¿La muerte del eMule?

Volvemos a la blogosfera después de este parón durante el mes de agosto. Os diría que he vuelto con un montón de ideas en la cabeza para el blog, pero eso sería mentir como un vil político. Creo que el blog va bien en la dirección que va, apostando por algunos temas distintivos como las Industrias Culturales o los relacionados con publicidad, así como algunas frikadas y por supuesto el Colectivo Onanista. Los posibles cambios serán en todo caso a medio plazo.

Los que me sigáis por twitter, o me conozcáis en Facebook, me habréis leído más de una vez despotricar sobre mi conexión de internet a lo largo de este último año. Desde que cambié de compañía, me veo obligado a conectarme por Wifi, y no puedo sacarle el máximo partido a la velocidad de conexión que tengo. Además, tengo unos problemas terribles con mi amado eMule, y no le puedo dar tanta caña como me gustaría. Y en parte por costumbre, en parte por filosofía, soy reacio a abandonarlo y pasarme a BitTorrent o tirar de Jdownloader.

Curiosamente, este verano he oído comentarios entre mis amigos relativos a un peor funcionamiento de la Mula últimamente. Claro que es justo decir que también he oído a otra gente comentar que siguen usándola sin problemas. Obviando los problemas de mi conexión, es difícil decir si en mi caso eMule va mejor o peor, ya que hay muchas variables a tener en cuenta para cada descarga que pedimos: número de fuentes, número de créditos, velocidad de transferencia de las diferentes fuentes…

El uso del peer to peer está decayendo, como ya dijeron en su momento los periódicos. La AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) viene observando esta tendencia desde hace algún tiempo, aunque la encuesta que realiza es voluntaria y hay que ver sus resultados con cautela. Sitios web como Tus Series cada vez lo pasan peor para recaudar fondos para mantener el foro abierto.

Las razones de este descenso en el uso del P2P no son legales, al menos en España (en el resto de Europa, de vez en cuando cierran varios servidores de eMule, aunque en ellos no se almacena contenido, y la Mula podría funcionar sin ninguno de ellos). La transferencia de archivos mediante P2P fue una idea estupenda en el momento de su aparición, allá por 1999 con Napster y sus sucesores. Se adaptaban al ancho de banda existente por entonces, cuando la descarga directa suponía tiempos prohibitivos y el streaming no había hecho aparición. Ahora, estas dos opciones que he mencionado (streaming, descarga directa) son más cómodas para la mayoría de los usuarios, provengan de donde provengan. Es decir, que si alguien se pierde un episodio de El internado o Qué vida más triste, por poner dos ejemplos, lo más sencillo es buscarlas en las webs de las cadenas que las emiten, en vez de devanarse los sesos en busca de un enlace de Megaupload. Parece que las televisiones son de las pocas que empiezan a entender de qué va todo esto.

No obstante, y hasta que los diferentes actores del negocio (productoras de cine, televisiones, discográficas, etc) ofrezcan contenido en condiciones y a un precio razonable, puestos a ser unos piratas, siempre preferiré el peer to peer a la descarga directa por tres razones:

  1. El peer to peer me gusta más a la hora de buscar material antiguo y frikadas varias. La descarga directa está muy bien para los estrenos y las novedades, pero las series antiguas o las pelis de culto que comentan el señor Viruete y M.A.T. en La parada de los monstruos o en sus blogs se encuentran antes en eMule.
  2. Con el peer to peer todo el mundo comparte, aunque sea por omisión. El directorio de descargas está compartido por defecto, si no se añade ninguno más. Mucha mala leche hay que tener para retirar los archivos recibidos a directorios sin compartir. Además, si no compartes en eMule, tardas más en descargar. En las páginas de enlaces pocos colaboran subiendo material a servidores. La mayoría se limita a descargar. Y si hablamos de acceso a la cultura y todo eso, es de recibo que pongamos nuestro granito de arena.
  3. La transferencia de archivos en eMule es entre dos usuarios. Los contenidos están en sus ordenadores, y no se hace uso de servidores. Por tanto, no se puede retirar un archivo por las buenas (Megaupload y Rapidshare no se andan con remilgos para eliminarlo, puesto que se violan las condiciones de uso). Aunque los objetivos sean los mismos, las estructuras son diferentes, y en pocas palabras, el peer to peer me parece más seguro en cuanto a su legalidad. O al menos, es mucho más difícil (por no decir imposible) de eliminar. Y en el peor de los casos, si quitasen todas las páginas de enlaces del mundo, eMule puede buscar archivos por su cuenta.

6 pensamientos en “¿La muerte del eMule?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pues la verdad es que yo uso la Mula muy de vez en cuando y soy de los que apago el PC cuando me voy a dormir, y he de decir que, hoy por ejemplo, he bajado de una tacada unas 6 peliculas en poco mas de 4 horas, a una media de descarga de 180 kbps… Algunas son estrenos en DVD, otras frikadas como dices de los años ochenta, el caso es que siempre que he buscado algo he sabido como encontrarlo.
    Lo bueno de las listas de resultados de la Mula es que se pueden ordenar por cualquiera de los parametros que muestra: “disponibilidad” es el fundamental para coger la copia buena de lo que estas buscando.
    No creo que Emule desaparezca tan rapidamente. Un saludo.

    • Yo también le deseo una larga vida a la Mula. Ayer me fue bastante bien, sin apenas cortes. Lo malo es que si intento navegar a la vez, se va a la m… la mula y la navegación web.

      Ya te digo que la velocidad de descarga depende de muchas cosas. Y escoger un archivo con muchas fuentes es fundamental. Yo también ordeno los resultados por “disponibilidad”, y no descargo archivos en los que “fuentes completas” (otro parámetro) sea 0.

      Ah, y en eMule no se descarga. Se comparte 😉

  3. Parece increíble pero como bien dices… es la evolución.

    Empecé usando Napster que parecía lo mejor hasta que se lo cargaron, luego nos pusimos con audiogalaxy (que para mí mejoraba Napster) pero duró menos, luego WinMix o algo así (ya no me acuerdo bien), luego la mula, utorrent, jdownloader… jeje.

    Internet tiene poco tiempo de vida, pero evoluciona más rápido que nada.

    Un saludo.

    • Napster fue la primera aplicación P2P de este tipo (hay muchas cosas que pueden considerarse P2P, pero para entendernos y simplificar, hablamos de las aplicaciones para compartir archivos). Ya antes de su persecución legal, la gente empezaba a decantarse por Audiogalaxy. Y todo lo que vino después.

      El bajón del eMule parece que le sucede todos los veranos, algo normal porque los usuarios se van de vacaciones y eso se traduce en menos fuentes disponibles.

      El P2P ha ayudado a concebir esa web 2.0 que ahora todo el mundo predica, ya que en su momento fue un modelo alternativo a una web que iba camino de convertirse en una especie de 2ª televisión (centralizada, no participativa).

      Y lo que nos queda por ver.

      Gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s