Copiad, malditos. Licencia creative commons en tv

Ayer estuve viendo el documental ¡Copiad, malditos! en La 2. Se trata de un proyecto que ha pasado bien desapercibido en el panorama televisivo pero que en la red ha generado bastante expectación, y en el momento de escribir esta entrada es el principal Trending Topic de Twitter (si quitamos los que están patrocinados).

El proyecto ¡Copiad, malditos! se compone de dos elementos fundamentales. El primero es el propio documental, que estará disponible en la web de RTVE hasta el próximo 1 de mayo. El segundo es un completísimo blog que ofrece información sobre todo el proyecto, desde notas de prensa y transcripciones del guión hasta los vídeos de las entrevistas completas a las diferentes personas que intervienen. De momento he visto la de David Bravo, pero también están Javier de la Cueva, Lutz Emmerich, Richard Stallman, Ignacio Escolar y muchos otros. A partir del 1 de mayo, cuando el documental deje de estar disponible en la web de RTVE, podrá verse en el blog. Y no sólo verse, sino que se podrá descargar y distribuir libremente, ya que está bajo una licencia Creative Commons. Hasta donde yo sé, es la primera vez que veo una obra bajo este tipo de licencia emitirse en una televisión de alcance nacional.

A pesar de su título, ¡Copiad, malditos! no trata exactamente de las copias o de los problemas de la (abrir comillas) piratería (cerrar comillas), sino que va más allá y aborda el concepto de la propiedad intelectual, cuándo y cómo surge, y cómo se gestiona en el siglo XXI, donde las posibilidades de copiar contenidos y obras culturales son mayores que nunca. Para abordar este tema, recurre a la fórmula de contar la historia del propio proyecto. Así, el documental nos explica lo que tiene que hacer su director Stéphane M. Grueso para que la obra pueda estar bajo licencia Creative Commons (y dentro del Creative Commons, qué tipo de licencia le interesa) y si eso es compatible con la emisión por televisión, en este caso, La 2 de TVE, ya que RTVE es coproductora y por tanto copropietaria del documental.

A lo largo de este periplo, la pieza va mostrando diferentes aspectos de la propiedad intelectual, desde el origen del concepto, a la forma de gestionarla actualmente y los problemas que eso supone. Hablamos no sólo de las prácticas abusivas de la SGAE, sino de los problemas de los artistas de autogestionar su propiedad intelectual. Esto se debe a que para poder cobrar derechos de autor es necesario ser socio de una entidad gestora (por ejemplo, SGAE), y eso implica ceder toda la gestión a esa entidad, por lo que los artistas no pueden decidir si quieren que determinadas obras estén libres de las restricciones del copyright.

En general los conceptos están bien explicados, especialmente los de propiedad intelectual y derechos de autor, que muchas veces se mezclan y confunden. En ocasiones el documental tiene que abreviar o saltar algunas explicaciones, pero cuando eso ocurre la voz en off del director se encarga de resumir los conceptos. Hay algunos datos que no me convencen demasiado (por ejemplo, el cine ha resistido mejor la piratería que la música, de acuerdo a los informes que manejo yo), pero son casos sueltos y seguramente se deba a una cuestión de contextualización.

Como anécdota, una de las cosas que más ha notado la audiencia es la falta de rótulos cuando aparecían los entrevistados. Llegué a pensar que se había hecho así deliberadamente, para no predisponer al espectador, aunque en algunos casos se ven elementos que ayudan a situar al entrevistado (Ignacio Escolar aparece con una portada de Público, diario que dirigió, enmarcada en la pared). Pero esta mañana he visto que el director ha dicho en su Twitter que se trata de un error, y que la versión para descargar tendrá ese fallo corregido.

En definitiva, se trata de un documental muy interesante y más que recomendable. En primer lugar porque se adentra más allá de los tópicos sobre estos temas que suelen verse en los medios. Habla de la propiedad intelectual, de su razón de ser, y de cómo gestionarla; no sólo de lo fácil que es bajarse cosas de internet y lo mucho que perjudica a los artistas. Y en segundo lugar, porque como he dicho antes, se trata de un documental con una licencia distinta al Copyright (algo coherente con la línea de la cinta, por otra parte) que se ha emitido por televisión. Me parece muy interesante que una televisión pública apueste por algo de este tipo, y ojalá no fuese la excepción. Dice mucho en su favor, no ya sólo por su alejamiento de la producción comercial (al fin y al cabo, como televisión financiada por impuestos, su objetivo es otro) sino por la pluralidad que demuestra con este tipo de contenido, diametralmente opuestos a lo que nos quiere colar el Gobierno.

En cuanto el documental esté disponible, podréis verlo también en este blog.

Un pensamiento en “Copiad, malditos. Licencia creative commons en tv

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s