La neutralidad de la Red puede llegar a serlo por ley

Hace un par de días empecé a ver en la red un manifiesto por una red neutral que se multiplicaba en blogs y redes sociales. Tomé nota, ya que me parece un asunto importante, aunque no me lancé inmediatamente al teclado para ponerlo también en mi blog. En el fondo, temía que se quedase en otro manifiesto más de los que hacen ruido pero no obtienen resultados, y tampoco quería convertirme en un activista de salón. Por suerte, esta vez me he equivocado.

Bien, antes que nada ¿qué es eso de la neutralidad de la red? Buena pregunta. Por lo que estoy viendo, no resulta fácil de definir. Básicamente, la Neutralidad de la Red dice que todos los bits son iguales. Sí, lo sé queda muy americano 🙂 Hay un vídeo que explica muy bien el concepto: consite en garantizar el acceso a todos los servicios (buscadores, repositorios de vídeos, etc) con independencia de a quién pertenezcan y con qué compañía tengamos acceso a internet. Es decir, que si quiero usar Youtube lo pueda usar tanto si soy cliente de Movistar o de ONO. Mejor os inserto el vídeo en vez de enlazarlo, que sois muy perezosos y luego no lo veis.

Otro punto importante es el la discriminación en función del servicio. ¡Ojo! No hablamos de tener más o menos velocidad. Si contratamos 1, 3 ó 6 megas, tenemos el mismo acceso a todos los protocolos: tráfico web, peer to peer, correo, etcétera. Simplemente, tenemos más velocidad. Es como si contratamos más potencia en el servicio de la electricidad porque en nuestra casa viven ciento y la madre (que con la crisis todo el mundo ha vuelto con sus padres) y tenemos todo el día dos ordenadores, tres televisores, un secador de pelo, el microondas y demás a toda leche. Ahora imaginaos que un restaurante contrata un servicio premium de electricidad y tiene prioridad respecto a un bloque de viviendas. Imaginad que las noches que el restaurante está abarrotado, la luz llega a vuestras casas sólo cuando el restaurante no está copando la demanda de electricidad; que mientras tanto, las bombillas parpadean o es inútil enchufar más de tres electrodomésticos porque simplemente no funcionan. Pues lo mismo con internet: si quiero que la red me vaya bien (no hablamos de ir rápido), me la pago.

Enrique Dans ha sido uno de los que mejor ha seguido y explicado este tema, así que prefiero no añadir mucho más, que lo más probable es que acabe metiendo la pata. Eso sí, os aclaro que la neutralidad de la red no tiene nada que ver con la Ley Sinde, que no es sino un intento de las Industrias Culturales (que han presionado al gobierno) por frenar las descargas “ilegales” (ejem) saltándose varios preceptos elementales del Derecho. La Neutralidad de la Red trata de la naturaleza misma de Internet.

La cuestión de la Neutralidad de la Red ha llegado al Senado y se han debatido un par de mociones sobre el tema. Por alguna razón que no acabo de entender, la primera se rechazó, pero la segunda ha sido aprobada. Por el camino (entre la primera y la segunda votación han pasado un par de semanas) se ha conseguido que el citado Dans publique como unos 10 posts, y que Juan García de Blogoff hiciese esta memorable entrada en su bitácora, aunque la broma le ha tenido que costar cosa de dos o tres cajas de antiácido. Y es que cada cual entendía la neutralidad de la red a su manera.

En cualquier caso, el Senado ha aprobado por unanimidad una moción que insta al Gobierno a garantizar esta neutralidad de la red a través de la normativa española. Una noticia que ha pasado bastante desapercibida en los medios. Claro, como de esto no ha dicho nada Mourinho… Bromas aparte, la moción concluye con este párrafo:

El Senado insta al Gobierno a modificar de forma urgente, en todo aquello que sea necesario y teniendo en cuenta el marco de la normativa europea sobre comunicaciones electrónicas, la normativa española en dicha materia, a fin de garantizar el cumplimiento por parte de los proveedores de telecomunicaciones que operan en España del principio de neutralidad, asegurando que los paquetes de datos que circulan por sus redes reciban siempre el mismo tratamiento independientemente de su contenido, origen, destino o protocolo, sin que se filtre el tráfico de forma alguna, para privilegiar, limitar o impedir el acceso a determinadas páginas o servicios.

En su entrada, Enrique Dans valora positivamente una serie de aspectos en los que coincido. La Neutralidad de la Red se menciona de forma expresa, se define de forma bastante clara (normalmente las leyes hay que leerlas con un diccionario leguleyo-español a mano), y se vincula a la misma moción. Por el contrario, y en esto difiero de Enrique, aunque se use la palabra URGENTE, no se menciona ningún plazo (fue uno de los aspectos que se cambiaron entre la primera moción presentada y ésta), así que esperemos que la moción no caiga en el olvido.

Así que aunque la Neutralidad de la Red no ha sido aún garantizada por el gobierno, se puede decir que ha empezado con buen pie, y es que es raro ver que el Senado apruebe algo por unanimidad. Queda un largo camino, y los intereses en esto son muchos y grandes, y lo que ha empezado bien puede acabar como una chapuza. Pero de momento, se ha iniciado el camino. Y lo más importante: los internautas y usuarios hemos conseguido que se nos escuche, que se plantee la cuestión y de momento nos han dado la razón. Lo normal, como decía al principio, es que los manifiestos se queden en mucho ruido y pocas nueces.

Un pensamiento en “La neutralidad de la Red puede llegar a serlo por ley

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s