ted Mosby conoció a Tracy McConnell (su futura esposa y madre de sus hijos), sino la historia de amor y desamor de Ted y Robin.

Para no perderme por las ramas, voy a dar una serie de argumentos a favor y en contra del final, centrándome especialmente en la figura de Tracy y en lo que había yo había pronosticado en octubre de 2012.

A favor

  • Presentan a Tracy (“la madre”) al final de la temporada 8: en mi artículo especulativo suponía que el personaje de la madre sólo saldría al final del último capítulo de la serie. Me equivoqué por una temporada. En el capítulo que cerraba la temporada 8, podíamos ver a Tracy en el último plano del episodio. A lo largo de la temporada final, hemos podido ver cómo Tracy ha ido conociendo a todos los protagonistas de la serie, dejando a Ted Mosby para el final. También protagonizó el episodio 200 (9×16): How your mother met me, donde se resume su historia entre 2005, justo al comenzar la serie, y 2014.
  • Unen todas las piezas del puzzle de forma bastante aceptable: es precisamente en este episodio nº 200 donde vemos desde el otro punto de vista todas esas pistas que Ted ha ido dejando durante la serie. Desde el paraguas amarillo hasta la presencia de Tracy en esa primera clase que imparte Ted Mosby aunque en realidad está en el lugar equivocado. En general lo enlazan todo bastante bien, aunque seguro que si revisáis la serie capítulo por capítulo encontráis algún fallo. Por ejemplo, dejan una pista falsa cuando Ted cree ver a Tracy (sólo su tobillo) en el piso de Cindy, y cree reconocerla años más tarde en el McLaren’s, pero finalmente no es así.
  • Tracy es adorable: sencillamente eso. Toca el bajo, es amable, encantadora, se interesa por los demás y tiene aficiones raras. Además, es muy guapa. Si Tracy existiera de verdad, me casaría con ella.

 

Ted Mosby

Sí, le he robado el paraguas a mi mujer

En contra

  • Tracy es DEMASIADO adorable: el punto fuerte de Tracy juega también en su contra. A lo largo de la serie, Ted idealiza tanto a la que será su futura esposa que al final tenemos un personaje demasiado bueno. Así que puedo entender que aunque a mí me parezca adorable, otros la consideréis repelente. Lo comprendo. Claro que os tendréis que batir en duelo conmigo.
  • La historia de Tracy es muy trágica: lo que vemos en el episodio 200 es la historia demasiado dramática. Pierde a su novio el día de su cumpleaños y no es capaz de superarlo. Apenas sale al principio y después es incapaz de volver a tener pareja. Y cuando comienza a salir con alguien, le resulta imposible profundizar en la relación. A esto se le añade el episodio final, que nos desvela que Ted y Tracy sólo estuvieron 10 años juntos. Una historia demasiado cruel para un personaje tan encantador.
  • La relación entre Ted y Tracy pierde credibilidad: después de un recorrido tan largo por parte de los dos, el romance entre ellos resulta raro. Ted y Robin están jugando al ratón y al gato hasta el mismo final, y Tracy aún no ha superado del todo la muerte de su novio. Lo normal es que lo suyo hubiese sido una relación “de transición”, y no el gran romance.
Tracy McConnell

Así que me has robado el paraguas…

Pero por encima de todo, hay que aplaudir a los guionistas por tener previsto el final desde el principio de la serie, con esa conversación final entre Ted y sus dos hijos. Los planos de los niños se grabaron en su momento, pues no olvidemos que ahora tienen este aspecto:

Y es que como decía al principio, Cómo conocí a vuestra madre es la historia de Ted y Robin. Y los guionistas de la serie han sabido contarla mientras pretendían contarnos otra historia.

Aunque yo me quedo con Tracy McConnell.

Sobre el posible final de Cómo Conocí A Vuestra Madre

La serie Cómo conocí a vuestra madre comenzó a emitirse en Estados Unidos en septiembre de 2005 en la CBS. El planteamiento inicial de un padre contándole a sus hijos en el año 2030 la historia de cómo conoció a la madre de éstos era el recurso para construir una sitcom que gira alrededor de 5 personajes principales que rondan la treintena. La octava temporada de CCVM comenzó hace escasamente un mes, y en principio será la última salvo que se renueven los contratos para una novena. La pregunta es si conoceremos a la madre de los chicos cuando acabe la octava temporada en mayo de 2013.

NOTA: lo que viene a continuación son una serie de comentarios analizando ciertos aspectos de la serie. Para ejemplificar algunas cosas, haré mención a diversos episodios de las 7 temporadas emitidas hasta entonces. Aunque no hablaré en detalle de los argumentos, estas menciones podrían considerarse spoilers.
NOTA 2: hay una actualización al final de este artículo sobre la renovación de la serie.

Ni que decir tiene que la historia de cómo se conocen Ted, el protagonista de la serie, y su futura mujer, no es en absoluto la trama principal. Se trata de un eterno McGuffin que sirve de excusa para contarnos las situaciones de los cinco protagonistas e ir desarrollando los personajes. No obstante, el recurso de la voz en off, presente a lo largo de todos los capítulos, unido a que la serie en sí es un gigantesco flashback (no olvidemos que es una historia contada en el año 2030) permite una serie de recursos narrativos que dan mucho juego.

Uno de los más comunes es congelar la imagen para que la voz en off de Bob Saget (la voz de Ted Mosby en la versión original) explique algunas situaciones e incluso se haga algún flashback. También hay algunos episodios donde la trama se cuenta desde un determinado punto de vista para luego completarlo con otras perspectivas y tener una visión de conjunto. Esto ocurre en episodios como Ted Mosby, arquitecto (T2), Brunch (T2), y The Mermaid Theory (T6) entre otros. Rizando el rizo, en el capítulo The Goat (T4) se habla de los estragos producidos por una cabra que ha traido Lily (personaje interpretado por Alyson Hannigan) al piso, pero al final del episodio, el “futuro Ted” recuerda que el incidente con la cabra no ocurrió hasta un año más tarde, y en efecto podemos ver lo sucedido en el último episodio de la temporada 5 (The Leap).

No obstante, para no alejarse de la premisa inicial, a lo largo de la serie, la voz en off de Ted ha ido dando pistas sobre la forma en que conoce a su mujer: el paraguas amarillo, la presencia de la madre en el aula donde Ted dio su primera clase (más tarde descubrimos que Ted se había confundido de aula), o que el primer encuentro entre los dos fue en una boda, aunque no especifica en cuál.

La gran pregunta, como he comentado al principio, es si al final de la serie llegaremos a conocer a la esposa de Ted ahora que se sabe la fecha en que acaba la serie y se puede planificar un último episodio en el que concluyan todas las tramas. Mi opinión, o mejor dicho mi predicción, es que el personaje de la “madre” aparecerá en el último plano del último episodio (sin contar el chiste final con el que cierran muchos capítulos). O puede que ni siquiera nos concedan ese capricho, y la serie cierre en el momento en que Ted esté a punto de conocerla.

En cualquier caso, espero que los guionistas no caigan en la tentación de desvelar que la madre al final resulta ser uno de los personajes que ya conocemos, como Robin o Victoria (que reapareció en la 7ª temporada). Dudo que ocurra eso. Aunque si al final es otra chica, la trama de la serie se resumirá en “hijos, voy a contaros cómo durante 8 años me tiré a todo lo que se movía y estuve a punto de casarme un par de veces hasta que al final conocí a vuestra madre”.

El gran reto, bajo mi punto de vista, es si los guionistas sabrán encajar las piezas que ellos mismos han ido dejando a lo largo de estos años. Mientras la serie tenía visos de continuar de forma más o menos indefinida, las pistas sobre el personaje de la madre eran aleatorias, un cebo para no perder de vista el leitmotiv de la serie. Ahora que se acerca el final, toca encaminar esfuerzos a cerrar esa trama de forma satisfactoria. Si no, podríamos asistir al final más chapucero de una serie desde que acabó Perdidos.

Dentro de nueve meses, haré una segunda parte de este artículo para ver cómo ha concluido (o no) la serie. Hasta entonces, espero que os dejéis caer por aquí de vez en cuando.

ACTUALIZACIÓN (6-Febrero-2013): En diciembre podía leerse la noticia de que la serie había renovado por una novena temporada, por lo que su emisión se prolongará hasta la primavera-verano de 2014. Como es sabido, Jason Segel no quería continuar en la serie. Finalmente, el actor ha cambiado de opinión y ha renovado como el resto del reparto. Los creadores de la serie querían conocer con anticipación la renovación de una nueva temporada ya que necesitaban una fecha para planificar un final a partir de todas las pistas que han ido dejando a lo largo de estos años. Tras un par de meses, la noticia se hizo oficial. Según los responsables de la serie, la novena temporada será definitivamente la última (la octava estaba condicionada a una nueva renovación), y se revelará la identidad de la esposa de Ted Mosby.

ACTUALIZACIÓN 2 (13-abril-2014): En Estados Unidos ya se ha emitido el final de la serie, y aquí tenéis mi opinión al respecto. ¿Acerté en mis conjeturas?