Modelos clásicos de financiación de las Industrias Culturales

Que nadie se lleve a engaño. No pretendo hablar de enrevesadas fórmulas de enriquecimiento de los grandes grupos multimedia. Tampoco voy a reinventar la rueda. Lo que viene a continuación son unas líneas de teoría muy básica sobre las Industrias Culturales, término que defiendo frente a otros como industrias del contenido o industria del entretenimiento. Antes de adentrarme en la relación de estas industrias con las redes digitales es mejor que empiece por el principio.

Hablo de Industrias Culturales en plural, ya que son varias y cada una tiene sus características. Y escribo el término con mayúsculas iniciales por deformación, ya que suelo encontrarlo así en la bibliografía sobre la materia. Estas Industrias Culturales se han agrupado tradicionalmente en torno a dos polos de referencia que ahora no son tan distantes. Estos dos polos (digamos unos modelos génericos que no son compartimentos estancos) son los productos editoriales por un lado, y la cultura de flujo por el otro. Intentad recordar cómo eran las cosas a finales de los 80 o principios de los 90 para comprender mejor estas formas de financiación.

Los productos editoriales incluye industrias como la fonográfica (discos), la editorial (libros) y la cinematográfica (cine y vídeo). Estas industrias basan su negocio en la venta de unidades individuales a los consumidores. Hablamos por tanto de una financiación directa, en la que el consumidor está pagando el total del coste de la copia. Algunas cosas que debemos tener en cuenta son:

  • Los costes de creación de estas industrias son muy característicos. El prototipo (producir una película o un disco, esto es, costes fijos) es muy caro, pero la distribución es relativamente barata (costes variables), y generar una nueva copia o conseguir un nuevo consumidor (coste marginal) es un aumento del coste insignificante.
  • Tradicionalmente estos productos estaban asociados a soportes materiales. Esto ha cambiado, y eso afecta a la estructura de costes. También hay que tener en cuenta que estas industrias se han basado siempre en la venta de copias, unas copias que aunque son fáciles y baratas de generar, deben rentabilizar toda la estructura de costes antes descrita. A esto le podemos sumar la dificultad de valorizar un producto basado en un trabajo creativo-artístico.
  • Las estrategias de estas empresas se basan en el efecto catálogo, en el que los superventas compensan los productos minoritarios. Esto permite que junto a best-sellers, blockbusters veraniegos y fenómenos musicales podamos encontrar productos fuera del mainstream, muchas veces a través de sellos (discográficos, editoriales) creados a tal efecto. La estandarización del consumo cultural que imponen este tipo de industrias y la función cultural que pueden o deben cumplir ofreciendo variedad es uno de los huesos duros del estudio de la Industrias Culturales.

Por otra parte tenemos la mencionada cultura de flujo, en la que incluimos a los medios de comunicación, como radio y televisión. Son empresas que se financian indirectamente, a través de la publicidad, subvenciones públicas (impuestos) o ambas cosas. Su negocio está en la fidelización de consumidores para obtener mayores ingresos por publicidad. Sus productos se basan en los programas que emiten, y el catálogo está inmerso en el propio flujo, es decir, en la programación. Podemos observar que:

  • La financiación indirecta hace que este tipo de industrias sean gratuitas para el consumidor, con la excepción de la inversión que tiene que hacer en hardware (comprar un televisor o una radio), y de fórmulas mixtas de financiación que veremos más adelante.
  • Los costes variables y marginales quedan reducidos prácticamente a cero. No hay distribución física, y el coste por nuevos espectadores u oyentes es nulo (salvo casos de ampliación de cobertura, en los que deben invertir en infraestructuras).
  • Estas industrias no están asociadas a soportes materiales como lo han estado tradicionalmente los productos editoriales.
  • Obviamente, existen sinergias entre varias industrias. Los ejemplos típicos son las discográficas con la radio y el cine con la televisión.

La prensa diaria (en papel) constituye un caso de modelo mixto, ya que posee características de los dos polos que he descrito. Es un medio de comunicación pero su flujo es discontinuo y hay que comprar ejemplares separados. Su financiación se costea entre la publicidad y el pago del consumidor (en el caso de los diarios gratuitos sólo por publicidad, pero no son tan completos como las cabeceras de pago). También han contribuido a introducir financiación mixta en los productos editoriales, al vender películas, libros o discos a precios reducidos (o sin coste alguno) de forma conjunta con el periódico.

La llegada de las redes digitales (no sólo internet, también la TV por cable o satélite) está suponiendo nuevas formas de financiación mixta para todo tipo de Industrias Culturales. Es el caso de la televisión, donde existen canales de pago (como el antiguo Canal+ analógico), pero también lotes de canales dentro de las plataformas de satélite, pay per view e incluso vídeo a la carta. En cuanto a los productos editoriales, aparte de las ediciones online de las cabeceras tradicionales de prensa, la cosa aún se está perfilando. Al principio se hablaba mucho de la desaparición de intermediarios, que más bien ha sido una re-intermediación (como consumidores, necesitamos a alguien que nos seleccione y empaquete el contenido, como podría ser Spotify). Además de la venta de unidades desligadas de su soporte (como hace iTunes), se están descubriendo nuevas formas de negocio que combinan la gratuidad y el pago por contenido.

Pero de todo eso iremos hablando en sucesivas entradas.

Un pensamiento en “Modelos clásicos de financiación de las Industrias Culturales

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s