La indeterminación de las pegatinas de tráfico

Ya sabrán que a partir de mañana el límite de velocidad baja de 120 a 110 km/h. Tampoco me voy a poner aquí a hablar de si hacen bien o no en bajarlo. Total, a mí como que me da un poco igual, porque voy en metro a la facultad. Si acaso, soy de la opinión de Fuckowski, que no termina de ver eso de que vayamos a 110 en calles de un solo carril y sentido, pero que si hay que sacrificarse…

No obstante, mi principal preocupación es el tema de las pegatinas que pondrán en las señales de tráfico para que nos indiquen el nuevo limite. Y no me refiero al tamaño que tiene que tener una pegatina para que le quitemos el diminutivo, como decía Buenafuente. No, me refiero a… ¿cuánto se tapa de la señal original? Me explico.

Hacer una pegatina igual de grande que la señal, con su borde rojo y todo, es exagerado. Además, creo que el borde rojo de las señales de tráfico está en relieve con respecto a la zona blanca, y claro, si pones una pegatina así pues te hace bolsa. Y oye, que si hacemos pegatinas más pequeñas, lo mismo sale más barato, que se supone que lo de bajar la velocidad se hace para ahorrar.

Así que se puede hacer una pegatina redonda que ocupe la zona blanca de la señal. Esa parece una de las mejores opciones. Pero si nos paramos a pensar, el número con el límite de velocidad, el famoso 110, tampoco ocupa taaaanto. Sólo representa una zona rectangular en el centro del área blanca de la señal. Por lo tanto, bastaría con hacer pegatinas rectangulares con el 110 y pegarlas encima del actual 120.

Pero si nos fijamos, la diferencia son 10 km/h, y de las tres cifras que conforman el número 12o, sólo varía la cifra central. Así que bastarían con pegatinas con un 1, que sustituyesen al 2 de la cifra 120. En principio, al ser las más pequeñas serían las que menos coste supondrían. Claro que tienen otros inconvenientes.

Uno de ellos es la estética. Que en el número 110 se note que el 1 del medio es una pegatina queda cutre. Un poco como cuando escribes algo y al equivocarte le pones un poco de típex, pero no a la palabra entera, sino a un par de letras. El resultado es una chapuza. Además, si el operario no está fino, se le puede torcer un poco la pegatina, y lo que debería ser un 110 se coniverte en un 110. Y claro, hay que cambiar unas 6.000 señales en una noche, así que la probabilidad de que en alguna se cometa un fallo es elevadísima. No te digo nada si el 1 de la pegatina tapa parcialmente otro número o deja asomar el 2 del 120 original.

Por último, hay que estar atento a la cifra que se tapa. De las tres cifras que conforman el 120, hay que tapar la del medio. Porque si tapas la primera no hacemos nada, que también es un 1, y se queda igual. Y si tapas la tercera, el 0, pues no sólo no bajas el límite de velocidad sino que lo subes en un kilómetro: 121. En el caso improbable de que la pegatina acabe al lado del número 120, sin tapar nada, podríamos encontrarnos con señales que limiten la velocidad a 1120 ó 1201 km/h, dependiendo de si la pegatina del 1 ha acabado a la izquierda o a la derecha. Que imagínense a los sufridos conductores pisando a fondo para poder circular de acuerdo con el límite reglamentado. Poca gasolina íbamos a ahorrar así.

Ya me contarán cómo son las pegatinas finalmente.

2 pensamientos en “La indeterminación de las pegatinas de tráfico

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Qué bueno Tahúr! Me ha recordado al memorable “vaso de agua” de Tip y Coll!

    En cuanto al nuevo límite de velocidad pues… Bueno, yo creo que el problema general está en la nueva normativa de tráfico que ahora multa por tramos de exceso de velocidad, por ejemplo, si te pillan (pillaban) a 150 en una carretera de 120 la multa es la misma que si te hubieran pillado a 121, 100 euros y sin retirada de puntos, que se quedan en 50 por pronto pago. Ahora el tramo va de 110 a 140, con lo que la conclusión es la siguiente:

    No merece la pena circular en torno al límite de velocidad ya que te puedes pasar en unos pocos kilométros y llevarte la misma multa que si te hubiéses pasado en unos muchos, por lo que la mayoría de la gente circula más cerca del límite superior del primer tramo de sanción, y si te pillan pues solo son 50 eurillos.

    Así que, si antes la gente circulaba en autovías entre los 140 y los 150 km/h, ahora todos vamos (yo también me incluyo) entre los 130 y los 140.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s