Anuncios hostiables. Kayak

Por petición popular, retomo la sección anuncios hostiables con el spot de Kayak.es.

Kayak es lo que podemos llamar un meta-buscador, al estilo de Trivago o Rastreator. Pues bien, en su campaña de este verano, intentan transmitirnos entusiasmo por esta página con una canción… no lo cuento, mejor lo ven ustedes.

Ya sabemos que determinadas categorías de productos ofrecen menos juego a la hora de elaborar un anuncio con un mínimo de creatividad. También he comentado otras veces que es habitual hacer un anuncio hortera suele ser habitual si con ello se llama la atención (y de paso se recuerda la marca, como ocurre aquí). En este sentido, los genuinos anuncios hostiables se parecen al cine chungo: muy pocos se ruedan diciendo “esto nos está quedando genial”.

Pero por muy buscada que sea la horterada, el nivel de surrealismo y vergüenza ajena al que llega la canción lo catapultan al ránking de anuncios hostiables. Al fin y al cabo todos queremos hostiar al protagonista del anuncio.

Ya ha salido una nueva campaña de Kayak. Puede que se hayan dado cuenta de lo ridículo de este anuncio.

Reseña de Ready Player One

El debut literario de Ernest Cline vino precedido por un poco de hype. Su novela ambientada en un futuro distópico y que transcurría en su mayor parte en una simulación virtual era un cócktail de ingredientes para el éxito. A saber, un entorno dominado por la tecnología y las relaciones virtuales, un aluvión de referencias a la cultura pop de los 70 y 80, y la promesa de una adaptación cinematográfica desde antes de su publicación. Añadan una portada con los icónicos alienígenas del ‘Space Invaders‘. El típico caso de best seller que lo es porque está convencido de su condición.

La reseña completa en El Ninho Naranja.

Marcianitos

Click en la imagen para leer el artículo

Vuelve Black Mirror, y lo comentamos en El Ninho Naranja

El año pasado, escribí una reseña de la serie británica ‘Black Mirror’ para mis amigos de El Ninho Naranja. La miniserie de tres capítulos había causado un gran impacto entre el público, y la viralidad de Internet hizo que muchos la viésemos varios meses antes de su emisión en España.

Ya que se trata de una miniserie y no de una serie regular, su emisión tampoco está atada a las exigencias habituales de la programación. Los tres nuevos episodios que conforman la segunda temporada fueron televisados en febrero de este año en el Reino Unido, casi año y medio después de la primera triada.

Era inevitable que me encargase de comentar esta nueva temporada, así que ya tenéis disponible la entrada en El Ninho Naranja. Aunque estos nuevos episodios no tienen el mismo efecto que tuvieron los primeros, su visionado es prácticamente obligado. Podéis leer el artículo original pinchando en la imagen.

Black Mirror, temporada 2

Click para leer el artículo

Recordando Brainscan en El Ninho Naranja

Sobre la película ‘Brainscan’ (John Flynn, 1994) ya hablé el pasado mes de julio en La Parada de los Monstruos, cuando llevé el título a la sección Pantalla Grande, en la que hablamos de películas relacionadas de algún modo con el mundo videojueguil. Sin embargo, me pareció que merecía la pena ser rescatada también para los [RE]Estrenos de El Ninho Naranja, ya que se trata de una película que a pesar de su discreta audiencia, fue un pequeño clásico de videoclub en los 90.

‘Brainscan’, titulada en España ‘Juego Mortal’, es la historia de un chico (Edward Furlong) aficionado al cine de terror y los videojuegos (como el 90% de los que me leéis) que adquiere un misterioso juego que promete experiencias reales como nunca antes habían sido posibles. La tecno-fantasía salpica este slasher destinado al público adolescente.Un producto menor, tal vez, pero bastante entretenido, y con cierto toque nostálgico muy noventero. Y es que hubo vida más allá de los 80.

Podéis leer el artículo completo pinchando en la imagen.

Haz click para leer el artículo

¿Quiéres jugar? Te desafío

Comentamos ‘Summer Wars’ en El Ninho Naranja

Normalmente mis colaboraciones con El Ninho Naranja suelen ser reseñas de libros o la crítica de algún estreno reciente. Este vez me adentro en la sección de [Re]Estrenos del blog para comentar una cinta de animación japonesa (lo sé, últimamente estoy muy japo) estrenada en 2009. Se trata de ‘Summer Wars’, del animador Mamoru Hosoda, quien ya se ganase el favor de crítica y público con su primer trabajo “en solitario” titulado ‘La chica que saltaba a través del tiempo’.

‘Summer Wars’ es una historia en la que se combinan los elementos títpicos del shonen con una aventura contrarreloj en la que una malvada inteligencia artificial amenaza las vidas de los protagonistas así como la estabilidad de un mundo virtual llamado Oz.

Podéis leer la reseña completa pinchando en la imagen.

Summer Wars

Click para leer el artículo original

El crisantemo y la espada en El Ninho Naranja

Volvemos con las colaboraciones para esos blogs amigos. La de esta ocasión es para los sospechosos habituales El Ninho Naranja. Mi último artículo es una reseña del ensayo El crisantemo y la espada, publicado en 1946. Se trata de un estudio antropológico que encargó el gobierno de los Estados Unidos a Ruth Benedict sobre Japón con el objetivo de comprender mejor la nación a la que por entonces se enfrentaban en la Segunda Guerra Mundial.

El resultado es un recorrido por los valores de la cultura y la ética japonesa que explica en buena medida las diferencias existentes con el sistema de pensamiento occidental. A pesar de que está algo desactualizado ya que estudia la mentalidad de los años 40, es un buen punto de partida para todo aquel que quiera iniciar su acercamiento a la cultura japonesa.

El crisantemo y la espadaPodéis leer el artículo completo aquí.

Anuncios hostiables: Frenadol Complex y el circo romano

Qué difícil es encontrar un genuino anuncio hostiable. Y es que estos spots con como el cine chungo, que hay que distinguir el que se hace en serio del que va en ese plan para llamar la atención. Lo mismo ocurre con muchos anuncios televisivos: hacer un anuncio ridículo para que la gente hable de él es muy habitual. Fuera esa la intención o no de los creativos del anuncio de Frenadol Complex, han conseguido sacarme lo suficiente de mis casillas como para que les dedique una entrada.

El anuncio: un hombre joven llega a su lugar de trabajo. El joven muestra síntomas de estar muy resfriado. Para colmo, ese día tiene una importante reunión. Su estado de nerviosismo es tal que la presentación que tiene que hacer se le antoja como un circo romano en el que los gladiadores pretenden acabar con él. Afortunadamente, se toma un sobre de Frenadol Complex (sí, en plena reunión) y los síntomas desaparecen milagrosamente. Las alucinaciones del protagonista desaparecen y él hace una presentación magistral. Imagen del producto. Voz en off repitiendo el slogan. Fin.

Hostiabilidad: atrás quedaron los productos para los síntomas del resfriado que además de curar al que los tomaban conseguían que tras un día de frío y lluvia amaneciese otro de sol radiante. Supongo que les acusaron de contribuir al cambio climático. Ahora lo que toca la fibra del público es el tema laboral. No hay nada como un anuncio en el que el producto es la clave para conseguir un empleo, o como en este caso, para evitar un despido. Eso sí, los trabajos siempre son de oficina. Para albañiles, encofradores y temporeros de la fresa no tenemos nada.

Sorprende que con las campañas tan decentes que ha hecho esta marca, sin necesidad de despilfarrar en producciones complicadas, vengan ahora con este truño tan tópico y que no les diferencia del resto de medicamentos similares. Pasaremos por alto la inmediatez de los efectos del Frenadol (necesidades narrativas). Pero el resto es muy lamentable. El gag del estornudo del principio no tiene ni ritmo ni gracia (está muy mal montado). Y el asunto de los gladiadores es sencillamente lamentable. ¿A cuento de qué viene eso? Para cuando el protagonista vuelve al “mundo real”, el espectador está tan anestesiado que ni siquiera se fija en los supuestos chistes le quedan al spot.