Los juegos del hambre

Los juegos del hambreLa primera vez que oí hablar de Los juegos del hambre fue a través de Berto Romero, que publicó una entrada comentando lo mucho que había disfrutado del libro. Éste a su vez había llegado a la novela a través de la recomendación del encritor Marc Pastor. Es lo bonito de la cultura: descubrir cosas a través de recomendaciones de otras personas y pasar a formar parte de ese mar de difusión a través del boca-oreja. El caso es que confié en el criterio de Berto, y me apunté la novela en mi lista de deseos. Terminé de leerlo antes de las fiestas, y en efecto la intuición no me falló cuando le di un voto de confianza a Berto. Si hay una cosa que compartimos es que los dos tenemos olfato. A la fuerza.

Los juegos del hambre es una trilogía que arranca con la novela del mismo título. Transcurre en un futuro postapocaliptico caracterizado por la carestía de alimentos y, como en toda buena distopía, una severa merma de derechos y libertades. En la primera novela, su protagonista, Katniss, tiene que participar en “Los juegos del hambre”. Se trata de un espectáculo televisado en el que compiten dos chicos (varón y mujer) de cada uno de los 12 distritos que conforman Panem, el Estado surgido de las cenizas de Norteamérica. Los juegos son un castigo a una antigua rebelión por parte de los distritos contra el Capitolio (capital de Panem), que a la vez sirven como mecanismo de control: infunden el miedo en la población y aviva la enemistad entre los distritos.

La novela está catalogada como literatura juvenil, y en efecto tiene algunos rasgos de este tipo de libros, empezando por la edad de sus protagonistas, casi todos adolescentes de entre 16 y 18 años. Los capítulos, además, suelen ser cortos, y suelen acabar en un momento de cierta tensión dramática para incentivar la lectura del siguiente. Aunque hay que decir que este recurso no es tan exagerado como en otras novelas similares (me vienen a la cabeza las novelas basadas en el universo Warcraft). El libro es además entretenido y se puede devorar en un par de tardes.

A pesar de la etiqueta juvenil, creo que es un libro que puede gustar mucho a lectores adultos. Bajo la trama de acción y aventuras, se pueden leer entre líneas algunas características inquietantes del futuro en el que viven los personajes. Por ejemplo, la opulencia de las comidas en el capitolio, frente a una situación de autarquía y extrema pobreza de algunos distritos. También me llamó la atención la ausencia de redes de comunicación: la circulación de personas entre distritos está fuertemente restringida, y la televisión es el medio de comunicación impuesto, con programas de obligado visionado.

La trilogía continúa con la segunda parte, En llamas, y la conclusión, Sinsajo. Es lo único que me da rabia: que todo lo que se publica últimamente tiene que ser parte de alguna saga. Eso sí, al menos esta merece mucho la pena y no tardaré en apoderarme de estos dos volúmenes para ver cómo concluye la historia.

Los juegos del hambre

  • Título original: The hunger games
  • Autora: Suzanne Collins
  • Año de publicación: 2008 (España: 2009).
  • Editorial: Molino.
  • Páginas: 396

3 pensamientos en “Los juegos del hambre

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Tweets that mention Los juegos del hambre « El tahúr manco -- Topsy.com

  3. si juegos del hambre te gustó, no te preocupes que los libros que continúan la saga no se quedan atrás tanto en calidad como en angustia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s