Muertes mierdes en series: quitando personajes.

Ya hemos visto como en las películas se puede morir de una forma muy estúpida o muy mierder. Vamos a profundizar en el concepto de “muerte mierder” cuando se trata de la pequeña pantalla.

Las series tienen la mala costumbre de alargarse y renovarse una temporada tras otra. Eso a veces da lugar a que algunos actores no puedan continuar en la serie por diversas causas (normalmente la incompatibilidad de horarios con otros proyectos) o que algunos personajes pierdan interés para el público. En uno u otro caso, para retirar al personaje de la serie existen un sin fin de tópicos-barra-excusas que justifican su abandono. Y si no, echad un vistazo a la rotación de protagonistas en Al salir de clase.

Matar al personaje es algo que no debería hacerse a la ligera. Dependiendo del tono de la serie, la muerte de un personaje puede ser un golpe demasiado dramático y no conviene abusar . Además, los personajes muertos no pueden regresar a la serie (vale, hay expeciones), así que hay que estar bien seguros de la decisión.

Con todo, las muertes en las series abundan. Y en algunos actores tendrían motivos sobrados para agredir a algún guionista. Veamos unos ejemplos.

Maude Flanders (Los Simpson)

Ned Flanders es un secundario habitual en Los Simpson y en cierto modo se hace querer con su beatería y sus diminutivos (diddily-oh). Su familia no es sino una forma de darle el contrapunto a sus escenas: una mujer mojigata y algo cotilla, y dos hijos harto ingenuos a los que todo les parece bien. Sigo sin ser capaz de distinguir a Rod y Todd, y eso que sé distinguir a la hermanas de Marge.

El caso es que alguien decidió que no era necesaria la presencia de tantos Flanders, y decidieron cargarse a Maude. Y de la forma más tonta. Eso sí, Homer Simpson estuvo implicado en la muerte de alguna manera.

El incidente es el eje central de la acción durante el episodio. A raíz de la muerte de Maude, la condición de viudo de Ned ha servido para construir algunas tramas en capítulos posteriores. Con todo, y a pesar de que Maude Flanders no fuese un personaje muy popular, su muerte me sobraba.

Marcial (Médico de familia)

La serie protagonizada por Emilio Aragón reinó en la parrilla televisiva durante cuatro largos años. Se trataba de una serie de humor blanco (a veces no apto para diabéticos) que encontró todo un filón en el product placement, del que abusaban con más o menos sutileza.

El personaje de Marcial era un secundario sin demasiado carisma pero tampoco excesivamente hostiable. Pero a algún guionista gracioso se le ocurrió que sería el despiporre liquidarlo en el penúltimo episodio de la serie (si mal no recuerdo), cuando ésta ya tenía firmado su fin de emisión. Vean, vean:

Un accidente bastante tonto del que no me queda claro quién tiene más culpa. Si bien Ernesto (personaje interpretado por un actor con síndrome de Down) salió más o menos ileso, el pobre Marcial no tuvo tanta suerte. El cénit de la carrera interpretativa de Jorge Roelas está en el minuto 6 de este vídeo.

¿En serio era necesario ventilarse un personaje así cuando la serie ya iba a acabar? Ni siquiera tiene relación con la trama principal, es una muerte totalmente gratuita. Se ve que Jorge Roelas tuvo un pique muy gordo con algún guionista.

Scott (Sensación de vivir)

Scott entra en esa categoría que el señor Viruete tiene a bien llamar “secundarios que nos traumatizaron”, sección en la que ya le dedicaron un concienzudo artículo que les recomiendo.

En esencia, al inicio de la serie Sensación de vivir, Scott y David eran los personajes losers. Los pringados, vaya. La diferencia es que David (interpretado por Brian Austin Green) se esforzó por cambiar su forma de ser y de vestir, y Scott (Douglas Emerson) siguió con las mismas “cosas de críos” que hacía al principio. Ni que decir tiene que en este blog apreciamos mucho más a gente como Scott, coherentes consigo mismos y sus aficiones infantiloides-frikis, y no a chaqueteros como David, que con tal de encajar y liarse a la guapita más fea del grupo de guays del instituto cambia por completo su forma de ser.

El caso es que una vez que David se unió oficialmente al “grupo”, la serie contaba con 4 protagonistas masculinos y 4 femeninos. 4 parejitas, vaya. El bueno de Scott ya no encajaba en el barrio del código postal ficticio 90210. Podría haberse cambiado de instituto, podría haber seguido por su cuenta y unirse al foro de debate o al club de audiovisuales. Pero en lugar de eso, los guionistas decidieron proporcionarle una de las muertes más tontas que te puedas echar a la cara:

Durante una fiesta de cumpleaños, Scott encuentra un arma en el cajón del escritorio de su padre. Decide que hacerla girar a lo Luky Luke queda la mar de molón. Y claro, como no tiene práctica, la pistola se le escapa (o la suelta, no queda muy claro en el vídeo). Con tan mala pata que durante la caída se dispara y mata a Scott. No, no tenía el seguro puesto, ya es mala sangre.

Y seguro que cuando escribieron la escena, los guionistas pensaron que quedaba creíble y todo.

Bonus: Judy (Cosas de casa)

El último caso de la lista figura como bonus porque ni siquiera podemos decir que sea una muerte propiamente dicha. Se trata de Judy, la hija menor del matrimonio Winslow en Cosas de casa, la hermana de Eddie y Laura.

De primeras, los tres hermanos Winslow cubrían un amplio espectro de target infantil y juvenil: un hermano mayor adolescente, una hija mediana entrando en la pubertad, y una hija pequeña aún en la niñez. Sin embargo, a Judy le salieron competidores. Por un lado, el personaje de Steve Urkel, que estaba previsto como una aparición de un solo episodio, se quedó como secundario recurrente y sus escenas restaron protagonismo a Judy (y como todos sabéis, Urkel acabaría fagocitando la serie entera). Por el otro, el personaje de Richie, el hijo de Rachel, al ir creciendo ocupó el rol de benjamín gracioso, por lo que la menor de los Winslow se quedó en tierra de nadie.

Con esta situación, resulta que la actriz que interpretaba a Judy, Jaimee Foxworth (o en todo caso sus representantes), pidió un aumento de sueldo. Y la reacción de los productores fue un despido fulminante tras terminar la 4ª temporada de la serie. No hubo ninguna escena que justificase la salida del personaje de la serie. Judy simplemente subió a su cuarto. La quinta temporada arrancó como si Judy nunca hubiese existido, y desde entonces los Winslow decían que tenían sólo dos hijos. Fue una de las desapariciones más sonadas de la historia de la ficción televisiva.

Por lo tanto, en este caso ni siquiera hay vídeo. Por su parte, Jaimee Foxworth hizo alguna que otra película, aunque no precisamente para toda la familia

2 pensamientos en “Muertes mierdes en series: quitando personajes.

  1. Bravo! Todo esto podría entrar fácilmente en un examen de historia contemporánea. Ya ni me acordaba de la pequeña de los Winslow! Desde luego estaba claro que sobraba jajaja!

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s