Universo Simpson: Springfield, todos a una

Hay una cosa que me fascina de Los Simpson, y es el increible plantel de personajes secundarios que tiene, fruto de las incorporaciones que se han ido produciendo a lo largo de las sucesivas temporadas. Springield, de la que ya hablé en otro post, si bien fue creada para la serie con vocación de ser la típica ciudad norteamericana, en realidad tiene un vistoso crisol de culturas, razas y nacionalidades. Así, además de personajes de raza negra (Carl, el Dr. Hibbert), hay judíos (Krusty el payaso), mexicanos (el Hombre Abeja) y sudamericanos (el Dr. Nick Riviera, cuyo acento en el doblaje castellano ha ido convirtiéndose a lo largo de la serie en algo parecido al argentino), indios (Apu), escoceses (Willie el bedel), italianos (desde Tony el gordo y sus secuaces hasta Luigi Risotto, propietario de un restaurante), alemanes (Rainier Wolfcastle, aunque su personaje McBain tiene apellido escocés), y un largo etcétera.

Uno de los encantos de este universo es que muchos de esos personajes secundarios tienen uno o varios némesis, por lo que podemos emparejarlos. El Dr. Nick Riviera es la alternativa económica (y casi clandestina) al Dr. Hibbert. Krusty el payaso, del Canal 6, tiene un personaje complementario que trabaja en ese mismo canal, Kent Brockman; pero a la vez, hay otro humorista en el canal de la competencia (Canal 8), el Hombre Abeja. El picapleitos Lionel Hutz suele enfrentarse a un abogado mucho más competente que suele trabajar formando parte de un bufete y que habitualmente representa a clientes con alto nivel económico (como el Sr. Burns o el alcalde Quimby). Este abogado, al igual que el dependiente de la tienda de cómics, parece no tener nombre en la serie. Hubo un personaje equivalente al Sr. Burns, dueño de la central nuclear de Shelbyville y apellidado Papadopoulus, que apareció brevemente en las primeras temporadas (Definición de Homer, T3). Actualmente, el Sr. Burns podría encontrar su némesis en el tejano rico y chiflado que milita con él en el Partido Republicano de Springfield. Hay más parejas de este tipo, y seguro que podéis acordaros de más. Os invito a dejarlas en los comentarios.

Otra faceta fascinante de la población de Springfield es su capacidad para convertirse en una masa aborregada a la mínima de cambio. Las asambleas en el Ayuntamiento de Springfield son todo un clásico en la serie, en las que se pueden llegar a votar las proposiciones más disparatadas y cualquier comentario (hasta un eructo de Barney) es aplaudido con entusiasmo. O, por el contrario, cualquier estupidez puede derivar en un violento altercado, desde un partido de fútbol (La familia Cartridge, T9) a una convención de ciencia-ficción (El alcalde y la mafia, T10). ¿Cuáles son vuestros momentos favoritos en ese aspecto? Yo os dejo con la votación que permitió la construcción del monorail.

2 pensamientos en “Universo Simpson: Springfield, todos a una

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. He died in 1985 but this very personal museum can be a lasting reminder of
    a very remarkable man. Instant availability is what’s triggering ebook piracy too. Now, movies aren’t the thing that
    piracy trackers allow links too.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s