El audímetro, ese gran desconocido

Iba a etiquetar esta entrada como mitos populares, ya que los audímetros son un poco como el incidente de Ricky Martin y la mermelada, que nadie los ha visto pero todos tienen un conocido que tiene un audímetro (o conoce a alguien que lo tiene). Pero lo cierto es que los audímetros son como las meigas: aunque no creas en ellos, haberlos haylos.

Los audímetros son una de las herramientas que miden la audiencia de la televisión. En España hay otros métodos. Uno de los más famosos es el panel del Estudio General de Medios (EGM). Cada método tiene sus ventajas e inconvenientes. La principal ventaja del audímetro es la de poder medir el comportamiento del telespectador frente al televisor con precisión y en tiempo real, frente a las encuestas, en las que el espectador tiene que recordar lo que vio y no vio en televisión. La empresa que gestiona los audímetros es Sofres A.M., que en 2001 fue absorvida por Tylor-Nelson (TNS).

Los audímetros miden el consumo televisivo en hogares (no en bares ni otros establecimientos públicos). Para ello, hay repartidos 4.500 aparatos por toda la geografía nacional. Es decir, 4.500 hogares tienen un audímetro. Si tomamos una media de 3 personas por hogar (habrá familias de 4 o más miembros, y hogares donde viva una pareja o un solo individuo), eso nos da un número aproximado de 13.500 personas. Aunque a algunos os pueda parecer poca gente para un país de casi 45 millones de habitantes, se trata de una muestra suficientemente grande para hacer cálculos estadísticos del consumo televisivo con un margende error pequeño. De hecho, de todos los problemas de los audímetros, el tamaño de la muestra es el menor de ellos. La elección de hogares se hace siguiendo un muestreo estratificado. Habrá más audímetros en la Comunidad de Madrid que en Extremadura, ya que Madrid tiene mayor proporción de población. Del mismo modo, se respetan otras variables demográficas (como edad y sexo) para que la muestra sea representativa.

En España se usan audímetros activos (necesitan la participación del espectador). Hay que indicar mediante un mando qué miembros del hogar están viendo en ese momento el programa. Si vienen invitados, también se deben especificar. Los datos relativos al consumo de TV se almacenan en un disco duro, y en torno a las 3 de la madrugada se envían automáticamente a la central, y se analizan comportamientos anómalos. Aunque los audímetros tienen capacidad para almacenar el consumo segundo a segundo, se ha aceptado que la unidad mínima de análisis sea el minuto, a fin de poder gestionar mejor los datos sin volverse loco. Un audímetro no sólo registra el canal de televisión que se está viendo, sino que también sabe si se está viendo un DVD o jugando a la Playstation. Actualmente, se ha adaptado la tecnología  para medir la audiencia de la TDT (ya que en la TDT, la misma frecuencia emite cuatro canales diferentes).

Hay que tener en cuenta que las plataformas de pago, como Digital+, son menos dependientes de los audímetros, ya que sus ingresos no dependen de la publicidad sino de las suscripciones de sus abonados. Además, realizan encuentas entre sus abonados para controlar qué canales tienen más audiencia.

Aunque al principio resulte raro acostumbrarse a usar un mando para especificar quién está viendo la tele, la mayoría de las familias se acostumbran rápido. La mayoría de los problemas de la medición derivan no de la muestra en sí, sino de la aplicación del sistema de muestreo. No todos los hogares aceptan tener un audímetro en casa (por cierto, son compensados con una serie de puntos canjeables por regalos que por lo visto no dan para mucho). Hay hogares que al poco tiempo deciden devolver el audímetro, y hay que buscar otro hogar equivalente. A lo largo de los 4 años que dura el muestreo, son mucho los hogares que hacen lo mismo, por lo que la muestra inicial se va reciclando y acaba perdiendo su representatividad. Aunque un problema mayor proviene de los hogares que se cansan de tener un audímetro pero no lo devuelven, y el uso desganado del audímetro refleja datos poco fieles a la realidad. Si dedicáis dos minutos a leer el post que acabo de enlazar, veréis un tercer problema muy grave: el de inventarse los datos de la muestra.

El resto de probemas deriva sobre todo de la definición de audiencia. ¿Hasta qué punto se puede considerar audiencia a alguien que simplemente está sentado delante de la tele, aunque esté leyendo o a otra cosa? Dejo la pregunta abierta.

La finalidad última de la medición de audiencia es vender publicidad. Cuanta más gente vea un programa, más caro será insertar un anuncio. Y claro está, esto conlleva una serie más de cuestiones: la gente hace zapping durante los intermedio, los datos se registran por minutos y en un minuto hay 2 ó 3 anuncios…  Son cuestiones de difícil respuesta y que normalmente se tratan siguiendo una serie de convenciones hasta cierto punto arbitrarias. Pero en fin, la planificación de la publicidad en los medios es un arte. Por algo les pagan.

NOTA: En los enlaces que hay a lo largo del artículo hay imágenes donde se ve cómo es un audímetro y el mando que se usa. Las noticias y artículos que contienen no son recientes, por lo que hay aspectos que no coinciden con lo que pongo aquí.

ACTUALIZACIÓN (10/07/2011): He reescrito el artículo para mis amigos de El Ninho Naranja. Contiene alguna información nueva extraída de los comentarios de esta entrada. Podéis leerlo aquí.

15 pensamientos en “El audímetro, ese gran desconocido

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Yo tuve audímetro en casa, uno enciende la tele y el aparato le dice, quién está ahí, te pregunta si estás sólo, etc. Lo malo es que si te despistas en contestar se pone a pitar como un móvil cuando se está quedando sin batería, va subiendo de volumen y de velocidad, lo dicho insoportable, sin contar que te abren la tele para colocar el aparatejo. Los regalos no son nada destacable y te mandan los puntos cada 2 meses, lo hacen a propósito porque cuando acabas con la medición estás tan hasta… de ellos que no pides nada, por no volver a ver la palabra Sofres. Espero que ahora con MyTns vaya mejor, pero hijos míos guardaos de los audímetros y de las empresas de audiencia, por si acaso.

    • En general, los pocos poseedores de audímetros contaban más o menos eso: que te tienen que abrir la tele (si eso supone perder la garantía, te cubren ellos las reparaciones), que el audímetro pita si no le dices quién está viendo la tele, y que te compensan con puntos pero que los regalos no merecen mucho la pena (no pueden dar dinero porque se pondría en entredicho la fiabilidad de la medición, pero al menos compensan las molestias, o lo intentan).

      Tylor Nelson (TNS) ha comprado Sofres, pero no sé hasta qué punto eso implica cambios, ya que creo que sobre todo al principio Sofres seguía operando con autonomía.

      Ah, y para evitar confusión: el audímetro es un aparato que está fuera de la tele (tiene el tamaño que viene a ser la mitad de un vídeo), pero para que funcionen tienen que instalarte algo dentro de la propia tele.

  3. Yo no dejaría que pusieran un trasto de esos en mi casa, y después de lo que ha dicho Johanna mucho menos. Prefiero las encuestas, que las contestas si quieres/cuando quieres. Que sí, que son un tostón, pero de vez en cuando se pueden soportar. Y ahí ya cada uno depende de su sinceridad. Si en vez de decir que has visto Salvame dices que has visto un documental de la 2, pues allá tu… igual así veríamos a Jorge Javier y a su tropa bailando como las tribus africanas (a veces hasta parece que lo hacen), en un esfuerzo de atraer la audiencia que los documentales “le han quitado”.

    Creo que ningun metodo de medición de la audiencia puede ser totalmente fiable. El audimetro por las razones que has dado, y las enquestas porque la gente miente.
    Entiendo que sea necesario saber cuales son las cadenas y programas más vistos, pero no me gusta la idea de que nos esten controlando constantemente.

    Una televisión a la carta, es lo que yo quiero. Hoy en día gracias a la TDT más o menos tenemos algo así, no? Si no es en un canal será en otro, pero al menos yo siempre encuentro algo que me interese. Y si no, siempre me quedará Natura. Y lo digo en serio, que yo sí que veo documentales!!!

    PD.Ah, respecto al post anterior. No encontre a Neal Stephenson en el Fnac de Donostia, asi que al final le regalamos un lribo de Edgar Allan Poe.

  4. Sinceramente no logro entender cómo no han aprovechado la implantación de la TDT para meternos un audímetro a todos en nuestras casas.

    El cable del TDT (El coaxial, el de antena de toda la vida) al fin y al cabo es el mismo que utiliza el Digital+, y si en éste puedes comprar partidos, significa que el canal es de doble sentido. Técnicamente nada podría impedir que se hiciera un registro en tiempo real del canal que se está viendo, y que se mandara esta información a una centralita de audiencias.

    Se acabaría así con los dichosos y “privilegiados” audímetros, y los datos de audiencia serían casi reales, salvo que mientras tienes puesta la tele esté uno en otros menesteres, y lo mismo nos llevaríamos más de una sorpresa respecto a quién ve y quien no ve la telebasura, que si por fuera estaría prohibida por ley.

  5. Para que el canal de la TDT fuese de doble sentido a lo mejor habría que instalar unos emisores en la antena de la casa, ya que el Digital+ va a través de un cable directo, pero por el mismo precio también nos podrían haber obligado a ponerlos, quien sabe.

  6. Puede sonar a chorrada lo que voy a decir, pero creo que desde hace bastantes años lo del audímetro sólo sirve para medir la edad media de los usuarios, que realmente ya tenemos puesto el audímetro en casa, pero llegado el momento de querer saber si hay un adulto delante de la tele viendo los dibujos o similar… de poco me vale hacer unos dibujos animados y poner publicidad de juguetes si sólo lo ven veinteañeros, a los veinteañeros que hayan sacado unas zapatillas rosas con lucecitas… como que no… no sé si me explico XDD

  7. Gracias a todos por la participación con vuestros comentarios y por manteneros dentro del tema.

    Como digo en el artículo, los audímetros tienen sus limitaciones, del mismo modo que las encuestas tienen otros incovenientes. Una vez te lo instalan, se sigue una política de privacidad de acuerdo a la Ley de Protección de Datos. En pocas palabras, nadie controla lo que ve Fulanito Gómez, sino que les interesa lo que ve un varón de 34 años, etc. En 1991, el diario ABC consiguió los nombres de los clientes de los audímetros y eso le costó la quiebra a la empresa que lo llevaba (que no era Sofres).

    Los audímetros sirven para que las cadenas programen su parrilla televisiva y su emisión de publicidad. El problema que dice Johanna suele ocurrir. Por tanto, saber qué canal tiene sintonizado la tele no es suficiente.

    En cuanto a lo que plantea Codorniz, yo había oído lo mismo, pero pregunté a mi profesor (que de esto sabe un rato) y me dijo que la tecnología actual de la TDT no ofrece señal de retorno. La TDT transmite por ondas hertzianas, no por cable, y básicamente lo que hace es comprimir la señal para aprovechar espectro radioelectrico. La interactividad que ofrece (teletexto, idiomas, etc) se “ejecuta en cliente”, por decirlo así.

    Gracias a todos

  8. Pingback: Los audímetros: qué son y cómo funcionan | El Ninho Naranja

  9. Pingback: La paradoja de la medición en la web | Un sitio en las nubes

  10. Pingback: Publicadas las audiencias televisivas de marzo de 2012 « We Are the Media

  11. Pingback: Audiencias televisivas de abril 2012 « Educación para el siglo XXI

  12. Pingback: El audímetro, ese gran desconocido | Impuls Grafic – Estudio de diseño Gráfico

  13. Pingback: El audímetro, ese gran desconocido | Impuls grafic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s