¿Qué fue del P2P?

No hace muchos años, los sistemas peer to peer estaban en el ojo del huracán y focalizaban los esfuerzos de las industrias culturales (especialmente de la industria discográfica) en su lucha contra esa “piratería”, palabra que no siempre estaba bien utilizada. Todo empezó en 1.999 con Napster, que hizo poner el grito en el cielo a la RIAA y a Metallica, valga la redundancia eso de que Metallica puso el grito en el cielo. Luego siguieron Gnutella, Kazaa, y después los clientes del protocolo BitTorrent y el famoso eMule.

Con Napster la victoria fue relativamente fácil, puesto que era un sistema centralizado, y al clausurar sus servidores se interrumpió el funcionamiento del programa. Pero los que vinieron después tenían estructuras más complejas, con varios servidores repartidos a lo largo del mundo, o incluso con arquitecturas distribuidas que no necesitaban servidores. El peer to peer se convirtió en una Hidra de muchas cabezas, y por cada una que perdía, le salían dos. Además, dependiendo de cada país las leyes variaban y los mismos argumentos no se podían trasladar sin más de un territorio a otro.

Topologías de Red

Topologías de Red según Paul Baran. La termonología puede variar en otros autores.

(Una aclaración: la definición de peer to peer es muy amplia y no depende sólo de los rasgos que pueda tener un sistema, como su arquitectura descentralizada o no. Aplicaciones como el correo electrónico o la mensajería instantánea podrían considerarse peer to peer. Aquí nos estamos refiriendo a los sistemas de intercambio de archivos que todos conocemos.)

Los autores más entusiastas aseveran que el peer to peer supuso un retorno a la concepción inicial de Internet. Las conexiones entre pares son horizontales, frente al modelo vertical (centralizado y también jerárquico) servidor-cliente de la Web. Hay que recordar que Napster surge en pleno auge de la Web 1.0, y faltaban un par de años para la crisis de las puntocom. Algunos sistemas peer to peer, como SETI@home (aunque curiosamente es un sistema centralizado) se usan para repartir entre los ordenadores de los participantes las tareas de proceso de información, del mismo modo que en sus orígenes la red perseguía como objetivo repartir los procesos de computación. Los sistemas peer to peer, basados en arquitecturas descentralizadas y distribuidas, son fácilmente ampliables, ya que es muy sencillo añadir un nuevo nodo a la red. Sin embargo, la escalabilidad (la propiedad de las redes según la cual una mayor cantidad de nodos redunda en un mejor funcionamiento de la red) de estos sistemas era más complicada de evaluar. Aún así, las arquitecturas descentralizadas aparentemente eran más propicias para la escalabilidad. Y si no, recordad los años dorados del eMule.

A partir de los años 2007 y 2008, el uso de sistemas peer to peer para bajarse canciones y películas comenzó a descender. Y no fue porque las industrias culturales hubiesen ganado su legendaria cruzada contra los “piratas”. Simplemente, por fin había conexiones lo suficientemente rápidas como para que las esperas por una descarga directa no fueran eternas y para poder ver una película en streaming sin cortes, y no de los publicitarios.

Con el cierre de Megaupload a principios de este año, parece que ha habido un leve resurgir del peer to peer. Pocas webs tienen un catálogo tan completo como lo tenía Megaupload, y las búsquedas en Google de sitios donde bajar contenido pueden ser todo un reto para los usuarios poco experimentados.

En conclusión, los sistemas peer to peer fueron formas de aprovechar el ancho de banda que había entonces de la mejor forma posible. Hoy en día pueden resultar poco prácticos para descargas aisladas o de contenidos raros de los que hay pocas fuentes. En cualquier caso, y sin llegar a los extremos de algunos autores, supusieron un modelo diferente al que se estaba imponiendo con la Web 1.0, que a la larga habría hecho de la web una suerte de nueva televisión. La Web 2.0 le debe un poquito de su existencia al peer to peer. Quizá no en cuestiones de tecnología, pero sí en su planteamiento, en el retorno del protagonismo del usuario.

*             *             *

Fuentes:

  • AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación).
  • Calvi, J.C. (2.008): ¿Reproducción de la cultura o cultura de la reproducción? Análisis económico, político y social de la distribución y el consumo de productos audiovisuales en Internet. Editorial Dykinson. Madrid. (NOTA: el propio autor pirateó su libro y es fácil encontrar una versión en PDF).
  • Minar, Nelson (2.001 y 2.002): Distribuited Systems Topologies (1 y 2)
  • Shirky, C. (2.000). What is P2P…and what isn`t?

2 pensamientos en “¿Qué fue del P2P?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pero si el P2P está más vivo que nunca! Ah! Calla! Que lo que quieres es que no se sepa, aaaaaamigo! No te preocupes, no se lo diré a nadie 😉

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s