Alex de la Iglesia sigue demostrando sensatez

La semana pasada encontré en el 20 minutos una entrevista a Álex de la Iglesia. Desde sus inicios, Álex de la Iglesia me ha llamado la atención como director. Recuerdo que con 12 añitos leí un pequeño artículo que hablaba de una película de próximo estreno: Acción Mutante. El artículo destacaba más la figura del productor (Pedro Almodóvar) que la del director, De la Iglesia, a sazón un director novel. Pero al leer el argumento del largometraje pensé que me estaban tomando el pelo ¿Una película española ambientada en el futuro, que va de terroristas que atacan a la gente guapa, con tiros y naves espaciales? En realidad no vi Acción Mutante hasta mucho más tarde, cuando la emitieron por La 2. Para entonces, ya había visto (esta vez sí, en cine) El día de la Bestia. Efectivamente, no todo el cine español contaba historias sencillas sobre gente corriente que viven una vida normal, con las pequeñas complicaciones de cada día.

La entrevista se centraba más en su labor como presidente de la Academia de cine, cargo que ostenta desde hace año y medio, que como director. Es agradable leer a un cineasta que en vez de repetir los tópicos y los plañidos habituales del cine español, muesta una actitud conciliadora y busca soluciones. Una lástima que el 20 minutos tirase de sensacionalismo para poner el titular (“Estamos menos subvencionados que los tomates”), ya que no era de los temas principales de la entrevista, y además daba a entender que el director reclama más subvenciones, cuando es todo lo contrario.

De la Iglesia en efecto desmentía que el cine español estuviese tan subvencionado. Pero no se quejaba por ello. Como tampoco protestaba por los recortes a esas subvenciones, ya que entendía que con la crisis se estaban haciendo recortes en todas partes (“no estoy encantado, pero hay que aceptarlo”). En su lugar, apuesta por la autofinanciación y busca alianzas con todo el mundo: televisiones, distribuidoras, exhibidores… Para él, el cine es una industria yquiere buscar financiación en otras industrias, y por eso está tan interesado en las cadenas de televisión.

Otro tema que por el que le preguntaron fue el de la piratería (cómo no), y ahí sí que me gustó. Evito cualquier tipo de polémica. No recurrió a ese discurso victimista que arremete contra los espectadores. Por el contrario, destacó la necesidad de ver internet como el canal donde hay que invertir un gran esfuerzo, porque es ahí donde estará el negocio. Chapeau por usted, señor De la Iglesia.

En resumen, Álex de la Iglesia mantiene la estrategia (o las intenciones) que ya puso sobre la mesa durante su discurso en la gala de los premios Goya de este año. Y me parece que va en la dirección adecuada. A la vez que admite la diversidad cultural del cine, apuesta por la estructura industrial. Ya era hora de que alguien lo dijese. Me parece estupendo que el cine se pueda beneficiar de ciertas ayudas, en especial si se trata de directores noveles que no encuentran financiación. Pero no podemos esperar milagros si resulta que hay más de 200 productoras pero se producen algo menos de 200 largometrajes, y que la inmensa mayoría de esas productoras sólo hagan un largometraje al año (en colaboración con otras) y puede que en toda su vida.

Así que mis felicitaciones a De la Iglesia, y esperemos que su esfuerzo tenga resultados.

3 pensamientos en “Alex de la Iglesia sigue demostrando sensatez

  1. Pingback: Bitacoras.com

    • He leído tu post. No comparto tus reflexiones. Hay más de un tópico que creo que ya debería estar superado. No todo el cine español es Almodóvar (afortunadamente, jeje).

      Ya te digo que al cine le falta estructura industrial, y mucha. Pero eso no significa (al menos para mí) que haya que quitar subvenciones. Otra cosa es que estén mal repartidas. Se subvenciona mucho la producción, pero luego la distribución (y la exhibición) se queda en pañales. Me he quedado sin ver más de una peli española en cine porque la ponen en una o dos salas en toda la Comunidad de Madrid. O casos aún peores: caraduras que presentan proyectos de películas sólo para sacarse una subveción, y luego ni estrenan la peli ni nada. Pero ahí el problema no es dar las subvenciones, sino dejar impunes a esa panda de ****.

      Creo que el cine español puede crear historias muy interesantes y taquilleras más allá de los topicazos que se le asocian. No hace falta que intentemos ser Hollywood, pero no está de más tomar notas sobre cómo hacen su trabajo y aplicarnos el cuento. Y hasta que nos comamos la taquilla, no viene mal una ayuda. Porque claro, el público es soberano y esto es un negocio, y si la gente va a ver la peli es por algo, pero luego te ponen semejante bodrio como Crepúsculo (adaptada de un bodrio aún mayor como es el libro) y claro, es que como la ponen en todos los cines así cualquiera.

      En fin, que aunque no comparto tu opinión, la respeto. Al fin y al cabo, para eso están los blogs. Qué sería de nuestro ego sin ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s