La Casa de Dios

No es que me haya afectado la beatificación de Juan Pablo II y ahora os pretenda evangelizar a todos. La Casa de Dios es el título de un libro que me he leído hace poco, y que os quería traer al blog. Se trata del relato de Roy Basch y de su experiencia como interno en el hospital llamado precisamente la Casa de Dios, una institución de origen judío y gran reputación, tanta como para obtener la calificación BMS (Best Medical School, Mejor Facultad de Medicina).

La novela está escrita por Samuel Shem, pseudónimo del psiquiatra Stephen Bergman, y a día de hoy el libro está considerado como “la Biblia” de los estudiantes de medicina. Y se ha ganado ese estatus gracias al crudo retrato del día a día de los internos. Recién salidos de sus estudios de medicina y dispuestos a poner en práctica todos sus conocimientos en el primer año de residencia, se encuentran con un sistema sanitario atroz, en el que la mejor forma de ejercer la medicina es “no hacer nada”, en el que los apretones de manos a viejecitas significan 40 dólares, en el que sólo mueren los jóvenes, mientras que los ancianos son derivado de una especialidad a otra de forma indefinida. Ante esta situación, los internos desarrollan mecanismos de defensa para sobrevivir. Se vuelven cínicos, chulos, competitivos, agresivos en ocasiones; y el sexo, un sexo descarnado, sin amor, se convierte en un estilo de vida entre médicos y enfermeras, llegando incluso a las orgías.

La historia arranca en junio de 1973 y se prolonga hasta julio del año siguiente (si bien el libro se publicó en agosto de 1978). El escándalo del Watergate es el referente histórico usado para contexualizar este periodo. Roy Basch cuenta su periplo como interno en la Casa de Dios en compañía de su mentor, el Gordo (a veces también llamado “el Grasas”), y sus compañeros Chuck, Potts, el Enano y Eddie Trágate-Mi-Polvo (apodado así por el lema que luce su cazadora de cuero). De manos de el Gordo, Basch aprende en poco tiempo lo que un interno suele tardar seis meses en asimilar. Pero a pesar de sus progresos, Roy sufre muchas penurias: turnos de trabajo que no le dejan dormir, la desilusión al comprobar la forma en la que se ejerce la medicina, la deshumanización de los pacientes, en especial la de los ancianos seniles apodados gomers (Get out of my emergency room: fuera de mi sala de urgencias), y el deterioro de su relación sentimental. El estado de ánimo del protagonista es una auténtica montaña rusa. Tan pronto se encuentra en la cumbre como destrozado y hundido, y en cualquier caso sigue descendiendo en una peligrosa espiral que le hace cada vez menos humano.

Satírica, llena de humor negro y de referentes auténticos, con muchos juegos de palabras (no siempre traducidos pero sí explicados), La Casa de Dios es una gran novela. Diferente, sobre todo con tanta saga de moda que hay ahora, y sobre sigue estando vigente al cien por cien a pesar del tiempo. Incluye un apartado con las 13 leyes de la Casa de Dios y un vocabulario de términos médicos y de argot empleado por los internos. También tiene una segunda parte, Monte Miseria, en la que el protagonista hace otro año de residencia, esta vez en un hospital psiquiátrico.

La Casa de Dios

  • Título original: The House of God
  • Autor: Samuel Shem
  • Editorial: Anagrama. Colección Compactos.
  • Año de publicación: © 1978 editorial Putnam, Nueva York.
  • Nº de páginas: 468
  • Página web del libro en Anagrama
  • Artículo de Wikipedia (en inglés)

4 pensamientos en “La Casa de Dios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. A mí es que me gusta todo el blog. Está muy trabajado y además sueles colgar cosas que muchos desconocemos y son interesantes. No te desanimes por no ver comentarios. La gente no tiene muchas palabras que decir mas que quedarse boquiabierto frente a tus artículos 😉

  3. Pingback: La Casa de Dios

  4. Pingback: La Casa de Dios | Noticias - d2.com.es

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s