Enésima reinvención del cine en 3D, en El Ninho Naranja

Para una vez que colaboro con la gente, se me junta todo. Además de mi presencia este sábado en La Parada de los Monstruos, resulta que ya tengo preparado mi artículo para los chicos de El Ninho Naranja, que me han prometido dos kilos de alfalfa y un poco de agua por él, siempre y cuando las visitas a su blog estén dentro de lo aceptable. En esta ocasión, he retomado el tema del cine en 3D que ya comenté aquí hace año y medio, y he hecho una pequeña panorámica de su historia y características. Aunque en esencia, mi conclusiones siguen siendo las mismas:

Hace año y medio, colgué una entrada en mi blog sobre mis impresiones acerca del cine en 3D tras haber visto Avatar. Y es que la película de James Cameron supuso el detonante de una oleada de estrenos en tres dimensiones. No era la primera vez que este tipo de cine aparecía en las pantallas, pero todos hablaban de que en este caso el 3D había venido para quedarse. Y es que todo este asunto ni es nuevo, ni diferente en el fondo. Se repiten los mismos esquemas.

Pueden leer el resto del artículo aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s